Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Fórmula 1
  • MotoGP
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
  • Moto3
  • Mundial Ciclismo
Ligue 1
Lyon Lyon LYO

-

PSG PSG PSG

-

Liga Holandesa
Heerenveen Heerenveen HEE

-

Utrecht Utrecht UTR

-

FC Emmen FC Emmen EMM

-

Feyenoord Feyenoord FEY

-

ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

-

AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

-

PSV PSV PSV

-

Ajax Ajax AA

-

BARCELONA - ESPANYOL

Piqué, más que palabras ante el Espanyol

Piqué, más que palabras ante el Espanyol

Le ha marcado seis goles en 25 partidos, de los que sólo ha perdido dos desde su regreso en 2008. Su pique con los pericos se remonta a 2009.

Piqué es más que palabras contra el Espanyol. Seguramente pesen mucho más sus pellizcos contra los blanquiazules, que no vienen de La Resistencia sino de 2009. Por entonces, ya declaraba: "Hace dos años hicieron perder LaLiga al Barça en el Camp Nou y estaban muy contentos celebrando los goles. Si bajan a Segunda, me dará absolutamente igual". El asunto estuvo relativamente tranquilo hasta 2014, cuando empezaron los insultos a su pareja, Shakira, en el RCDE Stadium de Cornellà. Entonces Piqué, ya en 2016, habló de la "maravillosa minoría" dejando caer que no la afición perica no era capaz de llenar el campo. De ahí al "Espanyol de Cornellá" (denunciado a Comité de Competición por el Espanyol, que también había bromeado meses antes con su famoso "se queda" de Neymar) y hasta hoy, con los últimos tres 'tiritos' en el programa de Broncano.

En el césped, Piqué ha estado tan activo como fuera de él. Ha jugado 25 partidos contra el Espanyol desde que regresó al Barça en el verano de 2008. 18 victorias, dos derrotas y cinco empates le contemplan. Y, sobre todo, seis goles. Es evidente que al central le motivan especialmente los partidos ante los pericos. La temporada pasada, sin ir más lejos, le marcó dos goles en cuatro choques. Uno de ellos, el que significó el empate en el partido de LaLiga en en el RCDE Stadium, lo celebró llevando el dedo a la boca pidiendo silencio a la afición perica. No sería extraño verle este sábado intentar alguna de sus ya famosas excursiones al área rival en busca del gol. El pique, nunca mejor dicho, está más vivo que nunca.