Competición
  • Champions League
  • LaLiga SmartBank

LEGANÉS

Luciano sigue siendo del Leganés: tiene contrato hasta 2021

Luciano sigue siendo del Leganés: tiene contrato hasta 2021

El club adquirió sus derechos el verano de 2018 tras quedar libre del Corinthians. Su compra no se hizo oficial. Está cedido en el Fluminense hasta 2021.

Luciano da Rocha Neves, delantero brasileño actualmente en el Fluminense, sigue perteneciendo al Leganés pese a que el jugador salió de Butarque hace ya dos temporadas. Oficialmente la relación entre los pepineros y el futbolista terminó cuando acabó en el verano de 2017, al finalizar la primera campaña blanquiazul en la élite. Sin embargo, un año después, en el verano de 2018, el Lega se hizo con sus servicios. Firmó por tres temporadas, hasta 2021. Es el tiempo que le resta de préstamo en el mismo Fluminense.

Luciano llegó al Leganés cedido por el Corinthians en el verano de 2016. Terminada su participación en el Lega, retornó a Brasil en 2017 antes de tener, el curso pasado, un nuevo periplo europeo. Se marchó de nuevo a préstamo al Panathinaikos. En Atenas apenas jugó por las lesiones y, acabada la campaña, también finalizó su contrato con Corinthians. En el verano de 2018, Luciano era agente libre.

Fue entonces cuando el Lega tuvo la oportunidad de comprar “el 100% de sus derechos” y así lo hizo, pese a que el acuerdo no se oficializó. Felipe Moreno, dueño del club, ha confirmado a As que el delantero es de plena propiedad blanquiazul.

Luciano tiene contrato con el Leganés hasta 2021, fecha en la que terminará su préstamo a Fluminense. Si el club madrileño quisiera, podría retornar a Butarque para reforzar la plantilla de Pellegrino. En caso de venta, el Leganés “cogerá una parte importante de esa operación”, ratificó el propio Moreno. El valor actual de mercado de Luciano se estima en dos millones de euros. Con el Flu ha disputado 24 partidos y marcado ocho goles.

Periplo en el Leganés

Luciano sólo ha vestido la camiseta del Leganés una temporada. Fue en el debut del Leganés en Primera. El ariete llegó como una fuerte apuesta para el ataque pepinero, pero su rendimiento se fue desinflando por falta de adaptación a las altas exigencias de Asier Garitano.

Ser delantero con el de Bergara era, en Butarque, asunto difícil por el enorme sacrificio defensivo que pedía el técnico. Pese a ello, Luciano (4 goles) terminó el curso como cuarto máximo realizador liguero de la temporada por detrás de Szymanowski (8 goles), Guerrero y Gabriel (5).