ATLÉTICO 1 - RAYO 0

"Esto no hubiera existido sin la rebeldía de los jugadores"

"Esto no hubiera existido sin la rebeldía de los jugadores"

Mariscal

EFE

Espectáculo en el Wanda Metropolitano tras el 1-0 ante el Rayo para homenajear a los jugadores. Hubo algunos pitos a Filipe.

Tras el sufrido 1-0, llegó el relax. Los aplausos más que merecidos para los supercampeones de Europa. El Atlético ofreció el primer título de la temporada a su afición en medio de un espectáculo de música, fuego y luces propio de las grandes noches. Uno por uno, los futbolistas rojiblancos saltaron al centro del campo con su camiseta azul marino conmemorativa y recibiendo una ovación, cada uno con una canción de fondo. Y tras ellos, los técnicos y finalmente, la Supercopa de Europa, en brazos de Godín.

Apenas se fueron espectadores. Prácticamente todos se quedaron para la fiesta. Empezando por Oblak, héroe por enésima vez apenas unos minutos antes, salieron de la boca de vestuarios hacia el centro del campo. Y tras los porteros y varios defensas, salió Filipe: hubo aplausos para el brasileño, pero también algunos pitos. La grada se pronunció (cuando se cantaron las alineaciones apenas se oyó nada) y parte de la hinchada está disgustada con las ganas del jugador de dejar el Atleti.

Griezmann fue uno de los que más disfrutó la fiesta. Salió saltando, bailando y en medio de una ovación atronadora. La comunión del '7' con la grada es ya total. El último antes de que apareciera la Supercopa fue Simeone, tranquilo él pero enloquecida la grada, que solapó la música con el "Cholo, Cholo".

Y salió Godín, con la Supercopa entre sus manos y la levantó ofreciéndosela a los más de 50.000 espectadores del Metropolitano, mientras sonaron el "Campeones, campeones", el We are the champions" y, a un volumen atronador, el himno del Atleti cantado a capela por la afición. Godín dio las gracias a la afición y les dedicó el título: "El mejor trofeo es el respeto y que estén orgullosos de nosotros".

Luego habló Simeone: "Estamos disfrutando hoy de lo que no pudimos por la distancia cuando salimos campeones ante el Madrid. Sin el esfuerzo, la rebeldía y el querer de los futbolistas, jamás habría existido. Empieza una nueva temporada, no nos dejemos llevar por lo que digan los demás. El único camino que conocemos en el Atlético es el trabajo, la unidad y el compromiso". Y todos juntos, con el trofeo, dieron una vuelta de honor al estadio.

El broche a un sábado que arrancó en el Metropolitano con el homenaje a los campeones del mundo, Griezmann, Lucas y Lemar, siguió con un apurado triunfo sobre el Rayo y culminó con la fiesta de los supercampeones.

0 Comentarios

Normas Mostrar