Competición
  • Vuelta a España
  • Serie A

MLS | CHICAGO FIRE

Schweinsteiger: "Ni Messi ni CR7 me asombraron como Zidane"

Bastian Schweinsteiger (Kolbermoor, Alemania, 1984) afronta su tercera temporada en la MLS. El alemán de Chicago Fire atiende a As durante su pretemporada en Madrid.

-¿Qué tal? ¿Cómo va la pretemporada por Madrid?

-Muy bien. No es el momento más caluroso del año, pero Madrid es una ciudad fantástica. Se está muy bien. He hecho muchas pretemporadas en mi carrera, también con la selección. Con el Bayern teníamos dos –en verano y invierno-, así que llevo unas cuantas.

-Debutó con el Bayern en un partido de Champions en 2002, va para los 20 años de carrera… ¡Es mucho tiempo!

-Sí, sí. ¡Mucho!

-¿Qué balance hace ahora que ya está en la recta final?

-Estoy muy feliz por cómo me ha ido todo. Cuando era niño y jugaba al fútbol, siempre soñaba con poder estar algún día al más alto nivel. He logrado permanecer en la élite. A veces, es fácil llegar a un nivel alto, pero no tanto quedarte allí. Estoy muy agradecido por haber jugado en algunos clubes muy grandes. Pero todo pasa muy rápido...

-¿Siente que su carrera como jugador termina este año o piensa en continuar?

-Haré como estos últimos años. Decidiré durante la última parte de la temporada una vez vea cómo me encuentro en todos los sentidos. Estamos al principio de curso y quiero ver como discurre todo, si todavía tengo ganas de jugar. En ese momento decidiré.

-¿Se puede disfrutar jugando después de tanto tiempo?

-Sí, a mí me gusta estar en el campo de entrenamiento, jugar y tener una pelota en mis pies. Obviamente, jugar en Estados Unidos es muy diferente a jugar en Europa. Pero también es un fútbol muy interesante.

-Ha ganado Mundial y Eurocopa, ¿esa experiencia influye positivamente en el resto de los jugadores del equipo?

-Intento aportar mi experiencia a los jugadores de mi equipo, claro. Pero todo el mundo tiene que intentar construir su propia carrera y desarrollar su carácter. He visto muchas cosas en mi vida, no solo en el fútbol, así que intento compartir esas experiencias con ellos.

-¿En qué punto de crecimiento se encuentra la MLS?

-Esta es mi tercera temporada, así que no sé cómo era hace 10 años. Tenemos uno o dos jugadores que han jugado más temporadas que yo en la MLS. Lo que sí puedo decir es que hay equipos que están haciendo un buen trabajo, hay estadios fantásticos y la asistencia promedio en la MLS es mayor que en la Serie A o la liga francesa. Creo que el fútbol en general está en auge en todo EE UU y hay más interés entre los jóvenes.

-La cultura será distinta -comparado con Europa- el ambiente, la propia liga…

-Eso es porque tiene mucha menos historia que el fútbol de Europa, esdecir, LaLiga, Bundesliga, la Serie A, la Premier League... Son campeonatos que existen desde hace muchos años. La MLS comenzó en 1996, por lo que todavía es una liga bastante joven, pero probablemente hará historia. Aún es joven y debe desarrollarse.

-¿Cuál es el mejor recuerdo de su carrera como jugador?

-Obviamente, cuando gane el Mundial o cuando jugué en mi club por primera vez, que en mi caso fue el Bayern de Múnich. Pero siempre digo que, para mí, la motivación siempre fue hacer felices a las personas, a los espectadores. He jugado al fútbol con corazón y personalidad. Cuando perdimos la final de 2012 contra el Chelsea y luego la ganamos el año siguiente, entendí que era algo muy importante para nosotros. Pasamos de la decepción del año anterior a ganar todo y hacer el triplete. Fue enorme.

-En España se le ve como ejemplo de jugador alemán y por su historia en el Bayern ha sido un rival duro para el madridismo, por ejemplo. Marcó el penalti decisivo en la tanda de penaltis en el Bernabéu en 2012. Siempre hubo una rivalidad sana entre Bayern y Real Madrid.

-Completamente de acuerdo. Está muy bien tener este tipo de rivalidades entre los clubes enormes de Europa. El Madrid y el Bayern tienen una historia larga y me acuerdo de muchos partidos entre ambos. Siempre eran partidos muy reñidos, justo lo que la gente quiere ver.

-¿Madrid y Bayern son los dos equipos más grandes de Europa por idiosincrasia, por historia?

-Es difícil de decir. Por supuesto, el Madrid es un club gigante. Ha ganado la Champions en los últimos tres años y eso es increíble. Pero cada club tiene su historia. Por ejemplo, la Juventus también tiene una gran historia y varios clubes más también. Al final, en la Champions, siempre están el Madrid, el Bayern, el Barcelona...

-¿En algún momento tuvo la opción de jugar en España?

-Para ser honesto, no me gusta cuando la gente habla de lo que podría haber hecho o no en sus carreras. Yo siempre tomaba mis decisiones y jugué en los equipos que jugué. España es un país bonito, me gusta mucho. LaLiga es muy interesante, por supuesto, pero ¿qué puedo decir? ¡Jugué en el Bayern y el Manchester United! Esas fueron mis decisiones.

-¿Quiénes son los mejores jugadores con los que has jugado? ¿Y en contra?

Los mejores compañeros con los que jugé son Manuel Neuer y Franck Ribéry. ¿En contra? Eso es difícil... Hay algunos futbolistas que juegan de manera diferente en su club y en su selección. La verdad es que ningún nombre me viene a la mente.

-¿Messi? ¿Cristiano? En España ha habido una rivalidad fuerte entre ambos...

-Pero cuando jugamos contra ellos en el Barcelona y el Madrid unas veces ganamos y otras perdimos. Con Alemania también ganamos a Argentina y generalmente hicimos lo mismo con Portugal ... Ambos son grandes jugadores y atletas, por supuesto. La vez que más impresionado me quedé fue cuando jugué contra el Real Madrid en 2003. Entré en la segunda mitad -ese día elMadrid ganó 1-0– y Zidane marcó un gol a los cinco minutos. Me impresionó mucho jugar contra él. Me gustaba la forma en la que se movía y cómo controlaba la pelota.

-Zidane es un referente para los centrocampistas de todo el mundo…

-Sí, y creo que eso es bueno. Es uno de los mejores jugadores que se haya visto nunca en el fútbol y yo tuve la oportunidad de jugar contra él una vez. Realmente me impresionó.

-¿Qué cree que le pasó a Alemania en el último Mundial? Fue una gran sorpresa ver a los campeones defraudar y quedar fuera, al igual que había hecho España en Brasil.

-Hay muchas razones. En Alemania estamos experimentando un cambio generacional: tenemos muchos buenos jugadores en este momento, jugadores de calidad, como España también los tiene, pero hay que transmitir la genética a esta generación de jóvenes y enseñarles lo básico de nuestro fútbol, eso por lo que otros países están celosos. Por ejemplo nuestra determinación, nuestra lucha hasta el final, ese tipo de cualidades. Es un momento de cambio y eso lleva un tiempo. Tal vez, por un lado, fue bueno que sucediera cuando sucedió y ahora podemos trabajar en reconstruir el equipo de nuevo. Estoy seguro de que la selección alemana estará de nuevo allí donde debe estar.