ESPANYOL

Vigo, cruce de ideas del viejo y nuevo Espanyol

Borja Iglesias.

Salvador Sas

El equipo de Rubi empató como el curso pasado, pero remató casi cuatro veces más, ganó la posesión y se asentó en campo rival.

Las dos últimas visitas a Balaídos han finalizado con idéntica recompensa para el Espanyol: 2-2 el curso pasado y 1-1 en el estreno de la presente Liga. Pero cada punto se logró por caminos opuestos, reflejo del cambio de paradigma al que ha sometido Rubi al grupo, con prácticamente los mismos jugadores: cinco repitieron de titular y solo Borja Iglesias no estaba en la plantilla. ¿Qué datos saltan a la vista entre ambos encuentros?

Remates. En el encuentro jugado el sábado, el Espanyol realizó 14 remates y el Celta 13. Una estadística igualada. Los blanquiazules anotaron un gol, remataron cuatro veces entre los tres palos, otros cuatro lanzamientos fueron lejos del marco y cinco de ellos los interceptaron los defensores celestes. El equipo perico llegó al gol por diversos camino. Lo intentó a balón parado, desde donde marcó; con remates desde fuera del área, pases a los espacios y combinaciones dentro del área. En la campaña 17-18, la estadística habla por sí sola: 18 tiros del Celta, cuatro del Espanyol.

Posicionamiento. Todo acontece debido a una intención, y la del Espanyol es opuesta a la del curso pasado. Más valiente en su propuesta y en su estructura ofensiva. En el partido jugado en la campaña 17-18, hasta nueve jugadores se pasaron más tiempo del partido en campo propio, y solamente Gerard Moreno estuvo por delante. No ocurrió lo mismo el sábado. Solamente la posición media de seis jugadores no sobrepasó el mediocampo, aunque se quedaron cerca, como Javi López o Dídac Vilà. Borja Iglesias, Piatti, Baptistao y Darder pasaron más tiempo en campo rival que en el propio, señal de que la defensa perica subió metros.

Pases. El Espanyol del sábado dio 179 pases en campo rival, lo que demuestra que dominó por momentos, logró situarse en ataque y eso provocó que se aumentaran las aproximaciones al área. Hace un curso, los pericos solamente dieron 78 pases en campo rival. Un ejemplo son los laterales. Marc Navarro y Aaron Martín dieron 18 pases entre ambos, los mismos que Javi López el sábado. El que más intervino hace un curso fue Gerard Moreno, con 14. Marc Roca dio el sábado 27 y Dídac Vilà, 26. En la siguiente tabla se ven las diferencias de forma clara entre ambos duelos.

Posesión. El curso pasado, el Espanyol tuvo un 28% de posesión. Siempre a merced del Celta, se dedicó todo el partido a defenderse en camp propio, fue incapaz de sacar el balón jugado desde atrás y solamente rompió a los locales al contraataque y gracias a la genialidad final de Gerard Moreno, quien hizo el 2-2 en el añadido. El sábado, el Espanyol tuvo más el balón que el Celta, un conjunto acostumbrado a dominar los partidos. Consiguió el 51% por el 49% rival.

 

0 Comentarios

Normas Mostrar