Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores

REAL MADRID

El Madrid planea gastar 540M€

Ya ha gastado 50M€ en Militao pero le faltan los principales nombres de la lista: Pogba, Hazard, Eriksen, Ndombele y Jovic... Está buscando soluciones para un verano que será carísimo.

Si el Real Madrid quiere completar su ambicioso proyecto para la 2019-20 va a tener que gastarse cerca de 540 millones de euros en fichajes. El club y Zidane tienen identificados los objetivos (Pogba, Hazard, Eriksen, Ndombele y Jovic) que se unirán a un futbolista ya fichado que se incorporará en verano: Militao (21 años).

El Madrid sabe que el fichaje más costoso y complicado será el de Pogba (26). Según informaciones de la Prensa británica, el United pedirá 150M€ por el francés. Por Hazard (28), el Chelsea quiere 112M€ aunque acaba contrato en 2020, la misma situación que vive Eriksen (27). En su caso, y aunque como informó AS el Tottenham pretende ingresar más de 100M€, el club blanco estima su valor en 85M€, teniendo que en cuenta que no es un top-10 mundial como Hazard. No obstante, el precio del danés podría elevarse si consigue remontar al Ajax y plantarse en la final de la Champions, un escaparate planetario...

A esos tres nombres hay que añadir el de Ndombele (22), por el que el Lyon querría 80M€, y Jovic (21). Como publicó este periódico el pasado 19 de abril, las conversaciones por el delantero serbio están avanzadas y su coste está cifrado en 60M€. El total por los cinco asciende a 487M€, a los que hay sumar lo pagado por Militao (50M€). Casi 540 millones de euros...

Romper la hucha...

Una inversión considerable que superaría lo gastado en 23 fichajes en los últimos cinco años (453M€). Para afrontar un verano de este calibre, el Madrid tendrá que tirar de varios recursos. Por un lado, los fondos en caja (150M€, según las cuentas del club), por otro lo que logre ingresar por la venta de futbolistas (Bale, James, Kovacic...) y a todo ello unirá el nuevo contrato con Adidas, que se anunciará en breve y reportará a la entidad más de 100M€ anuales.

Pero necesitará más fondos. También acudiría a solicitar nuevos créditos bancarios, que se sumarían al préstamo ya concedido de 575M€ para el nuevo Bernabéu, aunque el club logró una carencia de tres años, por lo que no tendrá que empezar a devolverlo hasta 2022. Un balón de oxígeno sin el que no podría afrontar los dos grandes frentes en los que se ha metido: remodelar profundamente la plantilla y empezar las obras del estadio.