Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
Liga Endesa ACB
FINALIZADO
Monbus Obradoiro OBR

82

Coosur Real Betis BET

73

FINALIZADO
Movistar Estudiantes EST

67

Casademont Zaragoza ZAR

85

FINALIZADO
Kirolbet Baskonia BAS

87

Joventut Badalona JOV

86

Liga Holandesa
FINALIZADO
Vitesse Vitesse VIT

0

Feyenoord Feyenoord FEY

0

FINALIZADO
Groningen Groningen GRO

0

Utrecht Utrecht UTR

1

FINALIZADO
Waalwijk Waalwijk WAA

1

Heerenveen Heerenveen HEE

3

FINALIZADO
Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

0

Heracles Heracles HCL

0

VALENCIA 0-GIRONA 1

Bono activa la crisis del Valencia

El Girona asaltó Mestalla gracias al tanto de Pere Pons, pero especialmente por la gran actuación de Bono, que fue una muralla para los de Marcelino.

Pañuelos en Mestalla. Los primeros de la era Marcelino. Ganó el Girona gracias a un gol de Pere Pons y más aún a la actuación de Bono. El guardameta marroquí hizo ocho paradas a cuál más espectacular y dejó en nada los méritos del Valencia, que los hizo como para no irse de vacío. Pero llueve sobre mojado por Mestalla, cuyo público llegados a noviembre aún no ha visto ganar a los suyos, que sabía que el Girona llegaba con siete titulares de baja y que no entendió los cambios de Marcelino. El Valencia está en crisis, aunque en el club aún no quieran verlo así.

El Valencia se marchó al descanso sin saber muy bien cómo seguía el 0-0 presidiendo el marcador. La retahíla de ocasiones que tuvieron los de Marcelino era (o debería haber sido) más que suficiente para que se fueran con ventaja al medio tiempo. Pero entre Bono, el larguero y el VAR le privaron del gol. El Valencia veía contra el Girona cómo es la vida sin Parejo y ésta fue más vertical, veloz y también diferente a balón parado. Del cambio de ritmo se encargó Guedes; de la estrategia, Wass, quien sacaba cada córner de una manera distinta. Al danés quizás no le gusta la idea de volver a sus orígenes de lateral, aunque por lo visto este curso es de lo mejor que tiene Marcelino para ese lado.

El Girona, con lo que tenía, que eran siete titulares de baja por lesión, vivió ofensivamente hasta el descanso de un par de faltas al borde del área de Neto. Lo mejor del conjunto catalán era su salida de balón: limpia, precisa. Pero Eusebio tenía los goles en la enfermería y aunque Pere Pons, Porro y Borja García hacían fuerza para que el partido no fuera marcadamente de color blanquinegro, el Valencia se fue imponiendo conforme Kondogbia, Coquelin y Carlos Soler fueron anticipándose en los duelos, en los balones divididos y con ello ganando metros, y metros, y más metros hasta casi hacer que Doumbia se colocara como un central más.

Fue en la recta final del primer tiempo cuando Bono se erigió en esa fase como la estrella del partido, marchándose el guardameta marroquí de Mestalla con una colección de paradas de fotografía. Así fueron las que hizo a disparos de Coquelin desde la frontal, de Guedes a bocajarro y tras remate de cabeza Rodrigo. Espectacular ésta última. A ello hay que sumar un balón al larguero de Mina, un gol anulado a Rodrigo por fuera de juego y otro de Kondogbia que mandó al limbo el VAR, que acertó al avisar a Alberola Rojas que cuando centró Gayà el balón había traspasado la línea de fondo.

Al Valencia, no se sabe cuándo ni porqué, alguien le echó un mal de ojo. De otra forma no se entiende la concatenación de factores que se alinearon para que el Girona se adelantara gracias al gol de Pere Pons. De primeras falló uno de los futbolistas más fiables del Valencia, Kondogbia, y después el balón cayó niquelado a los pies de Pons tras rechace de Neto. Todo ello cuando alguno en la grada aún estaba en la barra pidiéndose un refresco.

Corría el minuto 47, el Valencia se veía por detrás en el marcador y Bono seguía a lo suyo. El marroquí acabó desquiciando a Rodrigo. Y el partido en sí a Marcelino. Y el asturiano, con sus cambios, a Mestalla. Eusebio le dio un repaso tácticamente al asturiano a la hora de las sustituciones. Así como los cambios de Doumbia por Alcalá y de Roberts por Granell rearmaron al Girona; los inventos de Marcelino desdibujaron al Valencia, un equipo que pasó de un 4-4-2 a prácticamente un 4-2-4 y que poco menos acabó con un 3-1-6.

Sin embargo, por más acumulación de delanteros que pusiera Marcelino, el Valencia llegaba peor al área, con menos frescura, con menos peligro. Y así, con cuatro disparos a portería, el Girona se llevó la victoria, otras más a domicilio, donde aún no han perdido los de Eusebio. Por el contrario, primera derrota del Valencia en Mestalla, donde aún no ha ganado. Pañuelos en la grada. Llámele Alemany y Marcelino como quiera, pero huele a crisis, sabe a crisis y viste de crisis. Es crisis.


