REAL SOCIEDAD

El motivo por el que Xabi Prieto ha viajado a la primera jornada de la Liga Genuine en Tarragona

El motivo por el que Xabi Prieto ha viajado a la primera jornada de la Liga Genuine en Tarragona

El ex capitán de la Real Sociedad cumple una promesa de la pasada temporada.

Xabi Prieto sigue agrandando su leyenda con gestos como el que ha hecho este fin de semana. El ex capitán de la Real Sociedad ha viajado hasta Tarragona para acompañar al equipo txuri-urdin que participa en la Liga Genuine. Allí se ha disputado la primera jornada de partidos de esta competición que junta a 30 clubes de primera y Segunda que han formado equipos inclusivos con jugadores que tienen algún tipo de discapacidad. 

El motivo del viaje de Xabi Prieto, que ya no tiene ningún tipo de vinculación contractual con la Real, es una promesa que hizo la pasada temporada, cuando todavía era jugador profesional. Entonces, el donostiarra participó en la presentación del primer inclusivo de la Real, estuvo en varias entregas de premios de torneos para ese tipo de jugadores que organizó la Fundación Real Sociedad y recibió un premio de ATZEGI (Asociación gipuzkoana en favor de las personas con alguna discapacidad intelectual) por su implicación en la ayuda de la visualización de este enfermedad. En esa acto, Prieto prometió públicamente a los jugadores de la Real que les acompañaría al primer viaje de la temporada. Así que ahí estaba el pasado viernes el donostiarra cuando partió la expedición realista, con su mochila preparada para viajar en autobús con el equipo txuri-urdin hasta Tarragona. 

Los aplausos y los abrazos de gratitud que recibió Xabi Prieto no los olvidara nunca. “Estaban como locos, muy contentos, que venga él hace que esté primer viaje sea más especial. Los jugadores están muy contentos. Estamos muy agradecidos por su implicación”, decía Egoitz Ugartemendia, el entrenador del equipo realista de la Liga Genuine. El mejor ejemplo de la implicación de Prieto es que estuvo en el banquillo animando a los chavales todos los partidos, y tan cerca los sintieron que hasta le dedicaban algunos de sus goles corriendo hasta la banda para abrazarle y hacer piña con él.