LAS PALMAS

Macedo: "Claro que me hubiera gustado seguir en Las Palmas"

Macedo: "Claro que me hubiera gustado seguir en Las Palmas".

Felipe Sevillano

Diario As

El jugador, que se ejercita en Brasil, anhela volver a jugar en España. "Me hablaron de varias ofertas, pero la empresa nunca me dijo nada", explica.

Si no fuera por la extensión y la distancia que las separa, Río de Janeiro y Las Palmas de Gran Canaria parecen ciudades hermanas. Una en Brasil, la otra en Canarias. Como el fútbol, su idioma es universal. "Son distintas por el tamaño pero por el mar, sol y clima son iguales", sostiene Míchel Macedo. Allí, en el escenario sede de los pasados Juegos, se ejercita desde el 15 de junio, en busca de un futuro mejor, este lateral derecho brasileño que hace poco causara sensación en LaLiga.

Procedente de la UD Almería, Las Palmas se hizo con su fichaje en el verano de 2016 para ser un fijo en los planes de Quique Setién, sobre quien no puede tener mejores palabras. "Es un entrenador increíble", se escucha al otro lado de la línea. Aquel primer año en Gran Canaria forma parte de sus más distinguidos recuerdos: "Cada día hacíamos entrenamientos muy serios, pero el equipo estaba junto. Íbamos a jugar y disfrutábamos bastante. Cuando organizábamos alguna cena íbamos todos", relata.

Tan bien le fue a título particular que el Barça le echó el ojo: "Tras mi primera temporada se especuló con el interés del Barça, y estaba en una lista de jugadores que seguían. Pero no pudo ser. Cuando volví de vacaciones me lesioné y estuve dos meses fuera". Precisamente, ese verano fue el comienzo de una espiral negativa de la que Macedo está saliendo poco a poco.

Oscuridad. Cuando parecía que se encontraba en su mejor momento, su camino empezó a oscurecerse. "Hablaba con directivos de clubes europeos importantes, algunos incluso de España, que me decían que le habían hecho ofertas por mí a la empresa. Pero nunca me llegaron y por eso estoy así", asegura. Se refiere Macedo a Stellar Group, con la que yo tienen ningún vínculo más allá de un melancólico recuerdo: "Me gustaba trabajar con ellos, estaba muy a gusto. Pero durante mi segundo año en Gran Canaria algunas cosas no me gustaron, me entró el bajón y decidí cambiar". Ahora es su hermano, Wendell Teixeira, quien gestiona su carrera.
Las Palmas. Macedo es claro a la hora de hablar sobre su salida de Las Palmas. "Claro que sí, me hubiera quedado en Las Palmas en Segunda", dice. "Me encanta esa ciudad, Gran Canaria y su gente. Le dije al club que, si pudiera firmar por 2-3 años, con mucho gusto seguiría allí", insiste ante de añadir: "La UD llegó a hablar con la empresa (Stellar Group). Nosotros también lo hicimos, pero no llegó ninguna llamada. Entendí que el club tenía otros planes". Así de cambada empezó una segunda temporada de amarillo. La gestión deportiva también hizo de las suyas. "Las salidas de Setién y jugadores como Roque o Boateng nos acabaron perjudicando a todos", relata. Después, antes del parón navideño, se lesionó. "Sabía que estaría un mes parado y tenía miedo de recaer. Quise sacar lo mejor de mí pero no podía".

Es lo que intenta ahora, machacándose día tras día. Le quiso el Sao Paulo y rechazó al Corinthians. "Decidí esperar y acabaron firmando a otro futbolista", confiesa. Se declara apto para fichar ya por cualquier equipo. Con calma, busca coger carrerilla por la derecha y siempre mirando hacia España, su gran prioridad.

0 Comentarios

Normas Mostrar