Competición
  • Clasificación Eurocopa

REAL SOCIEDAD 1 - EIBAR 1

El 1X1 de la Real: Juanmi a los 12 segundos y se apagó la luz

Juanmi no llega a un remate

AMAIA ZABALO

DIARIO AS

Los txuri-urdin sacan petróleo del tempranero gol del delantero malagueño en una mala actuación en general de todo el equipo de Imanol Alguacil.

Rulli: Ha perdido el ‘ángel’ con el que comenzó la temporada. Flojo partido, no transmitió seguridad a su defensa, estuvo dubitativo una vez más en los centros laterales, y sólo los palos evitaron que recibiera tres goles.

Zaldua: Poca aportación en líneas generales, pero brega y entrega en todo momento. Le dieron por todos los lados, sufrió por su banda, pero se fajó en todas las disputas. Al final pudo un buen balón a Pardo que llevaba mucho peligro.

Aritz Elustondo: Mejor en la primera parte que tras el descanso. De más a menos, esta vez le costó sujetar a Cardona y Enrich. Provocó la falta del gol del empate de Jordan.

Llorente: Imponente por arriba en los primeros minutos, jugó condicionado después por la tempranera amarilla que vio. Tenía que haber sido más contundentes en las disputas en la segunda parte. Buen balón en largo a Oyarzabal en el 1-0.

Aihen Muñoz: Mal partido en general. Se complicó él solo en acciones puntuales con el balón y recibió la reprimenda de Alguacil. Mantuvo el tipo ante jugadores más hechos en Primera y con más fuerza, pero desplegó su buen hacer táctico, lo que le salvó de algunos errores en la salida de balón. Debe mejorar para ser más consistente y regular, pero condiciones tiene para ello.

Zubeldia: Estuvo sobrio en la primera parte, sin alardes. Gris como el resto del equipo tras el descanso, totalmente superado por la medular del Eibar y llegando tarde a todas las disputas. Seguramente influyó el esfuerzo que tuvo que hacer para jugar habiendo estado tocado toda la semana. De hecho, acabó el partido de nuevo lesionado.

Merino: Pobre partido del navarro. Muy voluntarioso, pero equivocado en sus acciones. Ayudó poco en tareas defensivas, al llegar tarde y mal a las disputas, y perdió demasiados balones entre líneas que impidieron a la Real llegar con garantías a la portería de Dmitrovic.

Sangalli: Buena pared con Juanmi en el gol del 1-0, buena presencia en la medular al principio, pero después se difuminó y no estuvo al nivel que nos tiene acostumbrados. Enredado en la tela de araña planteada por el Eibar en el centro de campo.

Oyarzabal: Gran parte del mérito del 1-0 es suyo. Tiene fe en cada disputa y eso le llevo a ganar el balón que habilita a Juanmi para marcar. Lo intentó siempre, no se escondió nunca y tras el descanso, fue el único que puso algo de chispa al ataque de la Real. Eso sí, le faltó siempre un puntito para terminar las acciones que protagonizó. Marcó dos goles bien anulados en fuera de juego, el segundo en el minuto 93 que daba esperanza a su Real.

Barrenetxea: Mal día para que el juvenil (tiene 17 años) donostiarra debutara como titular. Cote, con toda su experiencia en Primera, lo ató en corto, le marcó muy encima y apenas pudo desplegar toda su calidad con regates y velocidad. Dejó detalles de su enorme potencial, tuvo una buena opción para servir el 2-0 a Oyarzabal, demostró rapidez en sus acciones, pero fue sustituido antes de la hora de juego.

Rubén Pardo: Salió para tener más el balón, pero le faltó personalidad para desactivar la presión alta y la intensidad del Eibar. No logró mejorar las prestaciones del centro de campo de la Real, ni rebajó su sensación de agobio. Poca aportación y pocas soluciones. Eso sí, pudo marcar al final descolgándose desde la segunda línea y rematando arriba una pelota franca al punto de penalti.

Sandro: De nuevo acelerado y negado. Se resbaló en infinidad de ocasiones, corrió mucho sin sentido, no pudo ganar las disputas que realizó y le volvió a faltar claridad en los metros finales.
-Bautista: Presencia testimonial en los minutos finales para intentar cazar algún balón que nunca le llegó.