MÁLAGA | MUNIR

"Quien nos ve trabajar día a día sabe que no nos falta ambición"

Munir, uno de los pilares del Málaga.

MARIANO POZO

DIARIO AS

Munir Mohand Mohamedi (Melilla, 10-5- 1989) es uno de los mejores porteros de Segunda División. No ha encajado goles en 12 de los 29 partidos que ha jugado. Espera estar con Marruecos en la Copa de África y confia en el ascenso del Málaga y de su querido Melilla.

¿La derrota en Granada ha sido especialmente dolorosa?

Nos ha dolido mucho porque era un partido en el que teníamos mucha ilusión porque sabíamos que era importante. Más que dolidos, estamos decepcionados. Esto sigue y no queda otra que levantarse.

¿El tren del ascenso directo se ha alejado?

Hay que ser optimistas y tenemos opciones reales. Quedan 27 puntos y lucharemos hasta el final. El objetivo nuestro es el ascenso de la forma que sea.

Mucha gente tiene miedo a las eliminatorias de ascenso.

Obviamente nos encantaría subir directamente, de manera fácil y sin problemas. Esta es una categoría muy igualada y complicada y para conseguir grandes cosas hay que superar grandes baches y problemas. Nos toca levantarnos del golpe de Granada.

Marcar es un suplicio para el Málaga. Sexto equipo menos goleador de Segunda.

Por las características y forma de jugar de nuestro equipo encajamos pocos goles. Pero si nos hubiera gustado marcar más. En esta faceta tenemos que mejorar. Espero que en esta fase final nos entren todos los goles que no hemos metido ahora.

Munir no ha recibido goles en 12 de los 29 partidos en los que ha sido titular.

Una de nuestras características es no encajar goles, eso es muy importante en Segunda División. Al final es trabajo de todo el equipo.

¿Considera que, en lo individual, está siendo su mejor temporada?

Me encuentro bien y a gusto. He conectado muy bien con la plantilla. Me siento con confianza. El trabajo que hacemos a diario ayuda a tener mi mejor versión.

¿Al equipo le falta ambición?

No. Quien nos ve trabajar día a día sabe que ambición no nos falta. En cada entrenamiento y cada partido lo damos todo. A veces las cosas nos salen mal. Pero en esfuerzo, ambición y trabajo nadie nos ganas. Vestuario, desde el 15 de julio en que empezamos, está muy comprometido, enchufado y consciente de lo que nos jugamos. Si el esfuerzo realizado no estaríamos en la posición en que nos encontramos ni aspirando a la máxima opción que es el ascenso.

¿La plantilla confía en Muñiz?

¡Totalmente! Es el entrenador que nos ha guiado hasta aquí, hasta tener estas opciones que son las de optar a lo máximo. Nos ha sacado el mayor rendimiento a todos, nuestra mejor versión. Nos ha enseñado a competir y a ganar. Viniendo el Málaga de un año duro como lo fue el pasado él ha cambiado nuestra mentalidad, nos ha hecho competir.

Munir posa para As durante la entrevista.

Luis Hernández decía que Muñiz dioi una vuelta de tuerca a los jugadores y al club.

Ahí están los ejemplos. El Deportivo, Las Palmas… todos los cambios que han tenido de entrenador o que no están en la mejor situación posible. De los equipos que han descendido nosotros somos los que estamos mejor en la clasificación. Y eso quiere decir mucho del trabajo que ha hecho el entrenador, tanto físico como mental.

¿Qué tal es Kieszek como competidor?

Estoy muy contento y a gusto por el ambiente que hemos creado en la portería de competencia sana. Qué él esté en su mejor versión hace que yo tenga que estar al 200%100 para jugar. Sobre todo su experiencia ayuda mucho. Me da muchos consejos y de verdad que se lo agradezco. Está siendo muy comprensivo y me está ayudando mucho. Es de agradecer en un portero de su categoría que ha sido importante en otros clubes y no tener sus minutos aquí. Es muy buen compañero. ¡Te ríes mucho con él! Es un cachondo.

Cuando se vaya a la Copa de África la portería del Málaga seguirá bien cubierta.

Sin duda. Tanto él como Werner son dos grandísimos porteros.

¿Cómo vivió en su etapa con el Numancia la pelea por meterse entre los seis primeros?

Pasamos por una situación parecida a la actual del Málaga, de altibajos. Acabamos el año muy bien. Esa experiencia que vivió me da más fuerza porque aquí, aunque no se vea ahora que no estemos con ese ambiente de optimismo, confío en que el equipo será regular y tendremos la racha positiva que nos lleve al ascenso directo.

Y este sábado, Málaga-Extremadura.

Llevamos tiempo hablando de finales. El sábado tenemos tres puntos en juego que son importantísimos. Perder puntos duele más.

¿Cómo se encuentra mentalmente el equipo?

Durante la temporada hemos pasado por situaciones muy complicadas con derrotas dolorosas. El equipo ha madurado. Esa derrota del Granada nos tiene que ayudar para afontar el final de Liga, levantarnos y toda esa rabia por no conseguir esos puntos, sacarla. Por mucho que hablemos en Prensa de que si esto es una final, donde hay que demostrarlo es en el campo.

¿Habla con Al Thani?

Alguna vez. Es una relación cordial de presidente y jugador. Es muy amable. Hablamos en árabe.

Quedan nueve jornadas…

Pensar en el futuro nos va a perjudicar. Lo más importante es el Extremadura. Hay que ir a por esos tres puntos de la manera que sea.

¿Ve a Leschuk obsesionado con el gol?

Le hubiera gustado hacer más goles, y a nosotros también. Para nosotros lo importante es el trabajo que hace en el campo. Se deja la piel en cada partido, lucha cada balón y nos ayuda a sujetar al equipo en situaciones complicadas. Cuando baja el balón. Mientras nos de eso, los goles van a llegar. Por todo el trabajo que ha hecho se lo merece.

¿Sigue firmando el ascenso del Málaga y el Melilla?

Totalmente. Ojalá. Además estoy convencidísimo de que va a ser así. Ascenderán los dos. Soy hincha del Melilla. Jugué ahí cinco años. Lo llevo en la sangre. Soy melillense cien por cien.