CÁDIZ

Manu Vallejo: de Tercera a la élite en menos de un año

Manu Vallejo celebra su gol en el Cádiz-Lugo.

ALVARO RIVERO

DIARIO AS

El canterano del Cádiz, propiedad del Valencia desde el mes pasado, se estrena como jugador de la Selección Sub-21. Hace menos de un año jugaba en Tercera como capitán del Cádiz B.

La temporada que está haciendo Manu Vallejo es para grabarla y guardarla. Para enmarcarla. El canterano chiclanero (22 años), que ha pasado por la mayoría de secciones inferiores del Cádiz, ha saltado de militar en Tercera División y quedarse a un partido del ascenso a Segunda B a ser de los mejores jugadores de LaLiga 1|2|3, firmar por el Valencia y ser convocado con la Selección Española Sub-21. Todo eso en menos de un año.

El 24 de junio del 2018, el Cádiz B decía adiós al ascenso ante el Ejea. Más allá de no lograr algo que el filial nunca ha conseguido, la temporada fue fantástica y el nombre de Manu Vallejo fue de los más destacados de la temporada. Capitán, máximo goleador del B rozando los 20 goles, fue uno de los que recibió la llamada de Cervera en el pasado verano para la concentración en La Manga.

David Gil, Sergio González, David Toro y Manu fueron los citados para la convocatoria. El primero de ellos es el suplente de Cifuentes, el segundo entrena con el primer equipo y juega en el filial, mientras que David Toro, tras estar media temporada en Barakaldo, está cedido en el Atlético Sanluqueño, equipo al que se iba a ir cedido Vallejo si no terminaba de convencer en la pretemporada para acumular minutos en Segunda B. Las cosas de la vida.

Las intenciones de Aitor García de salir cedido como finalmente se concretó al Rayo Majadahonda y la construcción de la venta de Álvaro García al Rayo Vallecano dejaban un hueco en la banda izquierda. Por tanto, Cervera se vio obligado a colocar ahí al canterano chiclanero. Después de despuntar en la pretemporada, se dio pausa a cualquier intento de sacar a Manu del equipo. Renovó en julio y se quedó en el equipo cadista. Con la temporada empezada volvió a renovar tras dejar destellos de su calidad.

De paliar ausencias en pretemporada a convertirse en un fijo para el Cádiz. Todo ello en pocos meses. Su adaptación a la Segunda División se llevó a cabo en pocas jornadas hasta el punto de convertirse en un jugador fundamental para Álvaro Cervera. Aporta regate, velocidad, presión y, sobre todo, goles. Y algunos de ellos de bella factura. En diciembre, visto el rendimiento mostrado y el interés de grandes clubes, el Cádiz le renovó hasta 2023 con una estratosférica cláusula de rescisión.

El Valencia se lanzó a por él para atarlo

Esta operación obligaría al Valencia a apostar fuerte en el mes de febrero para hacerse con sus servicios: 5.500.000€ más 3.500.000€ en variables. Un movimiento que contentaba a todas las partes. Manu continuaría hasta verano, como mínimo, en el Cádiz y, a día de hoy, sigue siendo el máximo anotador del equipo con ocho tantos y tercer asistente con tres pases de gol en su primera temporada en LaLiga 1|2|3. Diez contando con los dos goles de Copa del Rey. Y, prácticamente todos ellos, con un importante peso para el devenir del equipo.

No extrañó por tanto que Luis de la Fuente incluyera al gaditano en la lista de convocados para los dos partidos que tiene por delante la Selección Española Sub-21. Primero en Granada ante Rumanía y luego en Algeciras ante Austria. Se estrena como internacional. Cabe recordar que, hace justamente un año, Manu afrontaba un nuevo partido con el filial en Tercera División. La vida le ha cambiado por completo a base de trabajo y rendimiento. De los campos de la cuarta categoría del fútbol español a la élite. Y traza una clara trayectoria ascendente.