LEGANÉS 0-GIRONA 2

Portu reina en el desgobierno defensivo del Leganés

El delantero del Girona hizo un doblete y asaltó Butarque, que cayó ante su bestia negra seis meses después.

Al Leganés se le agotó la épica. Butarque se había acostumbrado al palpitar de las gestas recurrentes entre ilustres. Barça, Valencia, Atleti o Eibar ya habían probado aquí el sinsabor de acariciar el triunfo para acabar derrotados o empatados. El Girona repitió patrón, pero esta vez la fórmula sí valió más por inacción local, que por acierto propio. En el peor partido del curso, el Lega frenó su racha de once duelos seguidos sin caer ante su parroquia. En total, 181 días de gesta fulminados por su peor bestia negra, un Girona al que jamás ha ganado, ni marcado en Primera. Al menos los de Pellegrino mantienen su distancia de ocho puntos sobre el descenso. La del Girona ya es de nueve gracias al doblete de Portu.

En el inicio no mandaron los catalanes, reinó la desidia de un Leganés lastrado en su exceso de confianza. Los tropiezos de Celta y Huesca fueron relajante muscular para los de Pellegrino. Como si los errores enemigos les hubieran resuelto la papeleta antes de ver la pelota rodar. Así llegó el desgobierno de la desidia, droga que evadió al Lega en un letargo perpetuo ante el que el Girona solo tuvo que dejarse llevar.

En dos balones largos encontró el gol. Ayudó el aquelarre defensivo que fue el tridente de centrales blanquiazul, con Portu zigzagueando entre ellos como adulto entre infantiles. En el 0-1 sólo tuvo que tirar una diagonal. El 0-2 fue más pornográfico. Bono desnudó a toda la zaga con un saque de puerta que Stuani peinó y Valery convirtió en pase de gol para el doblete del 9. Muniesa (paradón de Cuéllar) y Stuani (larguero) pudieron agigantar un marcador que Nyom recortó, pero anuló el linier. El VAR ratificó la decisión sin que la tele mostrara claramente el fuera de juego. La revolución ofensiva del Flaco tras el descanso de nada valió a un equipo sin alma que al final se perdió entre las protestas por el regular arbitraje. Cayó el Lega seco de ambición y famélico de épica.


Eusebio: “Nos hemos adaptado bien al Leganés”

El Girona ha ganado donde no lo han conseguido muchos.

Era un partido importante para nosotros. Sabíamos de las complicaciones ante un rival que pone muy complicado el partido a todos sus enemigos. Hemos querido desactivarles con el balón. También queríamos estar bien en las disputas. También hemos tenido secuencias de pases que les desactivaba en su empuje. Nos ha salido bien en la primera parte. Nos ha faltado quizá defender más en nuestro campo y hacer mayor la renta. En todo caso, hemos estado concentrados y lo hemos hecho bien para mantener el marcador.

¿Es el partido que más ha planeado?

Son tres puntos importantes ante un rival directo que nos permite coger aire. Nos aleja algo más del pozo. Nosotros seguimos a lo nuestro. Nos quedamos cerca de nuestra cifra, de la que queremos para salvarnos. Seguimos con humilidad. Hoy ha sido un partido que también, por nuestras bajas y cómo juega el Leganés, teníamos que estar preparados. Nos hemos adaptado para contenerlos. Hoy las cosas han salido bien porque el espíritu del equipo ha sido muy bueno.

Todo comenzó en el Bernabéu…

Los puntos que hemos conseguido desde entonces han sido muy importantes. Llegamos en ala dinámica. Pero nos hemos preparado para que nos llegara este momento. Sabíamos que hacíamos cosas bien, pero nos hacía falta algo más. Hemos encontrado el punto en el que nos sentimos bien. Lástima del partido del otro día ante el Valencia. Hay que seguir en esta línea.

También ha sabido reaccionar con la pizarra.

Hoy hemos mantenido en la segunda parte más un 4-1-4-1. Queríamos tener alguien cerca de los centrales en las ayudas. Ha sido Muniesa un poco el que ha hecho eso en el partido. Sabíamos de los cambios de sistemas que propone el Leganés.

¿Ha sido su once valiente?

Sobre todo viendo lo que proponía el Leganés, que propone defensa de cinco con dos carrileros, creí que con Valery de extremo nos podría ayudar de extremo con Porro por la derecha de lateral. Para este sistema de línea de cinco nos ha ayudado y hoy nos hemos adaptado al sistema rival. Tienen buena técnica y concentración.

¿La diferencia ha sido los delanteros?

Creo que en la primera parte hemos tenido el control. Hemos limitado su ataque. Hemos limitado tenernos cerca de nuestra área. Nos ha permitido dominar el juego hasta que con su cambio de propuesta, nos ha incitado a irnos para atrás. Ha cambiado algo el panorama, pero con nuestros cambios hemos frenado también el caos que provocan en los rivales cuando agitan el partido.

Portu está mejorando.

Pasó un momento complicado con lo que sufrió en pretemporada. Tuvo que centrarse de nuevo y arrancar de cero en sus perspectivas. Pero lo bueno que tiene es que siempre tiene una mentalidad muy positiva. Buscaba siempre el gol, pero estaba nervioso. Ahora tiene serenidad y eso le da más efectividad. Está en un gran momento. Todo lo que conocíamos de Portu está volviendo.

¿Cómo ha visto a Stuani?

