MÁLAGA 0 - DEPORTIVO 0

Málaga y Deportivo dejan en tablas su partida de ajedrez

Málaga y Deportivo tuvieron tanto miedo a perder que saludaron hasta con alegría este reparto de puntos. Más táctica que fútbol en La Rosaleda.

Ajedrez en La Rosaleda. Málaga y Deportivo se respetaron tanto que dieron por bueno este reparto de puntos, uno para cada uno. Fue un partido intenso donde las defensas se impusieron a las delanteras y los porteros resolvieron con autoridad deslices puntuales. El Málaga acumula su tercer empate consecutivo ante su gente y el Depor confirma sus mejores sensaciones lejos de Riazor. Y felicidad para Osasuna que se queda con el liderato.

Ambiente de Primera en La Rosaleda. Mucha intensidad y respeto entre ambos equipos. A los 35 minutos el Depor ganaba por cuatro córners a cero. Como suele suceder en los partidos que juega el Málaga, muy pocas ocasiones. A los 38' Dani Giménez detiene una falta directa ejecutada por Dani Pacheco. Primera oportunidad digna de ser calificada de 'interesante'. Quique, muy activo, tenía en tensión a los centrales locales por su movilidad. A los 44' el Málaga reclama con vehemencia un penalti por observar mano de David Simón tras un balón centrado por Adrián. Fede Ricca se calentó en su reclamación y fue amonestado. El primer tiempo, más prudente que espectacular, se cerraba con 0-0 en el marcador. Mucha emoción pero poco fútbol. Segunda División.

El segundo tiempo comenzó con una tremenda oportunidad de gol que Dani Giménez interceptó a Blanco Leschuk, el delantero argentino trabajador y generoso que sigue divorciado con el gol. El Málaga empujaba pero el Depor no perdía los nervios. A los 57' Munir detenía un buen disparo de Borja Valle tras una jugada muy elaborada. A los 67' Cartabia echa fuera un gran servicio del excelente Edu Expósito. Ahora era el Depor quien se iba para arriba. A los 69' Seleznov reclama, brazos en alto, un penalti por posible empujón de Pablo Marí. Llegaban los famosos 'minutos del miedo', esos donde los equipos, más que acertar, esperan no fallar. A los 80' Munir realiza un paradón tremendo a Borja Valle, que aprovecha con celeridad un desajuste defensivo de la zaga local.

Como el Depor estaba siendo mejor, Muñiz decidió sacar a Jack Harper por Iván Alejo que se mató a trabajar. Lo primero que hizo el escocés de Fuengirola fue soltar un zurdazo descomunal que Dani interceptó con reflejos.