ESPANYOL-ATLÉTICO

1x1 del Atlético: los errores condenan a un equipo sin alma

El equipo rojiblanco cayó contra el Espanyol. Griezmann perdió el balón en el primer gol, donde Pedrosa superó a toda la zaga. Rodrigo erró en el segundo.

El Atlético no supo asegurarse la la segunda plaza pese a que le valía con empatar ante el Espanyol. La falta de intensidad ante un final de temporada con poco en juego fue determinante, con dos errores de bulto de Griezmann y Rodrigo en balones fáciles que propiciaron los goles del equipo catalán al coontrataque y un penalti que convirtió Borja Iglesias en el tercer gol de los locales. Pedrosa estuvo imparable por la banda izquierda rival y el Atlético estuvo irreconocible.

En la primera mitad Simeone utilizó un sistema de juego donde en ataque Rodrigo iniciaba las jugadas como pivote mientras Saúl y Koke se desplegaban en ataque en zona de peligro. En defensa el '8' se insertaba en el doble pivote para ayudar a Rodrigo. La recaída de Savic en el primer gol del Espanyol provocó que entrase Correa y Saúl pasase al centro de la defensa durante quince minutos, pero el segundo gol de los pericos conllevó la entrada de Montero y Vitolo por Rodrigo y Lemar con el ilicitano de nuevo al medio. Griezmann acabó jugando en la derecha con Correa formando doble punta con Morata, pero no hubo forma de ver a un buen Atlético. 

Oblak: No pudo hacer nada en el despeje de Godín contra su portería. Borja Iglesias le regateó con maestría en el segundo gol de los pericos. No tuvo colaboración de sus compañeros. Dejó su gran parada de todos los partidos en el minuto 65. De nuevo tuvo que evitar el tercero del Espanyol en el 68, pero no pudo hacerlo en el penalti lanzado por Iglesias. 

Juanfran: Le ganó la partida a Arias, con quien se está alternando últimamente todos los partidos uno para cada uno. No estuvo nada preciso en el encuentro. El gol de Godín en propia le pilló fuera de sitio, aunque fue a partir de una pérdida de Griezmann cuando le buscaba en el pase situado como extremo. No pudo parar a Pedrosa en ningún momento. El árbitro decretó como penalti un ligero empujón de Juanfran en en minuto 88. 

Savic: Superó las molestias musculares que le convertían en duda, pero recayó en la última jugada de la primera mitad que supuso el gol del Espanyol. Pedrosa le superó en velocidad y el montenegrino se rompió. En sus 45 minutos acompañó a Godín en el centro de la defensa. Estuvo cerca de marcar en el minuto 12 a las salida de un córner, pero su remate se marchó fuera. Su sustituyo fue Correa en un cambio muy ofensivo. 

Godín: Cada partido que pasa parece acercarse el adiós del capitán rojiblanco. En el que podría haber sido su antepenúltimo encuentro con la camiseta del Atlético, Godín tuvo la mala suerte de marcarse en propia al borde del descanso cuando intentaba despejar el centro de Pedrosa. Hasta el momento estaba muy seguro liderando la zaga y fue un coloso en el juego aéreo. Con el cambio de Savic pasó a jugar en el perfil derecho junto a Saúl. 

Filipe: Volvió a completar un partido tras mucho tiempo sin hacerlo. Sólo pudo asomarse con peligro una vez en ataque y estuvo discreto, como todo el equipo. 

Saúl durante el partido contra el Espanyol.

Rodrigo: Regresó al once tras descansar de inicio contra el Valladolid. Con la función de ser el ancla del equipo, debía ser el iniciador de juego permitiendo el despliegue de Koke y Saúl en la primera mitad para que se descolgasen en busca de participar en tres cuartos de campo. Un grave error en el inicio de la segunda mitad, entregando el balón a un jugador rival, acabó suponiendo el gol de Borja Iglesias. Fue sustituido muy poco después para dar paso a Montero y volver a trasladar a Saúl al medio. 

Saúl: Volvió a comenzar en el doble pivote, acompañado esta vez por Rodrigo. En defensa ayudaba al '14' y en ataque se desplegaba buscando la espalda de la defensa. Una protesta le costó la tarjeta amarilla a los 18 minutos. Crece cuando aparece más cerca del área rival y cuando puede correr con metros, recibiendo una entrada muy dura de Marc Roca, que acabó en tarjeta amarilla. Tras el descanso pasó a jugar en el centro de la defensa acompañando a Godín. Quince minutos después volvió al medio con la entrada de Montero por Rodrigo. Es habitual ver a Saúl cambiar de posición constantemente durante los partidos, quizás en exceso.

Koke: Partiendo desde una banda, trababa de entrar en juego por medio cada vez que era posible. A punto estuvo de aprovechar en el minuto 12 un error en el blocaje de Diego López. No fue capaz de entrar en juego con asiduidad y tuvo un partido gris en la iniciación de juego.  

Lemar: Se ha hecho con la titularidad indiscutiblemente tras regresar de lesión. En su tercer partido consecutivo en el once intercambió las bandas buscando dificultar la atención de la zaga perica, aunque concentrándose en la izquierda donde le gusta recibir para encarar al lateral rival. Probó portería en el minuto 41 con un disparo que Diego López envió a córner. Fue sustituido a la hora de partido sin pena ni gloria. 

Griezmann: Pese a un inicio participativo, fue desapareciendo en la primera mitad. Un mal cambio de juego acabó propiciando el primer gol del Espanyol, recibiendo la pelota Pedrosa y arrancando desde su campo para plantarse en área rival. Cuando no está bien el equipo le echa mucho de menos, pero no fue capaz de crecer y mostrarse más con el marcador en contra, pasando a la banda derecha y dejando arriba a Correa. Se le exige más en momentos de crisis del equipo. 

Morata: Tuvo la primera gran ocasión del partido con un mano a mano que el mismo se generó a los dos minutos, pero no remató esquinado y Diego López evitó el gol. Diez minutos después volvió a estar ceca del gol, pero no conectó bien el cabezazo. Fueron dos ocasiones claves para intentar adelantarse en el marcador. Después de eso se apagó. 

Correa: Entró en el descanso por la lesión de Savic para ocupar la banda derecha. Marcó un gol que metía al Atlético en el partido, pero fue anulado por mano. Pasó a jugar en segunda punta con Griezmann en la derecha. No fue revulsivo. 

Montero: Entró con el marcador desequilibrado por el Espanyol para que Saúl regresase al medio. El equipo estuvo volcado y se quedó en varias ocasiones como último hombre. Poco pudo hacer atrás.

Vitolo: Simeone recurrió a él para la última media hora en busca de la remontada. No varió en nada la trayectoria del partido.