Competición
  • Clasificación Eurocopa

NUMANCIA 1 - CÁDIZ 1

El Numancia no puede con un Cádiz que sufrió con diez

Ambos equipos se repartieron los puntos en un partido donde los soriano no pudieron y los gaditanos aguantaron e incluso quisieron.

Numancia y Cádiz se repartieron los puntos en un partido donde los soriano no pudieron y los gaditanos aguantaron e incluso quisieron. Este es otro Numancia. Es normal. Por el contrario el Cádiz sigue fiel a la idea de Cervera, transiciones rápidas y si es aprovechando la velocidad de las bandas mucho mejor.

El equipo soriano tiene un problema a la hora de sacar el balón. No es cuestión de recordar a nadie, pues calidad hay de sobre en la actual plantilla, pero la descongestión en determinadas fases del partido, se echa de menos. Por tal motivo, el equipo local tuvo algún que otro susto que no llegó a mayores. Yeboha, nuevamente, volvió a encandilar a los suyos con sus jugadas personales por banda derecha, si bien sus centros no terminaban de llegar a los hombres en el área. El Cádiz se acercaba, sí, pero sin el peligro necesario para lograr el tanto.

Gol que llegaría tras un penalti. El colegiado vio el agarrón de Mauro a Guillermo, pena máxima que se encargaría de transformar el ariete bilbaíno. La parroquia se frotaba las manos ya que faltaban escasos segundos de llegar al descanso.

Pero un córner fue rematado libre de marca, mejor dicho mal marcado, Kecojevic, mandando el balón al fondo de la red.

Todo se precipitó en la segunda mitad. López Garai vio el problema de su equipo y dejó en los vestuarios a Gutiérrez, retrasando Escassi su posición y saltando al centro del campo Larrea pero no solucionó el problema ya que los pases que dio eran todos horizontales, fáciles, o bien atrás, a la defensa. El Numancia no terminaba de asustar a Cifuentes. Con todo, Kecojevic, el autor del gol para los suyos realizó una dura entrada por detrás a Yeboah cuando éste iba a encarar a Cifuentes por la que vio tarjeta roja directa.

El Numancia se las prometía felices pero lo cierto es que sucedió la máxima del fútbol. El Cádiz tenía más peligro con diez que con once ya que buscaba más si cabe la portería rival en velocidad. El Numancia tenía en punta dos delanteros pero no terminaba jugada y es que Viguera se colocó demasiado lejos de la portería, casi de media punta. El Cádiz terminó el partido como pudo, dando por bueno el reparto de puntos.

El Detalle

El excapitán del Numancia, Julio Álvarez realizó el saque de honor del partido. El jugador con más partidos en la historia del club soriano, recibió una camiseta cuyo dorsal eran los 264 partidos disputados, además de la insignia de oro del club que le puso el presidente Francisco Rubio.

0 Comentarios

Normas Mostrar