Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • MotoGP
  • Vuelta a España
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
  • Moto3
  • Mundial
LaLiga Santander
Premier League
Liga Holandesa
Zwolle Zwolle ZWO

-

Waalwijk Waalwijk WAA

-

Heracles Heracles HCL

-

Willem II Willem II WII

-

Feyenoord Feyenoord FEY

-

ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

-

Fortuna Sittard Fortuna Sittard FSI

-

Twente Twente TWE

-

Mundial
Argentina ARG

-

España ESP

-

DEPORTIVO-LAS PALMAS

El día que Pepe Mel y Rubén Castro conquistaron Riazor

Rubén Castro celebra uno de sus dos goles al Deportivo en la victoria del Betis (2-3).

SANCHOFOTO

DIARIO AS

Mel sólo visitó una vez Riazor. Fue con el Betis en 2012 y ganó 2-3 con un doblete de Rubén Castro. Son los dos únicos goles del canario al Deportivo.

El partido entre Deportivo y Las Palmas tendrá un morbo especial con el regreso de Pepe Mel a A Coruña. El técnico madrileño comenzó la pasada temporada sentado en el banquillo blanquiazul, pero fue destituido en la jornada novena. Fue una decisión más de confianza que numérica, ya que el equipo, que acabaría bajando a Segunda, estaba en el puesto 16º y con dos puntos de colchón con el descenso. Mel vuelve a la que fue su casa para estrenarse al frente de Las Palmas y amenazar a un Riazor que ha perdido parte de la consistencia que mostró a principio de temporada.

Será su segunda visita como entrenador al estadio coruñés y en la anterior, ganó. Lo hizo junto a otro ilustre exblanquiazul: Rubén Castro. El delantero canario fue el gran protagonista aquel día y a buen seguro que la batuta de Mel tuvo mucho que ver, ya que en sus otros siete enfrentamientos ante el Depor nunca logró la victoria ni marcarle otro gol. El partido se jugó el 2 de diciembre de 2012 y el equipo que defendían era el Betis. Los verdiblancos conquistaron Riazor al imponerse 2-3 tras un doblete de Rubén, otro de Riki y la puntilla de Campbell. Aquella derrota fue el principio del fin de Oltra, ahora al frente del Tenerife, que fue destituido por Lendoiro tres partidos después.