EIBAR

Cardona: el premio a la insistencia de un canterano culé

Cardona: el premio a la insistencia de un canterano culé

Adrián Ruiz de Hierro

EFE

Tras la asistencia que condujo a la victoria ante el Celta, anotó el gol del empate en Mendizorroza, así que ha rescatado tres puntos para el Eibar. Se reivindica.

Marc Cardona llegó desde el Barça B, como Cucurella, con la idea de hacerse un hueco en la Primera División. La etiqueta de La Masia siempre otorga notoriedad. El 30 de noviembre de 2016 cumplió el sueño de debutar en partido oficial con el Barcelona. Entró en el minuto 76 del duelo de Copa del Rey ante el Hércules sustituyendo al también debutante Carles Aleñá, que actualmente forma parte de la primera plantilla azulgrana. Es más, el 6 de diciembre de 2016 hizo su debut en Champions League ante el Borussia Monchengladbach. Pedro León al margen (en este caso por la dichosa lesión que le mantiene con 9 minutos en todo el curso), es el jugador armero con menos presencia en Liga: 201. Hasta Pere Milla tiene más: 274

“Estoy contento por tener otra vez minutos y por marcar, que llevaba tiempo sin hacerlo; sacar un punto es importante”, valoró a la conclusión del derbi de Mendizorroza. Sus botas han hecho ganar tres puntos: dos de los tres que se llevaron ante el Celta, por la asistencia a Sergi Enrich que significó el 1-0 y por el gol en Vitoria que neutralizaba el de Inui. Aunque no ha tenido mucho peso este año en las alineaciones, el ilerdense demostró que está preparado para arañar minutos. “Para eso estamos, los que no hemos jugado tantos minutos tenemos que agarrarnos a ellos, demostrar que estamos disponibles”, No marcaba desde el 31 de agosto, en la tercera jornada, en otro derbi, ante la Real (fue un tanto parecido al del sábado). “Fue una liberación, no tenía esa sensación que ansiamos los delanteros desde hace mucho, lo sentí como un alivio”.

El derbi del pasado sábado en Vitoria solo contó con un jugador vasco entre los 27 que jugaron: el navarro Arbilla. Había pocas más opciones; en concreto dos: el vitoriano Manu García, que ocupó sitio en el banquillo babazorro; y Riesgo, meta debarra del Eibar. El que sí participó es el técnico vizcaíno Mendilibar.

El Eibar dio por bueno el punto alcanzado en Mendizorroza. Es un escenario complicado y todo lo que sea sumar, es bienvenido. Un punto a domicilio después de ganar en casa siempre sabe bien. La media inglesa. Los 35 puntos actuales acercan la meta de la permanencia. La segunda vuelta está siendo magnífica para los armeros, ya que solo han caído en San Mamés, en un pésimo día, eso sí. Aún queda por mejorar los resultados a domicilio: desde el 2-3 en Montilivi, en la octava jornada, el 6 de octubre, no se han sumado tres puntos de golpe fuera. Han pasado más de cinco meses. Lejos de Ipurua, solo se ha dejado la meta propia a cero una vez, en Valladolid, en el mes de noviembre.