Eusebio: "Bono nos ha dado el partido"

Victoria sin medio equipo titular: “Quiere decir que somos un equipo en el que todos somos importantes. Los necesitamos a todos para conseguir el objetivo. los jugadores se lo han creído. A través de la solidaridad podemos conseguir resultados positivos. Hemos sufrido porque el Valencia ha dominado y ha tenido ocasiones. Hemos tenido que hacer un trabajo enorme de desgaste para mantener la portería a cero. Y luego, tener fe. Creernos que llegaría nuestro momento y así ha sido”.

Bono: “Espectacular. Una actuación muy brillante que hace mérito y recompensa a un jugador con mentalidad positiva, con comportamiento ejemplar. Es un chaval que merece actuaciones como la de hoy. Él nos ha dado el partido. ha sido el más brillante pero el trabajo de sus compañeros ha sido enorme”.

Roberts: “Estaba esperando este momento. Se ha preparado y lo ha aprovechado. para haber jugado sólo ratos, ha demostrado tener calidad, ser desequilibrante. Por la competencia no había tenido más oportunidades pero hoy le ha llegado la oportunidad y es bueno para todos porque genera más competencia”.

Pere Pons: “Estoy descubriendo el potencial de Pere y lo que supone para el equipo. Trabaja de principio hasta el final, tiene una mentalidad muy buena, tiene una fe en cada jugada, es muy inteligente en el campo. La determinación le hace ir con tanta fe que hoy le ha hecho ir a rematar una jugada cuando poco antes estaba defendiendo en su área”.

La trayectoria fuera, espectacular: “Hay un antes y un después del partido del Eibar. Estábamos ahí dándole vueltas a la propuesta para sacar más rendimiento. Hemos elegido una línea y vamos a darle continuidad. No creo que debemos reflexionar sobre fuera o en casa sino sobre el momento del equipo”. / Julián Burgos.

___________________________________________________________________________

Marcelino: "Tuvimos 26 opciones y no fuimos capaces de marcar"

Dinámica: “Lo peor es que jugando un partido muy bueno, no hemos ganado. Compite, genera, juega, el rival en su única ocasión mete un gol. Nosotros tuvimos 26 opciones y no fuimos capaces de meter gol. Tengo que dar la enhorabuena al equipo por el esfuerzo, por generar, por todo. El equipo ha hecho mucho para ganar y se encuentra con la derrota. A este nivel, lo lógico es que ganemos muchos partidos de forma consecutiva”.

Rodrigo ha dicho que no hay que lamentarse: “Rodrigo ha dicho más o menos lo que he dicho. Hay que pensar ya en el próximo partido. No ganas pero creo que soy sincero cuando digo: ¿Qué más tiene que hacer el equipo para ganar? Pues tenemos que insistir para que la cosa cambie. Deberíamos de haber ganado muchos partidos”.

¿Crisis?: “Para mí un equipo en crisis es un equipo que pierde habitualmente, que no genera, que se ve separado… Y eso no lo veo aquí. Aunque asumimos la responsabilidad de que el equipo no gana. Estamos en una situación distinta a la que esperábamos y creo que merecíamos”.

Los cambios: “Ya que teníamos un dominio absoluto, acumular gente arriba, buscamos generar con un delantero como Rodrigo en la derecha… Y meter más gente arriba para buscar el remate”.

Guedes: “Es lógico que esté cansado, sufrió algunos calambres pero no me consta que haya lesión”.

Lejos de la Champions: “Llevamos 11 partidos y veo competir al equipo y su capacidad. 10 puntos ahora no son definitivos. Más aún viendo la igualdad que hay en LaLiga. No se ha escapado aún ningún objetivo. Cualquier equipo puede sorprender a cualquiera. Hoy nos hemos encontrado con una sorpresa que no esperábamos”.

Cambiar la dinámica: “Creemos en nuestro trabajo. Somos el mismo cuerpo técnico de la temporada anterior. Cuando un técnico ve a su equipo que no tiene resultados puede plantearse cambios. El fútbol es tan opinable que si hago cambios diríais que genera dudas. Si no hace cambios, que es un cabezón. Debemos transmitir coherencia. Es decir que a pesar de los resultados tienen actitud. Llegará un momento en que esta dinámica va a cambiar. A veces los cambios sólo conducen a la confusión”.

Descontento de la grada: “Digo que creo que las cosas van a salir bien porque lo creo. Es una cuestión de acierto, de tener precisión en el tramo decisivo. Competimos siempre, es cierto que no ganamos. Yo veo que el trabajo que realiza el equipo no se ve compensado con victorias. Si seguimos haciendo este trabajo es imposible que no lleguen las victorias”.

Wass, de lateral: “El rival iba a jugar con cinco defensas y creíamos que teníamos que dar profundidad por fuera. Estoy satisfecho de su rendimiento”.

Kondogbia-Coquelin, en el centro: “Son dos jugadores de un gran nivel que tuvieron gran presencia en el juego”.

¿Por qué no hizo los cambios antes?: “Veía que estábamos dominando, con jugadores ofensivos, por fuera y por dentro. Esperé al final para asumir todos los riesgos. Y teníamos duda con algún jugador con alguna molestia”. / Julián Burgos.

0 Comentarios

Normas Mostrar