Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • MotoGP
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Holandesa
  • Moto3
Liga Endesa ACB
EN JUEGO
Baxi Manresa MAN

55

Iberostar Tenerife TEN

75

Kirolbet Baskonia BAS

-

Coosur Real Betis BET

-

Montakit Fuenlabrada FUE

-

UCAM Murcia MUR

-

Valencia Basket VAL

-

Unicaja MAL

-

Premier League
Liga Holandesa
EN JUEGO
Zwolle Zwolle ZWO

2

ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

1

Groningen Groningen GRO

-

Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

-

FC Emmen FC Emmen EMM

-

Fortuna Sittard Fortuna Sittard FSI

-

Feyenoord Feyenoord FEY

-

Heracles Heracles HCL

-

ATHLETIC-CELTA

Susaeta, Iturraspe y Mikel Rico, arropados y manteados

Susaeta, Iturraspe y Mikel Rico, arropados y manteados

Athletic

En el minuto 78, el extremo eibartarra suplía a Muniain, que le entregó el brazalete ante el delirio del respetable. Al final, ovaciones, regalos y reconocimientos al trío de leones.

Javier R. Beltrán Seguir

EI triunfo ante el Celta allanó el homenaje y las despedidas de tres leones con pedigrí, Susaeta, Iturraspe y Mikel Rico. El capitán, como últimamente, era el único convocado del trío, y se hizo esperar su entrada al campo. Antes, en el descanso, entregó el One Club Man. Paradojas del destino.

En el minuto 14, el mítico dorsal de Susaeta, hubo un primer recordatorio para el capitán rojiblanco, que seguramente cruce el charco en verano para jugar en USA como Iraola. La grada se levantó de sus asientos en cuanto Susaeta, que tenía una pancarta en el fondo sur con el lema ‘1991-2019 eskerrik asko’, se puso a calentar en la banda a los diez minutos de la segunda mitad. Garitano, que estaba a lo suyo ante el Celta, introdujo su primer cambio con Córdoba por Ibai, mientras un sector amplio de grada voceaba el deseado “Susaeta, Susaeta”. En el minuto 78, el extremo eibartarra suplía a Muniain, que le entregó el brazalete ante el delirio del respetable, que subió la emoción ambiental con la salida de Aduriz por Williams.

Tras el pitido final de Estrada Fernández, Los leones se enfundaron las elásticas con los dorsales de Susaeta, Itu y Rico, dibujando, con el cuerpo técnico, un pasillo en su honor con San Mamés fundido en una ovación cerrada, eterna. Vuelta al rectángulo, seguidos por sus compañeros, hablando en la grada de la ‘Herri Harmaila’ y manteos.