REAL MADRID

Un Real Madrid bipolar

Solari no termina de ajustar un estilo. En el Villamarín, un 26% de posesión, la más baja desde 2011. Ante el Sevilla, un 2-0 teniendo la pelota el 69% y ofreciendo sus mejores minutos...

El Real Madrid parece tener unas veces alergia al balón y, en otras, intención de acapararlo. Sin término medio. Basta con ver las dos últimas jornadas de Liga y la vuelta de octavos de Copa en Butarque, los tres últimos partidos de los blancos.

Solari ha ido estableciendo en 2019 una cierta tendencia de ceder la pelota al rival, una estrategia que parece contra natura en el club blanco. El punto más bajo fue en el Villamarín, donde el Madrid venció 1-2 con un gol de falta de Ceballos en el minuto 87 y jugando con tres centrales. El 26,5% de posesión madridista en el Villamarín fue el más bajo del club desde el 18 de enero 2012, con Mourinho, aquel 1-2 en la ida de Copa ante el Barça… 

Sólo siete días después de entregarle la pelota al Betis, el Madrid la reclamó contra el Sevilla. En ese 2-0, dominó a los nervionenses y quedó plasmado con un 69% de posesión. La cifra más alta de la era Solari empatada con el día del Rayo Vallecano (1-0). "¿El partido perfecto? No, ha sido muy completo, con poquísimas lagunas", fue el resumen del argentino.

Entre medias, la dualidad llevada al extremo. En la vuelta de Copa del Rey con el Leganés, se vio la polaridad. Los primeros 45 minutos de Butarque (1-0) terminaron con el equipo pepinero con el 60% y el Madrid sin respuestas en otro día gris. “La primera parte nos faltó profundidad y ritmo”, se lamentó Casemiro en la flash interview. “Lo hablamos en el vestuario y luego jugamos mejor”.

Lopetegui no bajó del 46% de posesión, Zidane del 39%, Benítez del 40% y Ancelotti, del 28%...

Aquel 26,5% del sufrido triunfo ante el Betis supuso un antes y un después en la historia reciente del Madrid, donde tan poca posesión parece contra natura. Lopetegui no bajó del 46% (el 5-1 en el Camp Nou) y Con Zidane, el día que menos tuvo la pelota fue el 13 de agosto de 2017, en la ida de la Supercopa de España (39%). Aquel día la táctica le funcionó. Fue un 1-3 al Barcelona. Un poco antes, con Benítez, nunca se bajó del 40,2% del día en que ganó 1-0 al PSG en la fase de grupos de la Champions 2015-16. Ancelotti fijó su posesión mínima (28%) en la ida de semifinales de la Champions 2013-14 contra el Bayern (1-0)...

Los campeones suelen ganar la posesión

Ganar la posesión no garantiza llevarse los tres puntos, pero ayuda. En las dos últimas temporadas, ninguno de los campeones de las seis grandes Ligas lo hizo teniendo la pelota menos del 50 por ciento del tiempo en poder del balón. El City ganó la pasada Premier con el 68,7%, por el 61,7% del Barcelona aquí. La duda es saber qué Real Madrid se verá este jueves en la ida de cuartos de Copa contra el Girona, si un Madrid más equilibrado o este bipolar que ha oscilado entre entregar sin miramientos la pelota o quedársela en exclusiva para él…