REAL MADRID

El Inter volverá a por Modric

Zhang Jindong, dueño del club italiano, ya estuvo muy cerca de ficharle en agosto y lo intentará de nuevo en verano. Marotta, nuevo director deportivo, será clave.

El Inter de Milán insistirá en el fichaje de Luka Modric el próximo verano. El croata es el sueño de Zhang Jindong, dueño del Inter desde 2016 y del poderoso grupo Suning, que ha encomendado a Giuseppe Marotta, exconsejero delegado de la Juve y nuevo director deportivo del Inter, la misión de acometer la contratación del 10 madridista para la próxima temporada.

El pasado verano, el club italiano ya intentó echarle el lazo al actual Balón de Oro con una suculenta oferta. Le puso sobre la mesa 10 millones netos durante cuatro temporadas (en el Madrid, donde tiene contrato hasta 2020, actualmente está percibiendo 6,5 millones netos por curso). Además, le daban dos años adicionales en China, en el Jiangsu (el dueño del Inter es también el propietario de este club chino). Es decir, la cantidad total que hubiera percibido era de 60 millones netos repartidos en seis años. Este ofrecimiento sedujo al centrocampista y pensó seriamente en marcharse, pero finalmente el Madrid le convenció para que continuara y denunció al Inter ante la FIFA por haber negociado con un jugador suyo con contrato en vigor, aunque esa denuncia acabó sin sanción para los italianos.

Giuseppe Marotta, un experto en el mercado

Ahora, con la llegada de Marotta al Inter, el sueño de fichar a Modric vuelve a ponerse en marcha dentro de las oficinas del club. El nuevo dirigente nerazurro guarda de sus tiempos de duro negociador en la Juve una relación fluida con Florentino Pérez y, aunque su primera tarea es cerrar la renovación de Icardi, ya ha apuntado en su hoja de ruta el nombre del croata. El Madrid y el jugador acordaron en verano no tocar el contrato a la espera de cómo acabe la temporada y eso anima a Marotta. El italiano prepara un profundo lavado de cara del Inter, similar al que inició en la Juventus, donde bajo su dirección deportiva (y el de Paratici, su mano derecha) fichó a jugadores como Pirlo, Barzagli, Dybala, Tévez o Madzukic (en Italia aseguran que el fichaje de Cristiano no fue cosa suya) y conquistó siete Scudettos de manera consecutiva, cuatro Copas de Italia, tres Supercopas italianas y además fue dos veces finalista de la Champions.

Modric está centrado al cien por cien en el Madrid y en la posibilidad de alzar el próximo sábado su título número 15 como madridista. Pero en Italia ya están haciendo números para intentar su fichaje.