Competición
  • Premier League
  • Euroliga
Premier League
Euroliga
CSKA CSK

-

Zalgiris ZAL

-

Maccabi TEL

-

B. Munich MUN

-

Milan MIL

-

Estrella Roja RED

-

FÚTBOL FEMENINO

Ruby, de central en la liga a entrenadora en China

Ruby, con sus alumnos de la Academia.

Alexandra Fernández (Alicante, 1987) se apuntó a una oferta en 'Futboljobs' y acabó siendo una de las técnicas pioneras en el emergente fútbol asiático.

No sólo los futbolistas buscan un futuro mejor en la emergente China. Las chicas también viajan hasta el lejano oriente para desarrollar su carrera. Aunque si para una mujer siempre es más difícil abrirse paso en el mundo del fútbol en general, la cultura y el entorno sociopolítico chinos, aumentan las dificultades.

No obstante, no es lo mismo irse a China para jugar en uno de los mejores equipos del país siendo una estrella del fútbol europeo que aterrizar en el país asiático sola, con una mochila, para entrenar en un club a más de 3.000 niños, teniendo que hacer malabarismos para compatibilizar entrenamientos, el trabajo obligado por el gobierno chino y encima gestionar tu club de España desde la distancia.

Esta es la historia de Alexandra Fernández 'Ruby', una alicantina de 31 años, que tras jugar muchos años como central en la liga, en Segunda (SPA y Hércules) y fundar su propio club (In Pro) donde es jugadora y presidenta, decidió romper con todo y cruzar medio mundo para tener su primera oportunidad como entrenadora.

"Todo fue muy rápido. Me apunté a una oferta en la plataforma 'Futboljobs.com', conocí al que ahora es mi representante en Asia y, en unas semanas, me vi entrenando a más de 3.000 niños en una Academia de Chengdú", relata Ruby.

Ruby dirige un entrenamiento.

Ruby dirige un entrenamiento.

La experiencia ha sido positiva pero el cambio socio-cultural, sobre todo al principio, fue impactante. "Eres una mujer. La cultura china no es que las mujeres jueguen al fútbol. Que dejen entrar a una entrenadora… pues ha costado. Cuesta mucho ver a las niñas jugar el fútbol. No tienen esa cultura", asegura.

Ruby fue entrenadora en la escuela Lu Yin Xiao Jiang aunque en realidad "hacía de todo". Y en sus ratos libres, a cumplir con el gobierno chino. "Una vez que firmas tu contrato, te comprometes a llevar varios equipos del gobierno. Allí existe la asignatura de fútbol en los institutos públicos", señala la alicantina.

Poco que ver con la vida de las estrellas que van a jugar a la superliga china: "Hablé con Vero (Boquete), la conocía de haberme enfrentado a ella. Quizás en lo único que se parecía mi vida en China a la suya era los problemas con la comida, para llevar una dieta equilibrada. El idioma no fue un problema porque vivía con mi traductora".

Otro de los choques culturales radica en la exigencia a niños de apenas 7 años. "Te exigen éxito. Si no ganas, te mandan a tu casa. En Europa se valoran otras cosas a estas edades. Y además, si hay un niño bueno los grandes clubes no tienen dudas: te lo compran y se lo llevan a su club", termina Ruby.