Euroliga
Darussafaka DAR

-

Milan MIL

-

Olympiacos OLY

-

Fenerbahce FNB

-

NBA
FINALIZADO
Orlando Magic ORL

111

Philadelphia 76ers PHI

106

FINALIZADO
Washington Wizards WAS

119

Cleveland Cavaliers CLE

95

FINALIZADO
Boston Celtics BOS

111

Chicago Bulls CHI

82

FINALIZADO
Brooklyn Nets BKN

107

Miami Heat MIA

120

FINALIZADO
Toronto Raptors TOR

104

Detroit Pistons DET

106

FINALIZADO
Minnesota Timberwolves MIN

107

New Orleans Pelicans NOP

100

FINALIZADO
Milwaukee Bucks MIL

113

Memphis Grizzlies MEM

116

FINALIZADO
Oklahoma City Thunder OKC

128

New York Knicks NYK

103

FINALIZADO
Dallas Mavericks DAL

118

Utah Jazz UTA

68

FINALIZADO
Phoenix Suns PHX

116

San Antonio Spurs SAS

96

FINALIZADO
Los Angeles Lakers LAL

126

Portland Trail Blazers POR

117

REAL MADRID

Brotes verdes en el Madrid: Vinicius, Odriozola, Asensio...

El conjunto blanco mostró una buena imagen goleando en la ida de dieciseisavos de Copa. Vinicius y Odriozola brillaron. El equipo mostró versatilidad y compromiso.

Santiago Hernán Solari ha caído de pie en el banquillo del primer equipo del Real Madrid. Su estreno al frente del banquillo blanco fue el soñado, con una goleada balsámica por 0-4 ante el Melilla en los dieciseisavos de Copa y con numerosos aspectos positivos que invitan al optimismo en la Casa Blanca tras el cese de Julen Lopetegui.

Vinicius

El brasileño brilló con luz propia en el choque copero. Debutó como titular en el primer equipo desde que llegara al club blanco este verano y no defraudó. Desborde, regate, desparpajo, asistencia de lujo con el exterior para el 0-2 de Asensio... Sólo le faltó el gol, que tuvo muy cerca en dos ocasiones de la segunda mitad: primero con un disparo al larguero y después con un remate bloqueado por un defensa que se quedó prácticamente sobre la línea de gol. Odriozola lo aprovechó para anotar el tercero. Con actuaciones similares no sería extraño verle con más frecuencia en las convocatorias e incluso en alguna titularidad.

Odriozola

Pese a la lesión de Carvajal, Odriozola había dejado más sombras que luces en su juego. El teórico relevo natural del lateral pepinero no convenció en sus últimas actuaciones, por lo que Lopetegui se vio obligado a recurrir a Nacho en dicha demarcación como medida desesperada. Sin embargo, frente al Melilla, Odriozola dio su mejor versión siendo un puñal por banda derecha y estando seguro atrás. Redondeó su actuación con dos asistencias (la que abrió el marcador por mediación de Benzema y la que permitió a Cristo estrenarse con un tanto) y un gol (el 0-3).

Asensio

El balear era, hasta el tanto de ayer de Benzema, el último miembro de la BBA que había logrado marcar un gol en la presente temporada. Lo hizo el pasado 22 de septiembre frente el Espanyol y contra el Melilla logró desquitarse. Aprovechó una mágica asistencia de Vinicius para atacar el espacio dentro del área y definir de primeras con un buen disparo cruzado. Gol de killer. Además, se le vio más participativo que en otras ocasiones de esta temporada gris de la que espera salir. Puede que contra el Melilla haya iniciado el camino.

Reguilón, Javi Sánchez, Cristo...

Los menos habituales, incluidos los jugadores del Castilla que Solari hizo debutar en partido oficial con el primer equipo, firmaron una actuación notable. Reguilón suplió a la perfección a Marcelo desde el lateral izquierdo; estuvo rápido al corte y aportó soluciones en ataque. Ante la ausencia del brasileño por lesión para las próximas semanas, Reguilón puede tener un rol más protagonista.

Por parte de los jugadores del Castilla, Cristo fue el máximo protagonista. El canterano saltó al césped en la segunda mitad y se estrenó a lo grande con el primer equipo redondeando la goleada blanca. Aprovechó un buen centro de Odriozola para batir al guardameta rival con un testarazo.

Fede Valverde también fue determinante en el medio campo, dando soluciones en la construcción de la jugada y rompiendo líneas con potentes conducciones. Javi Sánchez debutó en el eje de la zaga junto a Sergio Ramos, y pese a demostrar inseguridad con algunas imprecisiones en los pases, cuajó un buen partido. Los jóvenes madridistas ya asoman la cabeza.

Versatilidad

El Madrid rindió con solvencia en todas las parcelas del campo y demostró capacidad de adaptación con diferentes esquemas tácticos. De inicio, Solari apostó por un 4-3-3, que arriba hizo estragos con el tridente Benzema, Asensio y Vinicius. Los tres fueron claves en la primera parte aportando entre ellos 2 goles y 1 asistencia.

En la segunda mitad, el técnico argentino reconfiguró sus filas para alinear un 4-3-2-1 con Marcos Llorente y Fede Valverde en el eje del mediocampo y con Marco Asensio como delantero centro. El equipo supo adaptarse y también fue capaz de ver portería en dos ocasiones en el segundo tiempo.

Compromiso

Los primeros partidos de Copa suelen despertar más pereza que emoción. Sabedores de que este tipo de encuentros son un arma de doble filo, primeros espadas como Sergio Ramos y Benzema no quisieron borrarse de la cita y demostraron una enorme dosis de compromiso sobre el césped de Melilla. Si esto se mantiene en las próximas semanas, la afición madridista tendrá muchos motivos para creer en una temprana recuperación.

0 Comentarios

Mostrar