Competición
  • Premier League
  • Liga Portuguesa
Premier League
Liga Portuguesa

GRUPO A | DORTMUND - ATLÉTICO

El futuro pertenece al Dortmund

El rival del Atlético apuesta por la juventud. Ya sacaron más de 100 M€ por Dembélé y casi 70 M€ por Aubameyang. Sancho, su último acierto.

"Nuestro modelo es que debemos desarrollar jugadores por nosotros mismos". En esa frase, pronunciada por el director general Hans-Joachim Watzke en una entrevista en Kicker en enero de 2017, se resume la filosofía del Borussia Dortmund en un mercado de fichajes cada vez más inflacionado. Lo decía al hilo de los rumores de una posible venta de Aubameyang que se materializaría un año más tarde. Watzke se resignaba entonces a perder al delantero gabonés tarde o temprano —y aventuró que el siguiente será Pulisic— ante los cantos de sirena que le llegaban desde los grandes de Europa, con mayor potencial económico del club renano. Pero días antes de esas declaraciones acababa de dar un golpe sobre la mesa fichando al sueco Aleksander Isak (entonces 17 años), tras cuyos pasos andaba también el Real Madrid. Con 24,7 años de media, el Dortmund tiene la cuarta plantilla más joven de la Bundesliga y la séptima de los 32 clubes que participan en la fase de grupos de la Champions.

Pierre-Emerick Aubameyang en su primer partido oficial con el Dortmund en agosto de 2013.

Aubameyang (aunque llegó con 24 años, era un desconocido) no fue el primero ni será el último. Solo uno más de la apuesta estratégica del Dortmund por jóvenes valores. Antes ocurrió con Lewandowski. El polaco fue el primer icono de una nueva política para afrontar el futuro después de esquivar la bancarrota. El Dortmund pagó en 2010 (con el delantero a punto de cumplir 22 años) menos de cinco millones de euros al Lech Poznan, aunque luego le faltó astucia para evitar que en 2014 se 'escapara' libre al Bayern cuando su valor de mercado se situaba ya en 50 millones.

Robert Lewandowski, en un partido de Copa alemana con el Dortmund en octubre de 2010.

Con Dembélé saltó la banca. En apenas un año multiplicó su precio por ocho. Pagaron 15 millones al Rennes y luego lo vendieron por 115 millones de euros (más bonus) a un Barça con urgencias tras la salida de Neymar. En los últimos cinco años, el Dortmund ha sido el equipo de la Bundesliga que mejor saldo ha obtenido en el mercado de fichajes: un superávit de 68 millones de euros.

Ni Dembelé ni Aubameyang están entre los diez fichajes más caros de la historia del club. Ni sumando lo pagado por ambos (28 millones de euros) alcanzarían al más caro (Schürrle, 30 M€), pero entre los dos han dejado en las arcas renanas más de 175 millones de euros. El equivalente a sus ingresos de televisión nacionales durante casi tres temporadas. Para ponerlo en equivalencia, es como si el Madrid o el Barça ingresaran 360 millones por dos traspasos.

Christian Pulisic en un amistoso contra el Benfica disputado en Estados Unidos en la pretemporada de 2018.

Ousmane Dembélé, en septiembre de 2016.

Su penúltimo golpe de efecto comienza a llamar la atención. En el verano de 2017 arrebataron al Manchester City a Jadon Sancho, flamante internacional con Inglaterra en la última convocatoria de Southgate (debutó jugando 12 minutos contra Croacia). Pagaron ocho millones de euros al City casi por cortesía, pues podrían haber conseguido la carta de la libertad abonando derechos de formación. Con 18 años y apenas 305 minutos jugados, Sancho suma dos tantos y es el mayor asistente de las grandes ligas europeas con seis pases de gol. Los mismos que lleva Suso en el Milán, pero el rossonero ha jugado más del doble de minutos (720').

Jadon Sancho, en el Dortmund-Mónaco de la primera jornada de Champions.

Y no todo el oro reluce. En su cantera, el Dortmund guarda a otro diamante por pulir, el camerunés Youssoufa Moukoko. Con solo 13 años oficialmente (cumplirá 14 el próximo 20 de noviembre) ya brilla en la Bundesliga Sub-17. La temporada pasada marcó 40 goles en 28 partidos (uno cada 52 minutos); hizo cuatro hat-tricks, un póker y marcó en todos los encuentros del playoff por el título. Esta campaña ya lleva 14 goles (tres hat-tricks y un repóker) en nueve encuentros, mejorando ligeramente su promedio goleador (uno cada 49 minutos). El futuro lleva su nombre.

0 Comentarios

Normas Mostrar