Competición
  • Premier League
  • Liga Portuguesa
Premier League
Liga Portuguesa

BARAKALDO-HÉRCULES

Lasesarre, primera parada en el sueño por el ascenso

Lasesarre, primera parada en el sueño por el ascenso

FITO GONZALEZ

DIARIO AS

Un Barakaldo atrevido y rocoso examina a un Hércules (18:00 horas) que podrá contar con su once de gala salvo el lesionado Chechu Flores.

EI Hércules ha estado dos años sin probar un playoff. Hoy regresa a ese punto que jamás debió abandonar. El camino hacia Segunda se inicia en Barakaldo. También comienza la terapia para borrar de la mente aquella tarde calurosa de junio cuando el Cádiz ascendió en el Rico Pérez. Es el momento de olvidar el pasado y de quitarse los miedos. Álex Muñoz ya no volverá a resbalarse, aquello forma parte de la historia negra y este Hércules es otro, rejuvenecido e ilusionado. Ambicioso y generoso. Comprometido y ganador.

Planagumà y su tropa han hecho méritos para ganarse un voto de confianza y pensar que puede ser el año. Los esfuerzos, más que nunca, se centran en pensar en el día a día, esquivando el vértigo que genera meditar sobre las seis semanas de travesía por el desierto que restan para tocar el cielo.

El Hércules inicia su andadura contra una roca. El Barakaldo es aguerrido y rocoso, pero vertical y atrevido, dice Planagumà. Nadie destaca por encima del resto, pero han hecho del compromiso su principal virtud. Eso llevó a Lasesarre a colarse entre los cuatro primeros y a soñar con el ascenso. Al equipo de Larrazabal, como al Hércules, le cuesta ver puerta. Pero tiene pocas grietas, como el equipo de Planagumà. En muchos aspectos parecen dos clones, aunque el Hércules confía mucho más en la inspiración de sus individualidades. En Benja, Carlos, Alfaro.... Y hasta en Falcón, el santo que lleva de guardia todo la temporada.

Lasesarre huele a fútbol por todos los costados, así que no hay excusas para acomodarse. Planagumà lo sabe y pondrá su once de gala. Salvo Chechu, es el equipo que recita todo el mundo de carrerilla. Larrazabal también tiene a todo su ejército a su disposición. Además, ha tenido tiempo de sobra para dosificar esfuerzos. No encajar y meter un gol es el plan soñado por el Hércules. Los pensamientos del Barakaldo son similares. Nadie olvida que la eliminatoria es de 180 minutos y el Rico Pérez espera.