ALAVÉS 0 - CELTA 0

El Celta seda al Alavés y deja solo al Getafe en Champions

Aburrido partido sin apenas ocasiones que impide al Alavés igualar al Getafe en los puestos Champions. Cardoso respira. Rubén Blanco salvó a los gallegos con sus paradas.

El Celta se plantó en Mendizorroza con más prestancia que en otras ocasiones. Cardoso tuvo un cruce de declaraciones con un periodista en Vigo que había descubierto su plan para la capital vasca: jugar con cinco atrás. Y así fue. Costas, Hoedt y Araujo fueron los tres centrales con Mallo y Juncá en los carriles y es de sobra conocido que ese sistema se le suele atragantar a los del Pitu Abelardo. Máxime cuando, además, el asturiano se empeño con el trivote en la medular. Parecía que volvería al 4-4-2 pero no fue así y Jonathan Calleri volvió a convertirse en un islote en la punta.

La primera parte fue de pocas ocasiones. Brais hizo una chilena en el 8 que se fue fuera. Calleri respondió en el 9 con un disparo seco cruzado. También las tuvieron Maripán de cabeza, Maxi Gómez con un disparo que detuvo Pacheco y Manu García con un testarazo que se marchó alto por poco. Tablas al descanso y cachondeo porque saltaron los aspersores en el 37. Será la falta de costumbre de jugar los sábados. El operario encargado del riego se pensaba que el choque arrancaba a las 18:15h.

El fútbol mejoró un poco en la segunda mitad pero tampoco fue excelso. Los cambios de Abelardo permitieron recuperar el esquema de los dos puntas y los albiazules crearon más peligro. La más clara la tuvo Maripán que disparó a bocajarro en el área pequeña pero Rubén le adivinó la intención. Manu también estuvo muy activo en ataque. A su vez, los celestes, a la contra, pudieron marcar en varias ocasiones. Pacheco le sacó un gran remate a Brais y Maxi consiguió un gol pero fue anulado por fuera de juego aunque el línea tardó mucho en levantar el banderín. Justo reparto de puntos que agradó a los dos técnicos en un choque bastante plano y complicado de digerir.


Cardoso: "No pelea el que está muerto; yo no lo estoy"

El entrenador del Celta de Vigo, Miguel Cardoso, opinó tras el empate ante el Alavés que "es un punto importante", sobre todo, después del último partido en el que no estuvieron bien.

El portugués indicó "el equipo supo reaccionar, juntarse y competir muy bien", al tiempo que celebró comprendieron lo que se iban a encontrar.

"Interpretamos bien los momentos de cuándo ir a portería y cuándo defender", insistió el técnico, que confesó que no le gusta que tengan posibilidades de salir en corto y no lo hagan, pero matizó que su equipo tiene saber cómo jugar cuando tienen presión.

El portugués, que reconoció que arriesgaron en el inicio de la segunda mitad, puso en valor "la unión del vestuario" y la "resiliencia" que han tenido para poder llegar a este partido.

"Ahora nos tiene que llegar la estabilidad para poder competir mejor", reclamó el entrenador del plantel gallego, que admitió que salen "reforzados por la actitud" que tuvieron con las condiciones emocionales que tenían.

"No pelea el que está muerto, yo no lo estoy y voy a trabajar al límite para que los jugadores vean que son ellos los que pueden sacar esto adelante", concluyó. -EFE


Abelardo: "Me voy contento por el punto y por no encajar"

El entrenador del Deportivo Alavés, Abelardo Fernández, se mostró "contento por el punto y por mantener la portería a cero", tras el empate de su equipo ante el Celta de Vigo.

El gijonés opinó que fue "un partido bastante igualado con mucho respeto por parte de los dos equipos", en el que reconoció que no estuvieron bien en ataque en el primer tiempo porque no taparon su salida de balón.

Sin embargo, destacó la mejora en la segunda mitad, en la que el Alavés ha estado "intenso" y han conseguido ocasiones "para hacer gol".

"Otras veces hemos metido gol con las opciones que hemos tenido, pero hoy no hemos podido", lamentó el asturiano y admitió haber tenido "un poco miedo" porque los celtiñas ganaron en verticalidad con Boufal y llegó a ser "un cara o cruz".

El "Pitu" mostró su satisfacción con la aportación de los hombres de banquillo y con el japonés Takashi Inui, que cumplió cien partidos en Primera División ante el Celta de Vigo. -EFE