Competición
  • Euroliga
  • Clasificación Eurocopa
Euroliga
FINALIZADO
Zalgiris ZAL

85

Panathinaikos PAN

86

FINALIZADO
Alba Berlin ALB

92

Estrella Roja RED

80

FINALIZADO
B. Munich MUN

85

Olympiacos OLY

82

FINALIZADO
Asvel Villeurbanne AVI

84

Anadolu Efes IST

90

FINALIZADO
Milan MIL

92

Maccabi TEL

88

ATHLETIC 3- LEVANTE 2

Muniain guía al Athletic a Europa en un final de locos

El '10' marcó de penalti en el descuento. Antes, el Levante había levantado dos goles en contra, con los tantos de Roger y Cabaco. Los locales, a cuatro de Champions.

Un penalti dudoso de Moses sobre Muniain en el minuto 90, por un pisotón, resolvió una auténtica montaña rusa emocional en San Mamés. El pequeño delantero rubio inclinó desde los once metros una tarde turbia. Final de un partido que se decantó por el aire de uno y otro. El fútbol se resume muchas veces en las dinámicas: la del Athletic es hacia la cima y la del Levante, camino de las alcantarillas. Y el pitido final certificó la tendencia. Los granotas se comieron al árbitro por un par de decisiones que cortaron sus esperanzas pero fríamente pueden estar bien pitadas. Lo que pasa es la impotencia a veces nubla la serenidad. Dos minutos antes había empatado Cabaco en un córner y el mazazo fue tremendo. Parecía un justo castigo a la racanería local pero Garitano no sólo es un tipo listo y práctico, es que en Bilbao empieza a sospecharse que tiene flor.

De entrada, Athletic y Levante dirimieron un duelo por rutas diferentes. Vivificantes y chisposos los rojiblancos, que encaran la meta rival como bisontes y han recuperado mucha pegada. Y más quietos los granotas, afeitados en el área propia, con una defensa de cristal. Paco López tiró de un equipo con gente marcadamente defensiva (hasta cinco hombres con ese talante) y otro colectivo de ataque puro, con Campaña como único pegamento entre todos. Poca mezcla por medio, así que el grupo estaba partido. Yuri viene creciendo conforme avanza el campeonato. Una internada centelleante de las suyas acabó con un zapatazo que se coló en la meta de Aitor Fernández, un meta que pasó por Lezama y vivió el sueño de ocupar los palos en San Mamés. Las bandas locales seguían exprimiéndose y Córdoba (noche de asistente) cedió posteriormente a Williams, que en un solar sin vigilancia anotó el 2-0, en un balón que se coló en gran medida porque se molestaron Coke y el portero, al que podría otorgársele el tanto tras un rebote. Los leones tuvieron más opciones. Como un par de ellas de un De Marcos que se bloquea cada vez que pisa el área contraria y un remate de Raúl García de cabeza.

El partido cobró polémica con un tanto de Coke en el minuto 39 que revisó el colegiado y tachó al entender que en una pugna limpia con Herrerín remató a un brazo de éste. Una mano de Iñigo en área propia aún encendió más a los visitantes. Llegó pronto el turno de los cambios, cosa sorprendente en el caso de Garitano, un técnico más bien conservador en este aspecto. Sacó del campo a Raúl García porque andaba cargado y el equipo se desplomó, se quedó en nada. Perdió frescura de ideas y brillo físico. Puso a un Muniain que viene ansioso desde su paso por La Roja y la ausencia en Montilivi después de estar a punto de ingresar en el campo (se anuló el cambio previsto por la variación de marcador). Es curioso: no protagonizó nada más que la acción que decidió el partido y antes rozo otro tanto con un poste. Gaizka amagó con alinear a Ibai acto seguido, luego esperó un poco más. Paco López, por su lado, puso toda su artillería.

