Competición
  • Champions League

"Nos gustaría que Lunin se quedase... pero también Cuéllar"

"Nos gustaría que Lunin se quedase... pero también Cuéllar"

JAVIER GANDUL

DIARIO AS

Joseba Ituarte, preparador de porteros del Leganés, es algo así como un padre en el césped para el guardameta ucraniano cedido por el Real Madrid.

Joseba Ituarte (Lasarte, 26 de septiembre de 1970) luce barba de tipo curtido a golpe de maleta. De vida alejada del hogar. De trotamundos moderno cuando el fútbol aún era un asunto analógico. Comenzó su carrera en el Michelín de Lasarte, su pueblo. No le duró mucho la cercanía. Hércules, Almería, Águilas, Motril o Roquetas dan lustre a su currículum. Llegó incluso a Portugal, donde compitió en el Imortal y el Portoaentense.

Un gusto por viajar que lo trasladó a Tailandia ya como preparador de porteros junto a Jokanovic, ex del Oviedo o Tenerife. “Allí se vive bien, pero el fútbol… les falta competir. Es algo cultural”, describe. Este curso Txema Indias, director deportivo del Lega (también de Lasarte) lo llamó para suplir al exmadridista Carlos Sánchez. Tamarit, el segundo de Pellegrino, le dio el ok tras una vídeoconferencia. Ahora es preparador de porteros del Leganés y la sombra de Lunin. Algo así como su padre en el cuerpo técnico.

¿Qué tal la experiencia de Primera?

Muy buena. Todos queremos estar en las mejores ligas. Estar en Primera es brutal Hay mucha más exigencias, todo es más intenso. Estoy contento, muy contento.

Apenas llegó a Leganés, el puesto del portero se puso caliente... Que si salía Cuéllar, que si primero jugó Serantes, pero luego ya no... 

Fueron semanas movidas. Creo que nada fuera de lo normal en esos meses. Mucha salida, entrada… esta vez tocó la portería. Gracias a Dios todo se solucionó y ahora se están viendo los resultados.

¿Se convirtió en confidente de los porteros esos días?

Normalmente, la cercanía hace que, bueno, no sé si tanto como confidente, pero hay comentarios, palabras… sí es que hubo comentarios de buena fe con Serantes, con Cuéllar… sobre si se buscaba potero… al final todo se sabe. Nosotros vamos de frente. Nunca hubo tiranteces. Todo se habló como gente adulta. Se tomó la mejor decisión para club y equipo.

¿Hubo algún secreto inconfesable?

No, no, todos eran conversaciones fluidas. Cambio de impresiones… no hubo nada. Hemos tratado de ser siempre claros. Desde el primer día fuimos de frente en el tema de la portería. Creíamos que era la mejor opción. Y ha salido bien.

¿Aquello se pudo haber gestionado de otra forma?

No sé decirte. Nosotros obramos de la mejor manera posible. Intentamos abstraernos de lo extradeportivo y centrarnos en lo deportivo. Creemos que acertamos. Cuando Pichu duda de si quedare o marcharse, nosotros hemos intentado mostrarle nuestra cercanía y decirle que para nosotros era nuestro portero.

¿Cómo se entera del posible fichaje de Lunin?

La opción de Lunin sale de un día para otro. A veces, en Primera, hay cosas que necesitan tiempo y otras que tienes que tomar la decisión rápido. Fue algo consensuado por todos. Y tomamos la decisión a toda velocidad. Nos dijeron que quería venir. Recogimos la máxima información y decidimos que viniera.

Así que a usted le consultaron…

Sí, sí. Siempre me consultan temas de portería. Tanto dirección deportiva, como el entrenador. Hay información fluida.

¿Hubo muchos antes de Lunin?

Nosotros siempre estamos abiertos al mercado. No sabes quién puede venir. Por números, por lesiones, por traspasos… quizá lo que quieres hacer no se ficha. Así que nos movemos con un abanico amplio de nombres. Vemos siempre ocho-diez porteros. No significa que vayas a ficharlos, pero hay que vigilarlos.

¿Qué le llamó la atención de Lunin?

Su potencia, su ilusión, su forma de trabajar, su seriedad. Era un niño que llegó con 19 años casi sin hablar castellano. Ha sido una grata sorpresa. Tiene muchas ganas de trabajar. Los primeros días y semanas todo fue muy sorprendente.

