Competición
  • Clasificación Eurocopa

CÁDIZ 3 - ZARAGOZA 3

Un gran Zaragoza se choca con el orgullo de un mal Cádiz

Una muy buena primera hora de partido del Zaragoza no bastó para llevarse los tres puntos de Carranza. Machis, Aketxe y Álex impidieron la derrota de un mal Cádiz.

Muy buen partido el que realizó el Zaragoza en el Ramón de Carranza, sobre todo en la primera hora de partido, en la que sometió a un mal Cádiz que sudó de lo lindo para salvar un punto. En la primera parte, los de Fernández se aprovecharon de la debilidad defensiva mostrada por los gaditanos para irse 1-2 al descanso. En la segunda parte, los locales igualaron las fuerzas y amarraron el empate.

El inicio del partido fue trepidante. El Zaragoza, que salió con cinco atrás (por primera vez desde 1995 contra el Sevilla en cualquiera de las etapas de Víctor en el banquillo de La Romareda), no tenía ninguna prisa en esperar el error de un Cádiz obcecado en abusar de la posesión para llegar a la portería de Cristian Álvarez. Un partido de ida y vuelta en los primeros diez minutos en la que el equipo amarillo siempre parecía salir herido. David Carmona, a los cinco minutos, sacaba bajo palos un tiro a placer de Álvaro Vázquez tras este regatear al portero local.

Quien se hizo con el monopolio del peligro fue el equipo de Víctor Fernández. A base de buenos contragolpes ponía al Cádiz entre la espada y la pared, hasta que en Pep Biel, en el 16, se aprovechaba de que Matos rompía el fuera de juego, la defensa cadista se quedaba de piedra y batía a Cifuentes prácticamente sin oposición. Lejos de bajar los brazos, los aragoneses no bajaron el pie del acelerador y poco a poco controlaron el partido.

Superior en todos los aspectos, el Zaragoza seguía sometiendo a un Cádiz que no se encontraba cómodo en el campo. La imprecisión de los amarillos tanto en ataque como en defensa permitía al conjunto visitante volver a golpear en el marcador. Pep Biel, de nuevo, conseguía plantarse en el área, regatear otra vez a Cifuentes, y hacer el 0-2 prácticamente sin ángulo. Mientras Carranza mostraba su malestar con el juego de los suyos, el equipo ‘maño’ plasmaba su superioridad a base de ocasiones y goles.

El mejor de los cadistas, Darwin Machís, apareció al filo del descanso para recortar distancias. El venezolano agarró la pelota en la frontal, regateó y anotó un golazo por la escuadra con la zurda. Poco cambiaba el guion del partido, ya que el Zaragoza volvería a marcar en la primera jugada del segundo tiempo. Centro desde la izquierda que Nieto remataba con la cabeza al fondo de la red. Nuevamente era Matos quien rompía el fuera de juego, tal y como ocurría en el primer gol de la noche.

Según pasaban los minutos, el Cádiz lograba adelantar sus líneas y meter al Zaragoza en su campo. Le costaba, pero las ocasiones comenzaban a llegar y los aragoneses robaban cada vez más lejos del área cadista. En el 56, el árbitro anulaba un gol a Rennella por una falta que no existía. Era el primer aviso de los amarillos, que no se rendían y se lanzaban a por un gol que llegaría de las botas de Aketxe. El vasco salió para patear una falta desde la frontal a la escuadra.

Con Aketxe en el campo, cada jugada a balón parado se convertía en un acercamiento peligroso de los cadistas, que gozaron de la posesión en la última media hora de partido. En el 88, Manu Vallejo caía en el área y el árbitro no dudaba en señalar el punto de penalti. Álex Fernández tomaba la responsabilidad, batía a Cristian Álvarez y ponía el 3-3 en el luminoso. Aunque el Cádiz tuvo algún acercamiento más, el resultado no se movería y finalmente se producía el reparto de puntos que no agrada a ninguno.