LEGANÉS

Apelación perdona a Gumbau una amarilla un mes después

Apelación perdona a Gumbau una amarilla un mes después

Antonio Pozo

PRESSINPHOTO/GTRES

El Leganés recurrió la cartulina que vio contra el Alavés el 7 de abril. Era la cuarta tarjeta y dejaba al mediocentro al borde de la suspensión. Competición desestimó las primeras alegaciones.

Es el Leganés club empecinado, amante de las hazañas difíciles y, a veces, imposibles. Los pepineros jamás cejan en su empeño, da igual que sea sobre el césped que en los despachos. Lo ha demostrado el llamativo perdón por el que Gerard Gumbau, mediocentro de los blanquiazules, se ha librado de una amarilla que le mostraron hace ya más de un mes.

Contra el Alavés, en el partido que se jugó el 7 de abril en Mendizorroza, el catalán vio la cartulina por una falta que sobre Tomás Pina, pivote de los babazorro. La tarjeta suponía la cuarta de Gumbau, que, por lo tanto, pasaba a estar apercibido de sanción en caso de ver otra cartulina más. En Butarque entendía que aquella acción no era merecedora de tarjeta. Así que esa misma semana el Leganés anunció que reclamaría a Competición para que le liberasen del castigo.

El escrito de alegaciones presentado entonces por el Leganés fue rechazado por Competición. Pero el Lega, lejos de rendirse, sabedor de que esa tarjeta podría ser relevante en el tramo final de temporada, quiso insistir en su reclamación y elevó recurso en segunda instancia al Comité de Apelación. Ha sido este organismo el que ha dado la razón a la petición de los pepineros, aunque con casi un mes de diferencia entre el partido y la resolución, algo que ha llamado la atención.

Así pues, Gumbau, que desde que vio esa cuarta amarilla ahora perdonada ha jugado dos partidos sin amonestación (Villarreal y Athletic), podrá competir en los dos próximos encuentros de Liga sin temor a que una amarilla le impida jugar el siguiente duelo o incluso el inicio de la temporada que viene.

Éxito en los despachos

Ésta no es la primera vez que el Leganés logra levantar una sanción a uno de sus futbolistas en los despachos. De la mano de Martín Ortega, director general, han sido varios los episodios en los que han conseguido un indulto, en ocasiones, más que importantes, como el que permitió a Alexander Szymanowski jugar el último partido en Anduva la campaña del ascenso a Primera.

Una jornada antes, contra el Llagostera, el argentino vio una amarilla que le acarreaba sanción, pero el recurso del Leganés consiguió que se la perdonaran y el argentino pudo estar en aquel histórico partido contra el Mirandés.