Se montó mucho lío al principio con aquello de que no jugaba…

A mí, sinceramente, me sorprendió. Veníamos de tener un portero como Cuéllar, que venía de jugar 32-33 partidos la temporada pasada. Tenía un bagaje bueno. Su temporada fue buena. La portería es un puesto en el que no es fácil mover a alguien que lo hace bien. Luego, tenía el hándicap de no conocer la Liga española. Sorprendió, sí, las ganas que teníais de tener información de si Lunin jugaría o no. Iván lo estaba haciendo bien.

¿Llegó Lunin pensando que sería titular?

No, no sé si lo pensaba. Lo que está claro es que ni a él, ni a nadie le vamos a decir que es titular indiscutible. Eso es impensable en Primera. Se tiene que ganar en el día a día. Nuestro portero de inicio era el Pichu Cuéllar. Luego a lo largo de la temporada, según sus actuaciones, puedes cambiar de portero o no. Pero desde el principio lo teníamos claro.

¿Entiende el enfado del Real Madrid porque no juegue?

Ellos pueden tener el enfado de que un jugador suyo no esté compitiendo, pero nosotros miramos por los intereses del Leganés. Y en estos momentos, el portero titular es Cuéllar. Lo es por sus actuaciones, no por otra cosa.

¿Hay comunicación con el Real Madrid?

En cuanto firmó, nos pusimos en contacto con Canales, que era el preparador de porteros de Lopetegui. Hablaba yo con él. Intercambiamos impresiones. Desde la destitución de Lopetegui, no he tenido contacto con el Real Madrid. Con quien sí lo tengo es con Pedro Jaro, que está de preparador de porteros de Ucrania. Regularmente, cada dos-tres semanas hablamos. Sé que viene a Butarque. Lo sigue de cerca. Pero con el Real Madrid no tenemos ninguna comunicación.

Dicen que Lunin está muy cómodo en Leganés pese a no jugar.

Yo que estoy a diario con él, no le he visto nunca dudar de su decisión de venir al Leganés. Es más. Alguna vez que hemos hablado me dice que está contento. Que está bien. Que está mejorando. Que se siente cómodo con el grupo. Todo son buenas palabras.

A usted le señalan como uno de los culpables de que Lunin quisiera quedarse en enero.

No sé exactamente cómo fue eso… sólo sé que el día a día es bueno. Se nota mejora y la relación con sus compañeros de portería es buena. Si él piensa que soy parte de que siga en el Leganés, bienvenido sea. Mi trabajo es tenerlos en la mejor forma posible. Lunin tiene un recorrido muy grande. Y lo que hemos intentado aquí es apoyarlo e intentar mejorarlo. Hacerle ver cómo funciona LaLiga para que, en su futuro, pueda estar en el Real Madrid.

¿Cómo es eso de las horas extras que hace con Lunin?

Normalmente nosotros tenemos una rutina. Termina el entreno y nos quedamos unas tandas de 15 minutos. Él me dice lo que quiere hacer. Es una rutina marcada que hacemos 2-3 veces por semanas. A veces en su día libre me ha pedido ir a entrenar. Nunca hay problema. Todo lo que sea apoyarlo, es deber mío.

¿Le ve triunfando en el Madrid?

No sé si en el Real Madrid, porque esa portería es muy difícil, pero tiene condiciones de sobra para estar en Primera: mide 1,91, tiene una impulsión tremenda, a nivel técnico es bueno, quizá debe mejorar en acciones ofensivas…Pero eso entrenando y con partidos irá creciendo. Es un portero de muchísimo futuro.

Quizá es un hándicap por la presión que te fiche el Madrid…

No lo sé. El tiempo lo dirá. Lo que sí queda claro es que es un portero con muchísima proyección. Necesita que juegue. No sé si será el año que viene en el Leganés o en otro equipo. Según vaya cogiendo confianza con minutos, haciendo errores y aciertos… yo veo un portero para un buen equipo de Primera. Tiene mucho, mucho futuro.

¿Hay opciones de que siga?

A nosotros nos gustaría que siguiera… como nos gustaría que siguiera Cuéllar. Ya eso son cosas de la oficina. De la dirección deportiva. Pero queremos que sigan, sí.