AStv

LA ENTREVISTA

Panenka: “Es un orgullo que Sergio Ramos imite mi penalti”

Panenka atiende a AS con la imagen fresca del penalti anotado por Ramos ante el Celta. El exfutbolista cuenta cómo y dónde ideó el tiro.

¿Cómo le va la vida a Antonin Panenka?

Todo bien, tranquilo. En Praga. Muy ligado a mi club de toda la vida, el Bohemians.

¿Sigue la Liga española?

Sí, claro. Y eso que no tenemos demasiados canales de televisión por los que poder ver bien la Liga. Pero siempre estamos pendientes de la actualidad, de lo que sucede en los grandes campeonatos. Por supuesto ya sé que Ramos está metiendo penaltis a mi estilo, todo el mundo lo dice.

Está recuperando su nombre, el de Panenka, con tantos penaltis: ya lleva 6 así de los 16 tirados en su carrera. Y marcó todos.

Es verdad, está logrando que Belgrado 1976 vuelva de nuevo a nuestras vidas. Se lo agradezco enormemente. ¡Qué recuerdos y escalofríos!

¿Qué le parecen los penaltis? ¿Cómo los está ejecutando, a ojos de su creador?

Estoy realmente orgulloso de que Sergio Ramos haya desarrollado el gusto por tirar los penaltis así, al igual que otros muchos jugadores de máxima élite. Sergio Ramos es sin duda uno de los mejores del mundo. No es la primera vez que usa mi tiro, es asiduo, y me alegro de que así sea.

¿Vio el último, el penalti del domingo en Vigo? ¿Le gustó?

Muchísimo. Fue una de las ejecuciones a lo Panenka más elegantemente realizadas que le haya visto hacer. Realmente lo disfruté y lo aprecié. Corrió de manera agresiva hacia la pelota, de esta forma confundió al portero, y luego el balón voló lentamente hacia el centro de la portería, justo fuera del alcance del guardameta. Un gran gol, sin duda.

Cada vez va cogiendo más confianza y lo hace mejor.

Seguramente. Recuerdo que los primeros que lanzó no fueron los más bonitos (risas)… Pero todos han entrado, y eso es al final lo importante.

De todos los jugadores españoles actuales, ¿quizá Ramos sea el que menos se espera que pudiera tirar así?

No lo sé. A mí no me sorprendió cuando le vi ejecutarlo por primera vez como yo. Tiene calidad para hacerlo y es un estilo muy efectivo. Muchos jugadores deciden lanzarlo a mi manera porque las opciones de marcar son muy altas.

Hay gente que critica a Sergio Ramos por tirarlos así, algunos lo consideran incluso una falta de respeto.

Yo no veo la falta de respeto. Me lo han preguntado muchas veces y siempre digo lo mismo: cuando la gente se pasa años hablando de un tipo de disparo que resulta plástico y efectivo es que se trata de algo bueno para el fútbol. El reglamento permite ese lanzamiento. Entonces, ¿por qué no tirarlo así? No hay lugar para el debate.

¿Cómo se le ocurrió este tipo de disparo? Cuéntenos.

En mi época de futbolista siempre quería crear, innovar. Pensaba mucho sobre cómo poder hacer cosas que fueran distintas. Además de estos penaltis, también traté de crear otras cosas. En la primavera de 1974, dos años antes del penalti en la final de la Eurocopa en Belgrado, el que me hizo famoso, ya lo entrenaba casi a diario. Después lo probé en partidos amistosos. Funcionaba. Luego lo probé también en la Liga checoslovaca. Y también funcionó.

¿Sabe cuántos marcó del total de los que lanzó?

No tiré todos así, obviamente. Pero calculo que usé esta estrategia unas 30 veces y sólo fallé uno. Siempre lo digo: es un disparo eficiente, exitoso, imprevisto.

Por eso tiró así, y marcó, en la final de la Eurocopa. Era el penalti decisivo de la tanda. Había que tener agallas. ¿Cómo preparó aquello?

Desde dos meses antes de la Eurocopa sabía que si me tocaba tirar un penalti lo haría de esta forma. Esperé y esperé, le di vueltas durante el torneo, también en la noche previa a la final, imagínese… Lo que nunca imaginé es que pondría a prueba la fiabilidad de mi penalti en la final, con tanto en juego y la responsabilidad de mi equipo y de mi país pesando sobre mis espaldas. A algunos compañeros les había dicho que si me tocaba tirar lo haría así. Nadie me terminó de creer... hasta que lo vieron.

Después de aquello el portero alemán Sepp Maier le retiró la palabra al sentirse humillado, mientras que otros, como Pelé, le llamaron genio.

No fui un loco ni un genio. Simplemente era un jugador subversivo. El penalti de Cruyff, por ejemplo, en el que asiste a un compañero en vez de tirar él, también lo pensé yo. Y no fui el único. Recuerdo que una vez en un partido en Brno nos lo hicieron en contra. Éramos muchos los que intentábamos cosas distintas, igual que ocurre ahora.

Han pasado 42 años desde que entrara en la historia. ¿Qué le produce comprobar que su legado continúa y el penalti a lo Panenka se sigue tirando?

Me siento muy feliz, obviamente. Además, si se fija, suelen ser los mejores jugadores del mundo los que lo intentan. No creo que sea un lanzamiento difícil, pero requiere practicarlo. Hay que entrenarlo. Y sobre todo, hay que tener personalidad. Como Sergio Ramos.