Beñat, que no gobernó la parcela media con San José, cometió un penalti tonto sobre Roger, que este se encargó de transformar para meter las dudas en el cuerpo de los leones. Y estos ante las incógnitas siempre se recogen. Pero no han nacido para proteger botines. Jugaron al patadón, a que la cazara la isla solitaria Williams. Mayoral la enganchó y obligó a un paradón de Herrerin en el 71. Al Athletic le quemaba el balón y salió Iturraspe casi medio año después en Liga. El equipo se volvió histérico y el que realmente se jugaba la vida creció hasta el empate en el instante final. Pero Muniain regó la flor, el jardín más bien, de Garitano. En medio de la bronca de los granotas con Munuera Montero. Moses despejó y en la inercia pisó a Iker. La duda se acrecienta porque vino precedido de un posible fuera de juego de De Marcos. El Athletic toca a la puerta de la Champions: está a cuatro puntos. El Levante trata de hacerse el sueco ante la posible llamada del descenso.


Paco López, sobre el penalti: "Llega un momento en que ya está bien" 

¿Qué cuerpo se le queda?

Yo desde el juego lo único que te puedo decir es que en el segundo tiempo hemos hecho un gran partido. Ha merecido empatar cuando lo hemos hecho incluso diría que se podría quedar corto. Y analizando el extraño final pues que hay una jugada polémica, por llamarla de alguna forma, y en la que una vez más si hay alguna duda en alguna jugada pues no salimos beneficiados.

Seis partidos sin ganar, cinco con jugadas polémicas…

Hoy he tenido que contar hasta 20, 30 o 40… Llega un momento en que ya está bien. Empezando por la mano dentro del área del Athletic. ¿Voluntaria? Pues no lo sé. Pero si hay duda no nos la pitan a favor. ¿El gol de Coke? Pues puede ver un ligero contacto y la mítica frase de que el portero dentro del área es intocable que los árbitros han desmentido tantas veces… Pero bueno, ante la duda, nos lo quitan. Y en la jugada clave, creo que pisa el pie de Muniain después de tocar el balón. Y ante la duda, otra vez en contra. Sigo diciendo que la herramienta del VAR es muy valiosa para los árbitros pero como sigue existiendo la interpretación nos sigue dando la espalda.

¿Se está perjudicando mucho? ¿Sensación?

Nunca voy a decir que vayan en contra el Levante. No creo que un árbitro salga a perjudicar a un equipo. Pero son muchos partidos en los que decisiones dudosas parece que lo más fácil es pitar en contra del Levante. Nos ha favorecido ni una desde hace mucho tiempo. La sensación que me queda es que el vestuario está roto, indignado, con una impotencia tremenda. Pero solo nos queda analizar lo que hemos hecho mal, que también hemos hecho soas mal para encajar los dos goles, y reforzar lo positivo que también hemos hecho una gran segunda parte. Al final no ganas, no ganas, no ganas por diferentes motivos y estás triste y decepcionado, pero no nos vamos a rendir y vamos a luchar contra el que sea. 

¿Diferencia entre primera parte y segunda?

Vienes a jugar a San Mamés y no vamos a pretender que el rival no te llegue. Pero tenemos que ser más agresivos en determinadas acciones. A veces va con las características de nuestro equipo pero en varias jugadas nos ha faltado eso y el Athletic se ha puesto 2-0 demasiado fácil. El equipo con balón, en la primera parte, ha estado bien. Nos han faltado cosas, pero ha estado bien.

¿Domingo final con el Huesca?

Las finales son cuando no hay otro partido detrás. Es un partido muy importante. Hay que seguir. Hay que subir la moral de todo el mundo y el domingo el Ciutat tiene que ir a uno y ser un fortín.

¿Balance final?

Los jugadores estaban muy indignados. Cabaco, expulsado. Vezo creo que es la quinta amarilla. Vamos a ver cómo está gente mañana pero repito que no nos vamos a rendir. Estamos teniendo tantas adversidades y luchamos contra tantas cosas que vamos a pelear hasta el final.