LEGANÉS

El Zhar se reivindica de penalti tras seis meses sin ser titular

El Zhar se reivindica de penalti tras seis meses sin ser titular

ANGEL SANCHEZ

DIARIO AS

El atacante del Leganés defendió con vehemencia su derecho a tirarlo ante Gumbau. No marcaba desde septiembre. Gol simbólico tras no tirar el penalti de Butarque ante el Villarreal.

Nabil El Zhar agarró el balón con ganas. Lo quería para él. Ese penalti era suyo. A su lado, Gerard Gumbau trataba de convencerle. El gerundense también es especialista desde los once metros. No hubo forma. Nabil lo tenía claro. Él y nada más que él tiraría ese lanzamiento que se sirvió para recortar distancias contra el Villarreal (2-1) y, en el caso del extremo marroquí del Leganés, para poner fin a una sequía en Liga que duraba desde el 26 de septiembre. El día que comenzó a mutar de titular intocable, a pieza secundaria en los planes de Pellegrino. La paradoja que castiga a este atacante de 32 años. 

Esa noche de otoño recién estrenado el Leganés le ganó 2-1 al Barça. El Zhar marcó aprovechando un gran centro de Jonathan Silva, que jugó de carrilero por primera vez. Porque por primera vez el Leganés jugó con defensa de tres centrales. Y sí, aquella primera vez también para ganarle al Barça, lejos de aupar al franco-marroquí, sirvió para empezar a horadar su hueco en el banquillo pepinero. 

Pellegrino acabó suprimiendo la línea de cuatro en el medio y Nabil fue el sacrificado. Su última titularidad en Liga data de apenas un mes después de aquel gol a los blaugrana. El 3 de noviembre El Zhar compitió de inicio ante el Atlético de Madrid, pero ya no ha vuelto a salir de partida en un duelo de la regularidad. En total, 170 días sin competir de inicio en Liga. Casi seis meses. 

Un periodo demasiado largo sólo saciado con la Copa: ante el Rayo, en Vallecas, volvió a mojar. Aquella del 4 de diciembre fue su última vez.

La revancha de la primera vuelta 

Por eso El Zhar tenía claro que ese penalti era suyo. Por eso y por lo simbólico que tenía marcarle al Villarreal en esta suerte. En la primera vuelta, en Butarque, también se señaló una pena máxima que, finalmente, lanzó Carrillo. El argentino falló y aquel partido acabó en derrota (0-1). Tocaba desquitarse ante el rival favorito de Nabil como pepinero. 

Desde que fichó por el Lega en el mercado invernal de 2017, le ha hecho tres de los nueve goles que ha marcado con la zamarra blanquiazul. La que quiere vestir de nuevo de inicio. Por la que se reinvidicó en La Cerámica con un penalti que, desde que se señaló, agarró con ganas.