LEGANÉS

Vallecas, kilómetro cero de Arnáiz como jugador del Leganés

Arnaiz, jugador del Leganés.

Leganés

Entra por primera vez en una convocatoria oficial después de haber jugado solo minutos sueltos de un amistoso. Pellegrino reconoce que tiene difícil entrar más por las exigencias del equipo.

José Arnáiz, Vallecas día 1. Día 1 como jugador ya integrado y a pleno derecho de convocatoria en el Leganés. Con derecho a sentirse uno más en la expedición pepinera. Con derecho a jugar. No es poco para un hombre que no compite en torneo oficial desde febrero. Entonces se calzó las botas ante el Alcorcón en Segunda. Portaba la zamarra del Barça B. Hoy lucirá la del Lega en el banquillo. Será en Copa, ante el Rayo. Y si el asunto marcha viento en popa, tendrá oportunidad de jugar. Aunque sea solo unos minutos.

Lo anunció ayer Pellegrino, aunque el Flaco no le puso ilusión en la voz. Más bien cierta resignación. Dice el entrenador que le gustaría probar más al futbolista. Usarlo. Testarlo. Pero que las necesidades del equipo y la competición transcurren en sendas diferentes a las de este chaval, uno de los fichajes más caros de la historia del Leganés con cinco millones de euros de inversión.

“José progresa adecuadamente, está mejor. Tiene mucha ilusión y nosotros también. Le hemos traído por cinco años. Le están faltando esos entrenamientos de partido, que es lo mejor para él. Ojalá podamos permitirnos el lujo de darle unos minutos”, reflexionó el argentino.

Esos minutos serán, de jugarlos, probablemente los únicos que vaya a competir en lo que resta de 2018. Un año feo para un jugador que despidió 2017 oliendo a gloria. Con el Barça, en Copa, fue hombre destacado de esos últimos partidos del año. Tampoco inició mal en el inicio del año nuevo.

Luego llegó el resto. Su lesión en el pubis, las recaídas, el quirófano y nuevas recaídas. Problemas que, lejos de hacerle más débil, han blindado su carácter y hecho más maduro su espíritu. Lo dice él mismo y los que le rodean. Ahora ya solo le queda jugar. Coger velocidad de crucero. Acumular minutos como los que pueda disputar hoy.

Y aunque sean minutos sin trascendencia histórica (o sí, quien sabe) serán para Arnáiz minutos de oro en un día para su recuerdo. El día 1 como jugador ya integrado y a pleno derecho de convocatoria en el Leganés