Competición
  • LaLiga SmartBank
  • Copa Argentina
LaLiga SmartBank
Copa Argentina
Central Córdoba (Santiago del Estero) Central Córdoba (Santiago del Estero) CSE

-

Estudiantes Estudiantes EST

-

FÚTBOL FEMENINO

La pelea por el control de la Liga Iberdrola paraliza el convenio

La pelea por el control de la Liga Iberdrola paraliza el convenio

Futbolistas ON

Futbolistas ON y UGT solicitan al CSD "un marco regulatorio" de la Liga Iberdrola a través de una carta que se niega a firma la AFE.

La Asociación de Clubes de Fútbol Femenino se reunió ayer en la sede de LaLiga con AFE, UGT y Futbolistas ON en la primera mesa negociadora para el convenio colectivo del fútbol femenino español con el objetivo de que la patronal apoyara los puntos fundamentales establecidos por Futbolistas ON, UGT y ACFF. Pero, de nuevo, las diferencias entre las diferentes organizaciones paralizan las negociaciones para asentar las bases de un documento que regule temas como el salario mínimo, las jornadas laborales, el protocolo de embarazo, maternidad o contra el acoso.

Según indican desde la AFE, los diez puntos fundamentales fijados el 20 de febrero han sido tratados en un breve tiempo de un encuentro que se ha centrado en "hacer política". Desde la asociación señalan que Futbolistas ON, UGT y ACFF han propuesto firmar una carta para solicitar al CSD que le den las competencias del fútbol femenino a la ACFF.  "AFE está a favor de un salario de 20.000 euros anuales siempre y cuando no estén condicionados por la firma de un documento, en formato chantaje, pues se trata de introducir una negociación paralela y desvirtuar el sentido de este Convenio Colectivo, que tanta expectativa ha despertado entre las jugadoras, y no vamos a dejarnos llevar por esta estrategia, y más si con ella se quiere o se pretende ir contra la legislación vigente española y deportiva", destacan en un comunicado emitido tras la reunión. 

Futbolistas ON también quiso dar su versión e informó a través de su Twitter de que habían firmado una carta junto a UGT en la que solicitan al CSD un “marco regulatorio” de la Liga Iberdrola entre la ACFF y la RFEF. “Ello garantiza a las futbolistas un salario mínimo de 20.000€, aunque AFE no firmó”, destacó el sindicato, que señaló que en el inicio de la reunión preguntaron en a AFE si apoya la liga paralela a la Liga Iberdrola anunciada por Ruibales. "AFE negó que lo apoyara y aseguró que se abstuvieron", destacan. 

La representación de la AFE estuvo formada en esta reunión por las siguientes personas: David Aganzo (presidente), Jesús Barbadilla ‘Jesule’ (vicepesidente), María José López (asesoría jurídica), Ángel Rodríguez (asesoría jurídica), Fe Robles (presidenta del Comité de Fútbol Femenino), María Ruiz (secretaria del Comité de Fútbol Femenino y futbolista del C.D. Tacón), Laura del Río (vocal del Comité de Fútbol Femenino y futbolista del Madrid C.F.F.), Ana Vallés (futbolista del Rayo Vallecano), Ainhoa Tirapu (futbolista del Athletic Club y vicepresidenta del Comité de Fútbol Femenino), Garazi Murua (futbolista del Athletic Club), Marta Unzué (futbolista del F.C. Barcelona y vocal del Comité de Fútbol Femenino) y Silvia Meseguer (futbolista del Club Atlético de Madrid).

Este es el comunicado íntegro de la AFE: 

1.- Sobre la mesa estaba responder la patronal acerca de los 10 puntos planteados por AFE en la reunión del pasado 20 de febrero, documento consensuado y acordado el día 19 de febrero con más de 40 futbolistas en la sede del sindicato.

2.- Entre esos puntos que fueron trasladados a la opinión pública, AFE está a favor de un salario de 20.000 euros anuales siempre y cuando no estén condicionados por la firma de un documento, en formato chantaje, pues se trata de introducir una negociación paralela y desvirtuar el sentido de este Convenio Colectivo, que tanta expectativa ha despertado entre las jugadoras, y no vamos a dejarnos llevar por esta estrategia, y más si con ella se quiere o se pretende ir contra la legislación vigente española y deportiva, caso de los artículos, entre otros, 33 de la Ley del Deporte, 20 del Estatuto de FIFA, 7.3 del Estatuto de la UEFA y 4,13 y 20 de los Estatutos de la Real Federación Española de Fútbol, ante lo que la patronal no ha aceptado.

3.- AFE apuesta por el diálogo entre la RFEF y la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino (ACFF) y no va a poner en peligro la participación de las futbolistas en la Champions League, la Copa de la Reina y la Supercopa de España. Y más teniendo en cuenta que hay clubes a los que no representan y que tienen derechos y algo que decir en lo que se trata de imponer.

4.- AFE no entra en batallas de poder, que rechazan las jugadoras, pues es independiente y como sindicato mayoritario del banco social se ha sentado a negociar un convenio colectivo que regule las relaciones laborales de las futbolistas. Ese es el mandato que nos han dado las jugadoras.

5.- De las 10 propuestas mencionadas anteriormente, apoyadas por el resto de sindicatos, la patronal no ha aceptado la retroactividad del convenio desde el 1 enero de 2019, ni la propuesta de incluir a las jugadoras de los equipos filiales siempre y cuando participen en 4 convocatorias del primer equipo consecutivas o en 6 alternas durante cada temporada.

6.- En cuanto a las vacaciones y los días adicionales de descanso en Navidad han expresado su intención de estudiarlo.

7.- En relación a la incapacidad temporal, han aceptado con matices el complemento de IT sea cual sea la contingencia al 100 % del salario durante todo el periodo de baja.

8.-Por otro lado, sí han aceptado el protocolo de embarazo, maternidad y lactancia, presentado hace unas semanas por AFE ante el Consejo Superior de Deportes (CSD), Real Federación Española de Fútbol (RFEF), ACFF, Fútbol Club Barcelona y Athletic Club de Bilbao, así como el protocolo para la prevención y actuación contra el acoso en el fútbol.

Tras escuchar a una amplia representación de futbolistas que se reunió en la sede de nuestra asociación, AFE insiste en la necesidad de que este Convenio Colectivo se ponga en marcha cuanto antes por el bien de las futbolistas y pide, una vez más, que no se ralentice la negociación, ni que se utilice el fútbol femenino para causas o batallas que no quieren y rechazan las futbolistas.