En su línea. Es tan maduro, competitivo, inteligente… para nosotros es importantísimo. Ha estado listo en la jugada del 0-2, también en la del 0-1. Todo lo que hace, lo hace con sentido, inteligencia… Le pone punto siempre un punto de intensidad que contagia al equipo. A veces nos da además de eso, goles. Hoy nos ha dado asistencias, que también son clave.

Se la da bien Madrid…

No miramos mucho dónde ganamos. Trabajamos para ganar. En Madrid se da esa casualidad. Todavía nos quedan dos viajes. Sólo pensamos en sumar los puntos que nos permitan llegar al objetivo.

¿Qué le ha parecido el arbitraje?

No era fácil. Ha habido muchas disputas. Ha sido partido brusco. Con mucho balón dividido. Respetamos su trabajo. Hay que apoyarles entre todos.

¿Por qué no ha jugado Bernardo?

No ha jugado, pero es importante para nosotros. Siempre tiene buen rendimiento. Ahí tengo buenos jugadores. Hay que elegir cada semana.


Pellegrino: “Ha sido un mal partido de principio a fin”

¿Es el partido más decepcionante?

Explicar sentimientos no importan mucho. Importa el análisis que hagamos. Ha sido un mal partido de principio a fin. Hemos cometido errores inhabituales. No nos ha salido nada. A nivel mental, técnico y táctico. El rival lo aprovechó. No hay mucho más que comentar.

¿Cómo valora el partido de Reyes? ¿Por qué lo cambió?

El partido ha sido malo del equipo. Lo saqué para meter a alguien en banda y alguien en mediocampo. Podría haber salido cualquiera. Simplemente tenía que salir uno.

¿Cómo ha visto el vestuario tras la derrota?

Está decepcionado por el resultado. A veces hay momentos duros que pueden servir para avanzar en los 10 partidos que nos quedan. Somos el Leganés, tenemos muchas limitaciones y defectos. Nuestro club siempre ha tenido problema para sumar. Siempre se han basado los puntos en un gran trabajo. No nos cambia esto para saber qué necesitamos. Hoy hemos bajado el pistón. Eso nos ha costado muchísimo. No recuerdo esta cara del equipo desde el inicio, sobre todo en errores del inicio. No hemos tenido fuerzas para revertir ante un buen rival.

¿Mejor olvidar el partido?

Es un síntoma que no se ha repetido otras veces. Las enfermedades es cuando uno tiene un síntoma repetido. Yo esto no lo había visto nunca. No sé si es porque vino la fecha FIFA, si es porque tenemos seis internacionales… hemos trabajado bien la semana. Vi buena intensidad. No nos ha salido nada de principio a fin.

¿Cómo ha visto la actuación arbitral?

Lo que yo opine poco va a cambiar. Puedo hablar de las cosas que yo tengo control. Yo siempre deseo que salga lo mejor. Poner el foco en eso… a todos los pepineros no nos hace bien. Hay que masticar la bronca que nos da perder partidos o algunas decisiones, pero todos tenemos que empujar para no cometer errores. Hay que poner la energía en las cosas que podemos controlar.

¿Había plan para frenar a Portu y Stuani?

No hay nada que mis jugadores no conozcan de ellos, porque son los más relevantes del Girona en ataque. De un mal pase salió un buen pase en el 0-1. Luego hubo un fallo en la marca del 0-2. Son dos jugadas que han marcado el devenir del partido. Una cosa es lo que uno pueda planear y otra la ejecución.

En un momento se ha juntado mucho jugador en ataque sin eficacia…

Sí, había jugadores ofensivos y en su posición. Sí que es verdad que salió algo de caos en un momento, pero En Nesyri ha jugado muchas veces por la izquierda. Como Óscar, El Zhar, Kravets… lo que sí es que estábamos separados. El equipo estaba muy largo. Por momento hemos perdido por los nervios. Por las prisas. Hemos perdido la concentración en algunos momentos.

¿Qué le ha dicho al descanso?

Que había que darle vuelta a la página. Cuando uno está caliente no es momento de hablar mucho, sino de calmarse. Quizá lo mejor es que estamos en una buena posición. Todos sabemos qué hacer para no dar esta imagen. Uno puede empatar o perder, peor nos ha quedado el sinsabor de no ver al mejor Leganés.

Lo siguiente es un derbi. Quizá viene bien el parón…

Esperemos que sí. A mí me gustaría jugar rápido y no estar tanto tiempo con esta sensación. Ojalá podamos trabajar de la mejor manera. Jugaremos un amistoso la semana que viene. Hay que tener calma para seguir empujando. Todavía estamos en una situación de privilegio.

¿No es un problema que la plantilla esté pensando más en el parón?

Nunca ha dicho que el trabajo está terminado. Los chicos saben lo que tienen que dar. A nivel mental, cuando uno tiene un parón por selecciones, quizá piensas más en el viaje. Es una situación de ensayo error que tiene que convivir. Los grandes están acostumbrados. Es algo que debemos aprender.

¿Quizá hubo relajación por los resultados de Huesca y Celta?

Lo importante es antes del partido es mirarnos a nosotros mismos. Eso es el triunfo de dar todo lo que uno tiene sin pensar en otros partidos. La tabla y los rivales sólo se miran cuando faltan dos-tres partidos. Ahora no tiene sentido.

¿Hubo sobreexcitación en la protesta al árbitro?

En algún momento sí que estuvieron ansiosos. Nos han amonestado a ocho jugadores, que han sido una locura. Muchas estaban justificadas por un nerviosismo inhabitual en casa.