Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • MotoGP
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Holandesa
  • Moto3
Liga Endesa ACB
Kirolbet Baskonia BAS

-

Coosur Real Betis BET

-

Montakit Fuenlabrada FUE

-

UCAM Murcia MUR

-

Valencia Basket VAL

-

Unicaja MAL

-

FINALIZADO
Baxi Manresa MAN

61

Iberostar Tenerife TEN

81

Premier League
Liga Holandesa
EN JUEGO
FC Emmen FC Emmen EMM

0

Fortuna Sittard Fortuna Sittard FSI

1

EN JUEGO
Groningen Groningen GRO

0

Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

0

Feyenoord Feyenoord FEY

-

Heracles Heracles HCL

-

FINALIZADO
Zwolle Zwolle ZWO

3

ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

1

BÉLGICA 3 - RUSIA 1

Hazard lleva a la victoria a una Bélgica que sigue de dulce

Hazard lleva a la victoria a una Bélgica que sigue de dulce

JULIEN WARNAND

EFE

El centrocampista pretendido por el Real Madrid marcó dos goles e inicio la jugada del tercero. El tanto ruso fue de Cheryshev tras un estrepitoso error de Courtois.

Bélgica sigue de dulce. Los de Roberto Martínez han vencido a Rusia por 3-1, con doblete de Hazard y otro de Tielemans y comienzan con buen pie la clasificación a la Eurocopa. La eterna candidata sigue mostrando el fútbol vistoso y eléctrico con el que llegó a semifinales del Mundial y apoyados en un gran Hazard, quieren verse campeones en 2020.

Comenzaron mandando los belgas, liderados por su capitán. El centrocampista pretendido por el Real Madrid fue sin duda el hombre del partido y llevó el peso del ataque desde la izquierda, donde fabricó la jugada del primer tanto de Tielemans. Una jugada que empezó en el área propia para plantarse en segundos en el área rival: pase entre líneas de Hazard, asistencia de Castagne y gol de Tielemans. El fútbol rápido y vertical que mostraron en el pasado Mundial, reflejado en una jugada.

Sin embargo el destino es caprichoso y Rusia volvería a meterse en el partido con un error clamoroso de Courtois. El meta se durmió con el balón en los pies y Dzyuba, muy listo, se lo robó para dársela a Cheryshev. El del Valencia tiró de repertorio para dejar sentado al portero belga y con la izquierda, empató el partido.

El encuentro se calmó tras varios minutos trepidantes con intercambio de ocasiones y fue entonces cuando cada selección puso sus cartas sobre la mesa. Bélgica siguió mandando territorialmente enlazando jugadas con pases entre líneas a Batshuayi. Rusia consiguió inquietar a Courtois lanzando balones en largo a las carreras de Fernandes, por la derecha y Cheryshev, por la izquierda.

Pero Bélgica no es sólo toque. Los de Martínez tenían la lección bien aprendida y a cada llegada rusa, le sucedía un contragolpe belga. En uno de ellos lo intentó Batshuayi, pero Dzhikiya salvó la ocasión en la misma línea de gol.

En la segunda no fallarían. Si hay alguien en forma en este momento ese es Hazard, protagonista también en el segundo gol. El centrocampista marcó el 2-1 al filo del descanso, tras una jugada individual en la que encaró a Zhirkov dentro del área, que no pudo pararle de otra forma que con penalti. El belga se lo guisó y el mismo se lo comió, engañando a Guilherme en el lanzamiento.

El partido cambió drásticamente en la segunda mitad. El ritmo alto de la primera desapareció y Bélgica comenzó a dormir la pelota. Hazard fue de lo poco destacable. Con espacio entre líneas se sintió cómodo y en ellas demostró de nuevo toda su clase: primero para servir un balón franco a Batshuayi, que lo estrelló al palo. Después para certificar la victoria con un gol de pillo, recogiendo un rechace dentro del área. Antes del final Golovin vio la expulsión por doble amarilla. Bélgica y Hazard van muy en serio.