VALENCIA

"El gol de Rodrigo al Getafe es el que más escuché en mi vida"

Miguel Ángel Román.

Miguel Ángel Román, narrador del partido de vuelta de cuartos de final de Copa explica a AS toda la narración, incluida la frase de la celebración de la Copa: "¡Tocó en Hugo Duro!"

-"Ahí va Jorge Molina que cabalga como si fuera un chaval, sigue Jorge Molina que pisa área, le puede pegar... el golpeo ¡tocó en Hugo Duro! ¡Tocó en Hugo Duro, que le negó el gol a su compañero! Y ahora la réplica inmediata del Valencia, qué bonito es el fútbol cuando se vuelve loco...Envío al área Gameiro, Rodrigo...¡Bueno, bueno, bueno, bueno!…" ¿Le suena?

-Me suena un poco. Es el gol que he narrado que más he escuchado en mi vida, cientos de veces. Lo he escuchado con mi voz, con la de otras personas, en tuits, en Instagram, en camisetas… Me mandaron hace poco hasta una camiseta con la narración impresa.

-¿Quién le iba a decir a usted que ese relato iba a ser uno de los iconos de un título valencianista?

-Estoy muy sorprendido, ya desde el día siguiente a aquel partido. El impacto de los goles se diluye en pocas horas. Pero con el gol de Rodrigo se ha hecho una bola. Es un gol que me persigue… en el buen sentido. Porque fue el resultado de un trabajo que hice.

-En 1999 el 'Probe' Miguel, en 2002 las pelucas naranjas, y el tiempo lo dirá, pero quizás la de 2019 sea la Copa del 'Tocó en Hugo Duro'…

-O del '¡Bueno, bueno, bueno…!' No lo sé pero desde el día que narré ese gol ya forma parte de la gente y la gente dirá lo que tenga que ser. Eso ya está hecho. Los periodistas no nos detenemos en lo que pasó y me centro en el hoy, que tengo que narrar partidos del Mundial sub-20. Estoy contento por cómo narré ese gol y en general por cómo transmitimos aquel partido junto a Cristina Bea y Alberto Edjogo. Lo que llegue a la gente del Valencia, no puedo saberlo.

-No quería enfatizar en Hugo Duro, pero parece que no le ha sentado muy bien todo este revuelo…

-Yo ya hablé con quien tuve que hablar. La narración fue respetuosa y descriptiva, nadie se puede sentir ofendido. Sí me hubiera gustado que se enfatizase más en otras partes pero basta con que lo diga para que aún se enfatice más en esto.

-Tiene usted un tuit fijado con la narración de ese gol con un mensaje: "Los narradores somos lo que quieran los partidos. Sólo hay que intentar latir a su compás y no molestarles demasiado". ¿Cómo latió aquella jugada?

-Los narradores no somos importantes y sí lo que sucede en el campo. Se trata de acompañarlo con la voz. Es como sacar a pasear a un niño. Aquella jugada fue un momento que no suele suceder en los partidos y así intenté transmitirlo. Fue una explosión de alegría. Metí por medio de una narración descriptiva esa frase: "¡Qué bonito es el fútbol cuando se vuelve loco!" que el gol la hace buena y el "¡Bueno, bueno, bueno…!" por lo que supuso la incredulidad de la acción.

-Muchos en Valencia comparan ese minuto de narración con aquel de Víctor Hugo Morales del gol de Maradona en 1986.

-¿Qué voy a decir yo? Me da hasta vergüenza la comparación. Esa fue la narración más conocida de la historia del fútbol. De todas formas no quiero que ese momento se convierta en un cliché porque entonces se me pediría que cada partido lo narré según ese cliché.

-¿Lleva la cuenta de los partidos que ha narrado?

-Hice 126 de Liga este año y 280 goles. Con todo la media es de 250-300 por temporada. Como llevo 10 años en esto, haga la multiplicación.

-De todos ellos, ese minuto es el que se va a recordar por mucho tiempo…

-Sí. Es la primera vez que me pasa. Yo estoy flipando desde aquel día. Tuvo un pico un gol de Pizarro en Champions, otro de Morales creo que fue al Betis. Pero como este nada. Y ahora que el Valencia ha ganado la Copa pues aún se ha multiplicado la cosa. Muchas veces pongo un tuit que no tiene nada que ver y recibo cuatro mensajes instantáneos que me dicen: "Bueno, bueno, bueno…" o "qué bonito es el fútbol cuando se vuelve loco…".

-¿Cómo vio la final?

-Pues yo pensaba que iba a ganar el Valencia por varias razones. El Valencia estaba en el pico alto tras meterse en Champions y el Barcelona de bajón, tras lo de Anfield. El subidón del Valencia y el creer en esta Copa le dio la victoria.

-¿Cómo habría narrado el segundo gol de Rodrigo?

-Así en frío es difícil pero ese momento fue cuando el Valencia estaba en su punto álgido en el partido y estaba en plena felicidad, tras marcar el 0-2. Habría que haberlo cantado siguiendo esas pautas.

-Nos vemos el próximo año en Mestalla…

Ojalá y si no, el deporte nos unirá por otros caminos.