RFEF

Rubiales aprueba sus cambios con mayoría, Cerezo y Bartomeu le apoyan y LaLiga impugnará

La RFEF sacó adelante la modificación de la Copa, la Supercopa y la nueva Liga Femenina, además del calendario. Cerezo le apoyó tras su no en LaLiga. La patronal podría recurrir.

La Federación aprobó la reforma de las competiciones que Luis Rubiales ya avanzó en febrero y que ha tenido enfrentada a su institución con LaLiga, más si cabe, desde entonces. Tras la votación efectuada en la Asamblea celebrada en Las Rozas, una mayoría absoluta respaldó cada uno de los puntos del nuevo plan elaborado por un presidente que en 17 días cumplirá su primer aniversario en el cargo. Así, la Copa, la Supercopa de España y la Liga Femenina serán reestructuradas a partir de la próxima temporada si el CSD y los tribunales no dicen lo contrario. Tebas estudia si impugnar a un organismo o a los dos.

De los 141 asambleístas, acudieron algo más de cien. La Asamblea cuenta con 20 clubes profesionales y fallaron una docena pese a que se especuló con que todos darían plantón a Rubiales. LaLiga aprobó la semana pasada posicionarse pública y oficialmente contra su estrategia en una votación efectuada en la sede de la patronal que salió adelante por unanimidad y con los únicos votos en contra de Madrid y Barça. Sin embargo, esa unión no se repitió ayer. Acudieron a la RFEF Atlético, Barcelona, Espanyol, Athletic, Zaragoza, Oviedo, Elche y Albacete. No lo hicieron otros como el Madrid, Betis y Valladolid, pese a estar en la Junta. El Valencia llegó a enviar un burofax para mostrar su desacuerdo con la Supercopa ya que, según denuncia, supone a una alteración de los derechos adquiridos este curso. Resultaron curiosos los casos de Atlético y Espanyol: votaron a favor de las nuevas competiciones de la RFEF, cuando habían apoyado lo contrario en LaLiga. Bartomeu sí mantuvo la misma postura en ambas instituciones. El Madrid, que se ratificó en contra de Tebas hace días, no acudió a la Ciudad del Fútbol.

Con la aprobación de las nuevas competiciones, Rubiales estaba radiante: “Se hace con transparencia y va a beneficiar a todos. Si alguien impugna puede dañar a terceros”. La Supercopa pasará a ser una final a cuatro y se jugará en enero en el extranjero. La Copa será a partido único hasta las semifinales, jugando en casa del equipo de menor categoría. Tendrá 116 equipos en vez de 83 y, desde la primera ronda, habrá equipos de Regional. También se refrendó el próximo calendario. Además, Rubiales aprovechó la Asamblea para aclarar, a veces de forma rotunda, cómo están las negociaciones sobre el Convenio de Coordinación con LaLiga que caduca en junio. Lo hizo apoyado en un vídeo de cinco minutos y con una lista de matizaciones a lo que, según la RFEF, dice LaLiga. “La mentira tiene los pies muy cortos”, llegó a sentenciar a modo de dardo.

El objetivo de la RFEF es recuperar varias de las 13 competencias que le cedió en época de Villar (a cambio de contraprestaciones), tales como la programación de los horarios (Rubiales no quiere los lunes), el modelo de balón (LaLiga ya ha firmado con Puma) y el naming (Liga Santander hasta 2021). La intención de la RFEF es revisar a fondo el convenio vigente desde 1990 que Padrón, exvicepresidente, y Tebas renovaron el 11 de agosto de 2014. De momento, la RFEF y LaLiga han tenido que recurrir al CSD para que haga de mediador. Tras dos reuniones sin éxito ya hay otra marcada para el 6 de mayo. María José Rienda les ha pedido a ambos un borrador de lo que debería ser el próximo convenio.

Copa: pasa de 83 a 116 equipos y partido único hasta semifinales

Se disputará a partido único hasta las semifinales. Habrá una ampliación de equipos. De 83 a 116. Habrá dos jornadas menos de competición. Los partidos se jugarán en el estadio del equipo de inferior categoría. Si el enfrentamiento es entre clubes de la misma categoría, jugará en casa el que salga primero en el sorteo, que se celebrará teniendo en cuenta la proximidad geográfica. No se podrá jugar en césped artificial a no ser que ambos equipos no sean profesionales. La semifinal será con ida y vuelta. La final será el 18 de abril. Para acceder a ella, se disputarán seis rondas eliminatorias. En la primera ronda, los 38 de Primera y Segunda se medirán a los de Regional, Tercera y semifinalistas de la Copa RFEF. Los restantes, con los clubes de 2ªB. Los que jueguen la Supercopa se unirían en 1/16.

Supercopa: Final a Cuatro fuera, en enero y con 5 millones de euros en premios

Será una final a cuatro en una única sede desde la próxima temporada, con los dos primeros de Liga y los finalistas de Copa. Se jugará en el extranjero (hay ofertas de Arabia Saudí y EE UU) y se celebrará en enero. En la primera edición de esta nueva era las semifinales serán el 8 y el 9 (la primera entre el ganador de Copa contra el segundo de Liga, y después el ganador de Liga ante el subcampeón de Copa). La final será el domingo 12 y no habrá tercer y cuarto puesto. En caso de que un equipo gane LaLiga y la Copa, el derecho de acceso recaerá en el siguiente clasificado de Liga. La RFEF barajó que ese derecho fuera para el semifinalista de Copa con mejor coeficiente, pero cambió su plan. Así, se despejaría agosto y sólo se necesitaría liberar un domingo de enero. Los clubes van a gastos pagados. La RFEF recaudará el 30% (como FIFA en sus competiciones) de los más de 20 millones al año que se pueda ingresar. Cada semifinalista se llevará 800.000 euros. El ganador, dos millones. Y el finalista, 1,4. Habrá un millón extra para los más modestos por la comercialización de la competición.