SEVILLA 5-REAL SOCIEDAD 2

1x1 de la Real: Oyarzabal y Rulli no pueden evitar la ridícula segunda parte

1x1 de la Real: Oyarzabal y Rulli no pueden evitar la ridícula segunda parte

MIGUEL MORENATTI

DIARIO AS

El eibarrés marca dos goles y el meta argentino hace tres paradones, pero los Txuri-Urdin reciben una manita.

-Rulli: Recibió cinco goles, pero es el que menos culpa tuvo. Vendido en todas las acciones de peligro, con cinco intervenciones de mucho mérito evitó un goleada escandalosa.

-Zaldua: Aguantó el tipo ante Promes, que le estaba exigiendo mucho, hasta que tuvo que salir del campo con problemas físicos. El 1-0 llegó sin poder cerrar bien su banda.

-Raúl Navas: Se unió a los regalos defensivos con una mala cesión atrás que sirvió para que Ben Yedder marcar su tercer gol. Para entonces, la Real ya estaba totalmente descompuesta.

-Hector Moreno: De lo poco salvable de la defensa, y aún así tampoco hizo su mejor partido. Provocó el córner el quinto gol sevillista.

-Theo Hernández: Desastre absoluto. Su peor partido con diferencia en la Real. Su caso es inexplicable. Cuando parecía que empezaba a verse su mejor versión y se le notaba adaptado al equipo, se ha desecho como un azucarillo. En Sevilla ni aportó ofensivamente, ni defendió. Su banda fue un coladero por donde Navas y Sarabia hicieron lo que quisieron. Inexplicable su falta de atención en el gol de Sarabia y en el rechace que caza en boca de gol Ben Yedder. Debe reaccionar cuanto antes. La Real necesita su energía desde atrás.

-Zubeldia: Exquisita primera parte, especialmente en el robo de balón. Siempre bien colocado, un seguro en las coberturas a sus compañeros, todos los balones le iban a él como si fuera un pulpo. Incluso tuvo arrestos para lanzar algún ataque. Lastima la quinta amarilla que vio. Y que estropeara su partido con la pérdida del 2-1 sevillista que daba origen al terremoto posterior. Luego mantuvo el tipo en medio de la descomposición del equipo.

-Mikel Merino: De más a menos hasta desaparecer cuando llegó el vendaval del Sevilla. Debe ser más consistente y pedir más la pelota, porque tiene calidad y sus compañeros le necesitan. Espléndido pase de gol a Oyarzabal en el 1-1, pleno de visión, rápida reacción y precisión.

-Rubén Pardo: Luces y sombras. Con balón siempre puso criterio, especialmente en la primera parte. Sin balón sufrió en exceso. Tiene calidad para sacar mejor el balón parado. En el comienzo de la segunda parte, cuando el Sevilla pasaba por encima de la Real, se le echó de menos, debía haber tenido más personalidad para calmar el partido teniendo la pelota.

-Juanmi: Mal. Cuesta decirlo, pero estuvo irreconocible. No ganó ni un solo balón, y apenas aportó en ataque. Desaprovechó otra titularidad al no gozar de ni una ocasión de gol. Presionó bien a la defensa del Sevilla para ganar el balón previo al 1-1. Eso como nota positiva. Una falta recibida y otro balón de espaldas que le pitaron mano que no era, únicas aportaciones. Demasiado poco para un jugador de su nivel. Debe espabilar. Sin Willian José, la Real necesita de su oportunismo como el comer.

-Oyarzabal: Todo carácter y pundonor, se salva de la quema de Sevilla, porque él solo no puede tirar del carro. Necesita que le sigan. Marcó un golazo con su pie izquierdo fantástico cuando peor lo pasaba la Real en la primera parte con el 1-0 del Sevilla. Se recorrió todo el frente de ataque y no paró de bregar siempre. En el momento del desastre, era el único que intentó para el partido, pero no pudo. Mereció el segundo gol, que hizo de penalti, forzó amarilla a Carriço después de ofrecer una buena oportunidad a Sandro de marcar. Suma 10 goles y es ya el máximo artillero realista. Un futbolista fuera de lo común. Lució el brazalete y demostró que el futuro de la Real pasa por sus botas. Lastima el gol en propia puerta, completamente inmerecido. Por cierto, deberían empezar a dejar de ponerle en la derecha. Rinde infinitamente menos que por dentro o en la izquierda, y la Real sale perdiendo.

-Sandro: Es un expediente X. Sigue sin marcar, pero es que en Sevilla no tiro ni entre los tres palos. De verdad que merece el beneficio de la duda por su trabajo constante, pero los argumentos con él ya se están agotando. Esta vez su primera parte es mala. En banda o por dentro no fue capaz de agarrar ni un solo balón. Después con el partido roto, tira una falta por encima del larguero y en su ocasión más clara, tras un buen recorte hacia dentro su tiro desde dentro del área no va ni entre los tres palos. Se ve que está frustrado y pasándolo mal. Ibarrondo tiene muchísimo trabajo con él.

-Aritz Elustondo: Tuvo que salir a la media de juego para suplir la baja de Zaldua, y lo pasó mal al principio porque estaba frío y enfrente no paraban de encararle. Cuando se calentó, igualó con implicación sus carencias y dio la talla. Pero en la segunda parte se vino abajo como el resto. Tendrá pesadillas con Promes, que le amargó la tarde en Sevilla.

-Zurutuza: Salió con el partido roto y le puso algo de criterio al juego realista teniendo algo más el balón. Pero sirvió de poco porque ya era muy tarde.

-Januzaj: Debió salir antes, porque cuando lo hizo ya era innecesario. Tampoco se le vio, salvo por un disparo lejano muy desviado. Al menos tuvo unos minutos para coger ritmo de cara al Levante, ante el que su concurso será vital.