M. CITY 2 - CRYSTAL PALACE 3

Una volea espectacular de Townsend noquea al City

El equipo de Guardiola perdió por 2-3 en un partido que empezó ganando por medio de Gündogan. Schlupp, Townsend y Milivojevic hicieron los tantos del Palace.

Andros Townsend celebra su gol al Manchester City.
OLI SCARFF AFP

Hace tiempo que el Manchester City venía dando muestras de no estar bien, pero hoy, ante el débil Crystal Palace, que llevaba 28 años sin ganar en la ciudad mancuniana, confirmó todos sus males (2-3). El conjunto de Guardiola volvió a adolecer de un liderazgo estéril en el que los eagles se sintieron muy a gusto, sobre todo gracias al tremendo partido de Wan-Bissaka y Townsend, que voleó a la escuadra de Ederson un misil que seguramente se colará entre los mejores goles de esta Premier League.

Dominio apabullante, control absoluto de la posesión y las ocasiones durante 25 minutos y un remate impecable de cabeza de Gündogan tras un buen centro de Delph presagiaban una tarde tranquila en el Etihad para el Manchester City, pero tal vez por ser tan evidente el fútbol mostró su lado más impredecible. Tan solo cinco minutos tardo Schlupp en poner el empate en el marcador cruzando un muy buen balón al palo largo de Ederson en la primera ocasión que tenían los eagles. Y no les hicieron falta muchas más.

Tres minutos después, tras un saque de falta que parecía que no llevaba a nada, Bernardo Silva cabeceó un balón a la frontal que le cayó como llovido del cielo a Townsend, que debió de entrever por allí alguna inspiración divina para conectar una volea espectacular que hizo inútil la estirada del guardameta brasileño. Una auténtica maravilla de gol, seguramente el mejor que se ha visto hasta la fecha en la Premier League.

El City se intentó ir arriba haciendo cambios en el descanso y los eagles aprovecharon para que Townsend enviase un nuevo balón al palo tras un gran centro de Wan-Bissaka, y en el rechace Walker cometió un penalti que terminó convirtiendo Milivojevic. Se le ponía muy complicado a los de Guardiola, sobre todo tras la victoria de ayer del Liverpool, y el catalán intentó agarrarse a De Bruyne para intentar darle la vuelta al marcador. El belga consiguió recortar distancias con un centro chut que se coló por la escuadra de Guaita, pero no fue suficiente para remontar el encuentro.