Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Premier League
Serie A
Bundesliga
Liga Holandesa
FINALIZADO
Twente Twente TWE

2

Heracles Heracles HCL

3

BARCELONA

Messi, desde 2015 sin hablar en las instalaciones del Barça

Messi, desde 2015 sin hablar en las instalaciones del Barça

Ion Alcoba Beitia

©GTRESONLINE

El capitán del Barça comparecerá mañana junto a Valverde y Piqué a las 17:00 para animar a la tropa azulgrana. Es la primera vez que habla desde el desastre de Anfield.

El Barça anunció este jueves que Messi comparecerá un día antes de la final (17.00) junto a Ernesto Valverde y Gerard Piqué en la rueda de prensa previa de la final de Copa ante el Valencia. Lo que no debería ser noticia lo es, sin duda. No se recordaba una intervención del argentino en las instalaciones del club desde la ida de la semifinal de la Champions de 2015, cuando el Barça tumbó al Bayern 3-0 con una actuación memorable del argentino. Aquella aparición se interpretó entonces como una manera de contraprogramar y quitarle foco a Guardiola, entonces entrenador del Bayern y con el que el final de la relación en el Barça fue algo fría pese a aquella imagen del argentino abrazándole para dedicarle uno de sus últimos goles con Pep como técnico.

Messi sale, al fin, después del desastre de Anfield, que le dejó seriamente tocado durante unos días. Cuentan que pasó el vuelo de regreso refugiado en su inseparable Pepe Costa, sintiéndose culpable de lo que había pasado enLiverpool, donde no dio continuidad a su partidazo en la ida. Aunque este año en su nuevo papel de capitán se ha prodigado más en los flash interview, Messi no habló después del 4-0 en Liverpool ni tras los partidos ante Getafe y Eibar.

La intervención de Messi se produce en un momento de decepción del barcelonismo, que pese a conquistar LaLiga y tener la oportunidad de sumar el noveno doblete de la historia ha quedado tocado por el histórico mazazo de Anfield. A Messi le tocaba coger el micrófono y levantar la moral de la tropa culé antes de la final. Sólo hace falta darse una vuelta para entender que la afición del Barça está viviendo con mucha frialdad los días previos a la final. Messi sabe que su sola presencia dispara el ánimo entre la gente, más como está el equipo apuradísimo por las bajas.

Repuesto como parece del golpe, Messi puede levantar su tercer título como capitán en el Barça, además de su título 35. Este año ya ha ganado Supercopa y LaLiga. Y está en la final de Copa. Sucede que el efecto Champions está resultando de unos efectos devastadores para el barcelonismo. Obsesionado como estaba el mismo Messi este verano cuando prometió hacer lo posible por devolver al Camp Nou “esa copa tan linda y tan deseada”, se trata de hacer entender a la gente que el club está en puertas del noveno doblete de su historia y debe valorarse. El primero que debe creerse ese discurso es Messi.