Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
  • Copa Argentina
Champions League
D. Zagreb D. Zagreb DZA

-

Rosenborg Rosenborg RSG

-

Olympiacos Olympiacos OLY

-

FC Krasnodar FC Krasnodar KRA

-

Young Boys Young Boys YB

-

E. Roja E. Roja ESR

-

Copa Argentina
All Boys All Boys LLB

-

Central Córdoba (Santiago del Estero) Central Córdoba (Santiago del Estero) CSE

-

REAL MADRID

Vinicius-Balón de Oro: Modric es el ejemplo y Jesé, la amenaza

Modric, Vinicius y Jesé.

El croata lo ganó con 33 años tras una carrera constante y en ascenso; el canario se veía en 2014 ganándolo en cuatro años, pero todo se torció...

Vinicius dejó claro en su entrevista con Manu Carreño en El Larguero de la Cadena SER que ambición no le falta. Ante la pregunta de si se veía ganando el Balón de Oro, no dudó: "Sí. Trabajo para ello. No sé cuándo... Me gustaría ganarlo con 25 o 26 años, en plena madurez. Ya estoy jugando con los mejores y sólo tengo 18; con 26 haré todo muy bien y jugando aquí, con los mejores jugadores, que me ayudan siempre dentro del campo, creo que puedo ganarlo".

La realidad es que, si lo lograse a esa edad, podría ser el Balón de Oro más joven de la historia del Madrid: Di Stéfano (31 y 33), Figo (28), Cannavaro (33), Cristiano (28, 29, 31 y 32), Modric (33)... Todos los hicieron más tarde. Sólo Ronaldo, que lo ganó en 2002 con 26 años, lo logró de blanco, y realmente se alzó con el galardón por los méritos demostrados con el Inter de Milán y, sobre todo, con Brasil en el Mundial de Corea y Japón, que la canarinha se llevó con él como máximo artillero del torneo.

Dentro de la actual plantilla del Real Madrid tiene Vinicius un ejemplo de lo que puede llegar a costar levantar un galardón de esa categoría: Modric, actual Balón de Oro, se lo llevó con 33 años y es el tercer jugador más veterano en levantarlo, tras Di Stéfano (33 años también, pero con dos meses más que Modric) y Stanley Matthews, el primer ganador, que se lo llevó con 41.

En la entrevista de El Larguero, Vinicius le dedicó grandes elogios a Modric, el que debe ser su ejemplo en el camino hacia un hipotético Balón de Oro: "Es un jugador increíble, hace muy bien las cosas dentro y fuera del campo. Fuera hace feliz a la gente que está con él. Siempre quiere que estén bien".

Entre Modric y Jesé

Por el otro lado, debe tener cuidado Vinicius con inflar demasiado las expectativas, como en su día ya hizo otro madridista: Jesé. En la temporada 2013-14, en la que el canterano explotó a las órdenes de Ancelotti, hizo estás declaraciones tras un partido contra el Espanyol:  "He soñado con ganar el Balón de Oro en cuatro años". Semanas después se lesionaría de gravedad ante el Schalke y ahí comenzó su calvario: pasó sin contar para Emery en el PSG, cesiones irregulares a Stoke City y Las Palmas y, al fin, un préstamo en el Betis en el que está asomando de nuevo el gran jugador que parecía en sus inicios del Castilla y en el Real Madrid. Si Modric es el ejemplo a seguir, Jesé es un aviso para Vinicius de lo rápido que cambia el fútbol.