LEGANÉS

El día que Rivaldo fue maestro de Gumbau en lanzar faltas

El día que Rivaldo fue maestro de Gumbau en lanzar faltas

Hace dos años la estrella brasileña enseñó al mediocentro del Leganés a tirar faltas durante un entreno con el Barça B. Hoy vuelve al Camp Nou con muchas opciones de ser titular.

Fue una lección breve. Pero el maestro no era un cualquiera. Rivaldo hablaba y el resto callaba. Mismo embrujo que cuando lanzaba faltas. A eso se dedicó en aquel entreno del Barça B. A lanzar faltas y desgranar sus secretos entre la muchacha que dirigía Gerard López, excompañero del brasileño en su época blaugrana. Era enero de 2017 y Gumbau, ahora en el Leganés, fue uno de los alumnos. Resultó ser su último año en el Barça. Por aquella época el segundo equipo culé militaba en Segunda B. Ahora el medio centro retorna en Primera con opciones de ser titular en sustitución de Rubén Pérez.

Hace dos años Gerard era el encargado de los tiros libres en el filial, al siguiente fin de semana Gumbau marcó ante el Alcoyano. Sí, de falta. La clavó en la escuadra. “El Barça montó un reportaje diciendo que me había enseñado a tirar faltas. Quedó bien… pero creo que yo antes algo sabía también”, bromea el pivote blanquiazul al recordar aquella mañana.

"Rivaldo es un crack. Nos habló de su vida, de cómo estaba él y luego nos dijo cómo tirar las faltas. Practicamos un rato con él", continúa relatando. Del momento hay documento gráfico.

"Si hay falta en la frontal me la pido"

"¿Cómo le pegas tú a las faltas?", le preguntó Rivaldo al inicio de la lección. "Soy de tirar más fuerte o al lado del portero", le contestó Gumbau. “¿Y dónde apuntas a la barrera?”, volvió a preguntar Rivaldo. "Pues al segundo o tercero… depende…", le respondió sin timidez un Gumbau valiente, que ante el maestro probó varios lanzamientos con la bola casi pegada a la frontal. Algunos fueron bien. Otros mal.

"No es necesario mucha fuerza. Está muy cerca. Si la pegas fuerte, va a tener que bajar rápido. El portero está pensando. Con dudas. Lo mejor es darle despacito para subir por encima de la barrera", insistió el crack brasileño. Gumbau asentía entre extasiado y atento, mezclando admiración y ansias por aprender.

Ahora, tiempo después, con más de 40 partidos en la élite, el pivote gerundense sigue valiente en eso de tirar faltas. “¿Si hay una falta en la frontal? ¡Yo está claro que me la pido! Pero aquí tengo casi los mismos galones que tenía en el Barça B, no tantos como pueda pensarse… (Risas). Es que aquí también hay muy buenos lanzadores. Eso sí, si nadie quiere tirarla… ahí estaré yo para hacerlo”, ratifica en una muestra de valentía que quizá también aprendió esa fría mañana de enero, cuando Rivaldo fue, por un día, maestro de Gerard Gumbau.