Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
Liga Endesa ACB
EN JUEGO
Morabanc Andorra AND

65

Monbus Obradoiro OBR

52

Retabet Bilbao BLB

-

Baxi Manresa MAN

-

Valencia Basket VAL

-

UCAM Murcia MUR

-

Premier League
Bundesliga
Liga Holandesa
EN JUEGO
VVV-Venlo VVV-Venlo VVV

1

PSV PSV PSV

0

FC Emmen FC Emmen EMM

-

Heracles Heracles HCL

-

Ajax Ajax AA

-

Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

-

ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

-

Waalwijk Waalwijk WAA

-

LIVERPOOL 2-CHELSEA 0

Salah se enchufa con un misil a la escuadra de Kepa

Salah se enchufa con un misil a la escuadra de Kepa

PHIL NOBLE

REUTERS

Marcó un golazo que abrochó el triunfo de un Liverpool que mantiene el liderato, con dos puntos de ventaja sobre el City aunque con un partido más. Mané abrió el marcador.

Su temporada no ha sido tan espectacular como la del año anterior, pero Mohammed Salah tiene ganas de hacer lo que le faltó entonces: ganar un título. Al egipcio se le nota con ganas, desatado en ataque y comprometido en defensa, y el golazo con el que hoy ha sellado la victoria del Liverpool ante el Chelsea ha rendido definitivamente a Anfield ante él.

Los reds consiguieron doblegar a los blues, que volvieron a sufrir el planteamiento excesivamente temeroso de Sarri, con los tantos del ex del Roma y de Mané, que cabeceó el primero un par de minutos antes de que Salah se inventase un misil desde 30 metros a la escuadra derecha de Kepa. Los londinenses consiguieron aguantar casi una hora de juego anulando bien en defensa a los de Klopp, pero el empeño del ex técnico del Nápoles en poner a Hazard como falso ‘9’ en algunos partidos importantes limitó mucho las opciones ofensivas de los suyos.

El belga es un jugador magnífico, extraordinario, y de sus botas salieron todas las opciones de los suyos –disparo al poste incluido tras un control maravilloso- pero cuando está tan cerca del área y sin partir desde la banda se anula una omnipresencia que es vital para el Chelsea. La entrada de Higuaín, que no aportó gran cosa, permitió sin embargo que los blues se recolocasen y el equipo se volvió mucho más reconocible, lo que sin duda hará que sus aficionados se pregunten por qué Sarri optó por renunciar a la iniciativa en el juego desde el minuto 1.

Con este resultado el Liverpool se coloca como líder provisional, aunque con un partido más que el Manchester City, pero supera el choque a priori más exigente de lo que queda de Premier League, mientras que el Chelsea se mantiene cuarto aunque con un encuentro más y con la posibilidad de ser sobrepasado por Arsenal y Manchester United.