Competición
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
Bundesliga
Liga Portuguesa

BARCELONA

Valverde se queda sin rotaciones y sólo tiene dos laterales puros

Valverde se queda sin rotaciones y sólo tiene dos laterales puros

JAvier Lizón

EFE

Las bajas de Rafinha y Sergi Roberto afectan a su plan. Y ojo a los laterales. Semedo y Jordi Alba están sin recambio. Para Eindhoven, Coutinho y Rakitic son duda.

Las lesiones de Sergi Roberto y Rafinha, esta última de larguísima duración, afectan más de lo que parece al plan de Valverde en los próximos tiempos. El lateral siempre ofrece soluciones con su polivalencia. Por poner un ejemplo, el plan del Txingurri en el Wanda era aprovechar que Sergi Roberto había empezado de interior para meter un jugador de ataque por Semedo en la segunda parte (Dembélé o Malcom) y bajar a Sergi Roberto al lateral para ir a por el partido. Un poco en el estilo de lo que había hecho un año antes. Con la lesión del todoterreno de Reus, eso ya no fue posible. Pero en Madrid no sólo cayó Sergi Roberto. También Rafinha, que después de la lesión de Messi había vuelto a aparecer en las alineaciones y era una solución más para los puestos de interior izquierdo, interior derecho y falso extremo derecho.

Rakitic también está lesionado aunque quiere viajar a Eindhoven con el alta y Coutinho no fue expuesto a una posible recaída en Madrid en un partido que iba a resultar de máxima exigencia. Con todas esas dificultades, el once de Valverde en el Philips Stadion parece cantado a excepción de que quiera ir cuidando la rodilla de Umtiti: Ter Stegen; Semedo, Piqué, Umtiti (o Lenglet), Alba; Busquets, Vidal, Arthur; Messi, Suárez y Dembélé.

Pero el problema del Barça en los próximos tiempos va más allá de Eindhoven. Se ha quedado sólo con dos laterales: Semedo y Jordi Alba. En la derecha sí tenía la posición doblada desde el principio de temporada. En la izquierda, sin embargo, sólo tiene a Jordi Alba ya que el jovencísimo Miranda se entrena con el grupo pero sólo ha jugado hasta ahora la Copa ante la Cultural. Moussa Wagué, senegalés de 20 años y formado en la academia Aspire, es otra de las soluciones junto al sevillano (Palencia y Cucurella, laterales del filial la temporada pasada, están cedidos en Girondins de Burdeos y Eibar respectivamente. Pero está claro que el Barça se ha quedado tiritando en las bandas y que las bajas, aunque no muy mediáticas, pueden condicionar al técnico.