Competición
  • Premier League
  • Serie A

HUESCA 0 - BARCELONA 0

1x1 del Barça: llaman a la puerta Puig y Todibo; Boateng se la cierra

Valverde pudo constatar que tiene fondo de armario en la plantilla y algunos jugadores llamados a tener un gran futuro por delante.

Ter Stegen: El meta alemán no tuvo ninguna intervención destacada, más que nada porque no le chutaron ni una vez entre los tres palos. Sus mejores acciones fueron a la hora de despejar con los puños algunos centros y meter la pierna para sacar el balón en una jugada embarullada. Lo más destacado para él fue seguramente llevar el brazalete de capitán.

Todibo: El joven central francés tuvo el debut soñado. Partido intachable, destacando sobre todo por su velocidad y serenidad en el juego. Se ubicó como central derecho en una línea de tres centrales, dando mucha versatilidad y ofreciéndose siempre en la salida de balón. Quienes le comparaban con Varane demostraron tener buen ojo porque posee muchas de las virtudes del central del Real Madrid.

Murillo: Buen partido del defensa colombiano, que demostró moverse a sus anchas en las jugadas de estrategia gracias a su fortaleza física y altura. Tuvo más problemas para desenvolverse con el balón en los pies. En cualquier caso, un partido que permite soñar con una mayor continuidad en LaLiga.

Umtiti: Estuvo mucho menos exigido que el día del Villarreal y eso le sirvió para jugar mucho más tranquilo y sin estar continuamente con la soga en el cuello. Errático a la hora de dar salida al balón en desplazamientos largos, mejoró en la anticipación y capacidad de resolver situaciones comprometidas. Le sigue faltando continuidad y mayor regularidad.

Wagué: Jugador a tener en cuenta para el futuro. El internacional senegalés se ubicó como carrilero en la banda derecha y se mostró muy participativo e incisivo por su banda. Gracias a su velocidad impidió más de una jugada peligrosa del rival. Le faltó un poco más de decisión a la hora de subir al ataque, pero para ser su estreno oficial en LaLiga se puede dar más que por satisfecho.

Arturo Vidal: Al chileno le da igual estar jugando en Old Trafford un partido de Champions que en El Alcoraz un partido de trámite de LaLiga porque su espíritu siempre es el mismo: morir en el campo. Su espíritu y garra fue de lo mejor del partido. Le faltó un poco más de fluidez y precisión a la hora de circular el balón, pero no se le pueden pedir peras al olmo, y menos aún con un campo tan seco. Jugó de pivote defensivo.

Aleñá: Muy irregular su encuentro en El Alcoraz. Perdió muchos balones y se le vio un tanto desconcertado ante la pegajosa marca del rival. También es verdad que no tenía muchos socios que mimen el balón. Intentó rematar en dos ocasiones, pero el balón se le fue muy desviado.

Riqui Puig: Uno de los grandes triunfadores. Su estreno en LaLiga no pudo ser más ilusionante. Pese a su corta estatura fue el más grande en el mediocampo. De hecho, suya fue la mejor asistencia del partido que estuvo muy cerca de ver puerta Dembélé. Tiene madera de ‘crack’ a poco que mejore un poco su físico. Con el de Matadepera no estamos hablando de botes verdes sino directamente del jardín de Versalles.

Malcom: Está claro que se mueve mucho mejor desde la banda derecha que la izquierda. Valverde le hizo jugar por la siniestra durante casi setenta minutos y su juego se devaluó por momentos. Apenas desequilibró, aunque también es cierto que Boateng parecía más un enemigo que un aliado porque no le ayudaba en las coberturas. Pese a acabar el partido jugando en la derecha, tampoco tuvo mayor protagonismo en el campo. Un partido muy discreto que frena las buenas sensaciones de sus últimas apariciones.

Dembélé: El jugador más vertical y peligroso del Barcelona con mucha diferencia. Protagonizó las jugadas más invasivas en el área rival y dio siempre sensación de acecho a la portería de Santamaría. Tuvo en sus botas la mejor ocasión para abrir el marcador, pero un afortunado Santamaría desvió el balón con la punta de los guantes cuando se metía para dentro. El francés contó con otras dos buenas ocasiones, pero envió el balón fuera. Fue sustituido en el minuto 66 y todo apunta que está totalmente preparado para la cita del martes ante el Manchester United.

Boateng: Desastroso y nos quedamos cortos. Aparte de caer en fuera de juego de forma recurrente, se hartó de utilizar sus manos como si fueran aspas de molinos, provocando falta tras falta. No remató ni una vez, ni a puerta ni fuera. Está claro que en Sassuolo ya le están instalando de nuevo su taquilla. Un delantero que desde el 28 de octubre no marca no tiene cabida en un equipo de élite.

Cambios:

Coutinho: Salió al campo para jugar los últimos veinte minutos, pero no estuvo especialmente preciso en sus pases. No desentonó en el juego, pero tampoco aportó nada especial.

Alba: El lateral izquierdo no tenía muchos socios para impulsar sus avalanchas ofensivas y se dedicó a cumplir con el expediente.

Arthur: El brasileño jugó diez minutos.