Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Fórmula 1
  • MotoGP
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
  • Moto3
  • Mundial Ciclismo
Fórmula 1
1 1h58:33.667

S. Vettel

Ferrari

2 a 2.641

Charles Leclerc

Ferrari

3 a 3.821

M. Verstappen

Red_bull

12 a 35.974

C. Sainz Jr.

Mclaren

Liga Holandesa
EN JUEGO
PSV PSV PSV

1

Ajax Ajax AA

1

EN JUEGO
ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

0

AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

1

FINALIZADO
Heerenveen Heerenveen HEE

1

Utrecht Utrecht UTR

1

FINALIZADO
FC Emmen FC Emmen EMM

3

Feyenoord Feyenoord FEY

3

BETIS 1-BARCELONA 4

Estocada de Messi a LaLiga

Partidazo del argentino, acompañado por un sensacional Suárez para golear al Betis y enfilar el campeonato. El Atleti se queda a 10 puntos y el Madrid a 12.

Un Messi sensacional con un triplete que acabó por levantar al Villamarín (que acabó rendido al argentino) y un Suárez superlativo le dieron una estocada casi definitiva a la Liga tras golear al Betis por 1-4. Con este triunfo los de Valverde dejan al Atlético de Madrid, segundo clasificado en la tabla a diez puntos a falta de diez jornadas. No parece que haya nadie en este campeonato capaz de hacerle sombra a este equipo.

El partido empezó a lo loco, contracultural al estilo de ambos contendientes. Dos equipos que son todo método, juego en corto y posesión trataron de sorprenderse realizando todo lo contrario a lo que están acostumbrados. Jugaron a tumba abierta con marcajes individuales a lo largo de todo el campo. Valga como ejemplo que, dos equipos que tienen la salida desde atrás como dogma de fe utilizaron a sus porteros como lanzadores de jugadas en largo.

Para llevar a acabo este plan, el Barcelona sacrificó hasta su dibujo original. Del 4-3-3 de toda la vida, Valverde pasó a un 4-4-2 con Arthur y Arturo Vidal y sin Coutinho para compensar la superioridad del Betis en el centro del campo que le costó tres puntos en la primera vuelta.

A pesar de este movimiento táctico, la entrada en el partido fue bética. El Barça perdía los duelos individuales y el Betis presionaba a un nivel que hacía temer por su equilibrio físico al final del encuentro. Claro que el Barça venía de un partido de Champions y estaba claro que en algún momento tenía que bajar el pistón.

La presión verdiblanca fue más agobiante que efectiva y Ter Stegen apenas tuvo que intervenir. En estas, con el partido roto, pelotas perdidas por uno y otro lado, con duelos individuales a cuchillo, el partido pasó a vivir en el alambre y ahí, señores (no es ninguna novedad lo que van a leer a continuación) el mejor se llama Leo Messi.

El argentino aprovechó una falta al borde del área que retrasó convenientemente (para sus intereses) un metro y medio para batir a Pau y cambiar el fondo del partido. El paisaje, sin embargo, sobre el césped seguía igual. Duelos por toda la pradera y un sacrificio defensivo culé encomiable que se escenificó con Arthur salvando un remate de gol en el área pequeña. El Barça sabía que a la contra podía matar al Betis. Suárez falló la primera ocasión al pegarle con la izquierda flojita, pero a la segunda, ya en tiempo de descuento de la primera parte, asistió de espuela a Messi que liquidó a Pau de nuevo. Con el 0-2 al final del primer tiempo, al Betis le quedaba la heroica o el suicidio.

El primero que entendió el riesgo del Betis fue Ter Stegen, que se convirtió en el mejor asistente del Barça en sus saques de puerta. Suárez perdonó un uno contra uno para cerrar el partido a pase de Ter Stegen (antes falló otro a pase increíble de Messi) y finalmente logró el tercero tras eliminar a toda la defensa bética en una jugada majestuosa. El partido y media Liga estaba en el bolsillo culé.

La entrada de Lainez y de Loren le dio más brío al Betis ante un Barça ya contemplativo y el segundo marcó un magnífico gol por la escuadra de Ter Stegen. Una gran noticia, porque activó a Messi para que completara el hat-trick con un gol que levantó al Villamarín, cuya grada celebró el gol como propio. El Barça ya saca la calculadora para ver cuándo ganará el título. Será cuando Messi quiera.