Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • MotoGP
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Holandesa
  • Moto3
Liga Endesa ACB
Baxi Manresa MAN

-

Iberostar Tenerife TEN

-

Montakit Fuenlabrada FUE

-

UCAM Murcia MUR

-

Kirolbet Baskonia BAS

-

Coosur Real Betis BET

-

Valencia Basket VAL

-

Unicaja MAL

-

Premier League
Liga Holandesa
Zwolle Zwolle ZWO

-

ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

-

Groningen Groningen GRO

-

Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

-

FC Emmen FC Emmen EMM

-

Fortuna Sittard Fortuna Sittard FSI

-

Feyenoord Feyenoord FEY

-

Heracles Heracles HCL

-

Temas del día Más temas

Alavés-Real Madrid

Laguardia: "Ramos es un referente para todos los que somos defensas"

Laguardia: "Ramos es un referente para todos los que somos defensas"

PAULINO ORIBE

Diario AS

El central del equipo vitoriano cree en las posibilidades del Alavés en el encuentro de la octava jornada ante el Madrid.

Quinta temporada en Vitoria, con tanto movimiento en el club estos años, es una etapa larga.

Sí que ha habido cambios. Sobre todo con el ascenso cambiamos casi toda la plantilla y sobrevivimos Manu (García), Pacheco y yo. Estoy contento por seguir creciendo a la par que el club.

Es el único que lo ha jugado todo con Pacheco.

Lo primero son los resultados colectivos y luego en la parte individual estoy muy contento. Desde que llegó el Pitu me mostró su confianza, en un momento muy difícil para mí porque salía de una lesión. ¡Era un jugador que llevaba siete meses parado! Fue un extra para mi moral en ese momento.

¿Refuerza más los consejos de un entrenador que ha jugado en su misma posición?

Que Pellegrino y el Pitu hayan sido jugadores en mi puesto es una suerte porque han sido importantes en el fútbol y ese tipo de gente tiene algo que mostrarte.

Y antes de ellos, con Alberto y Bordalás también fue indiscutible…

Sí de todos saqué algo importante. Tuve esa confianza. He trabajado duro para ganármela. Todos tienen algo que enseñar y te ves con cosas para aprender.

Todos dicen que la gran virtud de Abelardo es el sentido común.

No solo en el fútbol, también en la vida es algo importante. El sentido común está muy devaluado por desgracia. Y el Pitu demostró cuando vino que es su mayor cualidad. Fue una salvación histórica. Y lo logró sin extravagancias. Es muy cercano al jugador.

Manu, Pacheco y usted se mantienen como el alma del vestuario. Los supervivientes de la época fuera de la cúspide. Aludió al final del mercado estival que si pudiera encerraba a Pacheco en un cuarto, por si se lo llevaba alguien…

Aparte de lo que significa para el vestuario porque lleva muchos años, su valor en el fútbol es enorme. Es como un delantero que mete 20 goles y te da 20-25 puntos; este por sus cualidades, lo que lleva demostrando, también lo hace. Me decía en agosto que se iba a quedar pero yo pensaba que algún club se iba a acordar de él en último día de mercado y sería un gran problema. Es un placer y un honor seguir jugado a su lado y contar con un portero así.

Sí bribón, hablaba de él, pero por usted también había cantos de sirena. La Premier le gusta. ¿Por qué sigue?

He pasado muchas cosas en mi vida, también negativas como impagos y lesiones, llega un momento en el que aterrizas en un club y piensas que no es el mejor sitio al que podías ir pero encuentras una ciudad para crecer, estar tranquilo… y es lo que me ha pasado en el Alavés. Firmé un año y pensaba que no estaría más de uno; si me preguntas ahora pienso en acabar mi carrera aquí. Me ha aportado mucho a nivel personal y profesional, hemos crecido de la mano. La gente también me ha aportado. Vine de un año regular en Zaragoza y en mi carrera el Alavés siempre será el club más importante.

Se lo ha tenido que currar. Desde el Alcorcón, aquel año con Marcelino en el Zaragoza…

Con Marcelino debuté en su primer año en Zaragoza, luego tuve varias cesiones, no encontraba mi sitio y volví en la etapa más difícil, a punto de desaparecer, para uno de la casa es más duro vivirlo. Todo en la vida te lo tienes que trabajar, a nadie le regalan nada. Estoy orgulloso de mi trayectoria hasta hoy. Todo lo que me ha pasado ha hecho que sea el jugador que soy.

Lo del coliderato, que andan rondando, es un sueño...

Vamos a pelear por lo máximo porque el grupo tiene máxima ambición. Nunca pecaremos de falta de ambición pero el discurso real es que sabemos quiénes somos, un club pequeño, aunque internamente sabemos que somos grandes. Sabemos de dónde venimos y lo que nos ha costado llegar hasta aquí. Soñar es gratis, sabemos que el objetivo es la salvación. La alegría es que nuestra gente se sienta identificada con el equipo e intentaremos estirar el momento lo más que podamos.

¿Se ve de otra manera la vida tras siete meses de baja por una grave lesión?

Los halagos debilitan y hay momentos en los que todo el mundo te presta atención. Cuando sufres una lesión así se acaba eso y te quedas con la gente que está en el día a día y de verdad le importas. Esa es la mejor lección de todo. Lo que se sufre con la lesión es lo que te queda para siempre.

Ver a todo el equipo con su camiseta en la final de Copa de 2017 tiene que ser lo máximo.

Endulzó un poco la derrota porque fue un palo muy duro.

Hizo lo posible por llegar arriesgándose a una recaída.

Un futbolista en el Alavés no va a vivir muchas finales, era ‘la final’ y me la perdí. El cuerpo técnico lleva muchos años y te unen muchas cosas a él, es un gesto que jamás olvidaré.

De ahí sus frases de solidaridad con Agirretxe y Llull, que han pasado su propio calvario. ¿Eso une a deportistas?

Te une a ellos, porque cuando volvemos todos sentimos las mismas emociones. Si te paras a hablar con ellos, compartes muchas cosas.

Llega el Madrid: tres partidos sin marcar y sin perder. ¿Asusta o da un punto confianza?

Las dos cosas. Te da confianza porque jugamos en Mendi y eso otorga un plus de confianza. Y te asusta porque sabemos qué equipo es, y el hambre que tienen de callar esas críticas que están recibiendo va a ser enorme. Va a ser muy bonito, el Madrid va a ser el Madrid esté Cristiano o no y tendremos que sufrir y correr mucho para ganar los tres puntos.

¿Cuál es el delantero que más guerra le ha dado?

Torres. ¡Pensaba que iba a ser lento y menudo un bicho!

¿Más que Cristiano o Messi?

Son diferentes, Messi sin mirar a la portería sabe dónde está y te mete el gol. Torres o Suárez son de más contacto, les encanta ir al choque, son peleones. Me quedo con Torres.

Su ídolo es Puyol.

De pequeño tenía un póster de él en la habitación. Tenía el cinco, mi dorsal favorito. A día de hoy conservo una camiseta colgada que intercambié con él. Por lo que ha representado dentro y fuera, por su personalidad y forma de jugar es mi espejo, ahora se ha esfumado un poco ese perfil de jugador.

Y de Ramos ¿qué me dice?

Otro ejemplo de central, siempre con las críticas en el punto de mira, respondiendo a todo eso y dando ejemplo en todo tipo de aspectos, lo ha ganado todo y es un referente para todos los defensas.

 

0 Comentarios

Normas Mostrar