Competición
  • Tour Francia
  • International Champions Cup
  • Copa Argentina
International Champions Cup
Copa Argentina
Mitre Mitre CAM

-

Estudiantes Estudiantes EST

-

Gimnasia La Plata Gimnasia La Plata GLP

-

Defensa y Justicia Defensa y Justicia DYJ

-

LIVERPOOL 4-BARCELONA 0 (4-3)

Cuatro ridículos en tres años: París, Turín, Roma y Liverpool

La mayor remontada en una semifinal de Copa de Europa en la era Champions culmina una serie de partidos espantosos del Barça lejos del Camp Nou.

El batacazo del Barça en Anfield no puede ser tomado como una casualidad. La mayor remontada en una semifinal de Copa de Europa en la era Champions (la otra la había firmado precisamente el Barça) culmina una serie de partidos espantosos del Barça lejos del Camp Nou. Cuatro ridículos de los que sólo poner remedio en uno. La noche del 4-0 en París se curó con el milagroso 6-1 de Sergi Roberto, pero a esta escalada de desastres de alta gradación Richtter le siguió un partido calamitoso en Turín que puso punto final a la trayectoria de Luis Enrique (aunque ya había anunciado su adiós). El 3-0, con Dybala campando a sus anchas y el sistema de tres centrales naufragando, dejó al Barça fuera de la temporada 2016-17.

Lo del año pasado fue peor. Con un 4-1 rumbo a Roma, y ante un equipo previsiblemente inferior, el Barça desapareció del Olímpico de Roma, donde en un partido parecido al de Liverpool, quiso dejar que pasaran los minutos mientras su rival iba cogiendo fuerza a base de goles y del empuje de su gente. Dzeko, De Rossi y Manolas firmaron un 3-0 que amenazó con consecuencias gravísimas en el Barça. Tanto como para que su presidente, Josep Maria Bartomeu, filtrase que la situación de Valverde no estaba asegurada ni aunque hubiese doblete.

Un contexto parecidísimo al de la derrota de Anfield. El 4-0, a puertas de las finales de Copa y con el Barça cerca de la final de Copa, es el cuarto desastre acumulado en tres años para un equipo que manda en su Liga pero que en Europa, donde la proyección mundial se multiplica, no deja de acumular ridículos.