REAL ZARAGOZA

La cantera al poder

Ratón, Delmás, Lasure, Nieto, Zapater, Guti, Biel, Pombo y Raí son los nueve jugadores del primer equipo que han pasado por la Ciudad Deportiva, mientras que por detrás ya asoma una gran generación liderada por Soro.

0
La cantera al poder
ALFONSO REYES

La cantera está siendo protagonista en la pretemporada del Real Zaragoza y el  miércoles fue una prueba de ello: por la mañana el club anunció la renovación por cuatro temporadas de Carlos Nieto, que pasa a formar parte del primer equipo a todos los efectos, y por la tarde Alberto Soro le daba la victoria a los aragoneses frente a la Real Sociedad con un golazo en el último minuto. Hechos que confirman las palabras de Lalo Arantegui desde que se hizo cargo de la dirección deportiva: "Quiero recalcar que una de las bases del proyecto va a seguir siendo la cantera", señaló el pasado 12 de junio.

Ya el pasado verano, Lasure, Delmás, Zalaya y Raí, además de Pombo, que ya había formado parte del primer equipo en la recta final de la temporada 2016-17, se unieron a Zapater y Ratón, los únicos jugadores de la primera plantilla que habían pasado por la Ciudad Deportiva. De todos ellos, sólo Zalaya, que el pasado 30 de junio finalizó su contrato y ha fichado por el Sporting B, y Raí, al que se le busca una salida, no contaron con protagonismo y tuvieron que regresar al Deportivo Aragón. Por contra, Raúl Guti convenció a Natxo González durante la pretemporada y llegó a disputar un total de 29 partidos de Liga, 20 de ellos como titular. Además, David Vicente debutó en Copa y Pep Biel hizo lo propio en Liga.

Precisamente, el centrocampista balear, que se encuentra en un gran momento de forma, renovó en mayo por cuatro temporadas y desde el pasado 30 de junio ya forma parte del primer equipo. Ahora ha seguido sus pasos Carlos Nieto, que en las primeras tres semanas de pretemporada ha convencido a Imano Idiákez. Entre sus virtudes destaca su polivalencia, pudiendo jugar en el rombo tanto de lateral izquierdo, su posición más natural, como de interior.

De todos los jugadores que la pasada temporada pertenecieron al filial, también se encuentran realizando la pretemporada con el primer equipo Sergio García, que hace las funciones de tercer portero y ya fue convocado en las tres primeras jornadas del curso pasado, y Albert Torras, una de las alternativas para suplir a Eguaras hasta que este último se recupere de su pubalgia, aunque Javi Ros y Verdasca parten con ventaja para ocupar el vértice inferior del rombo.

A todos ellos hay que añadir esa generación dorada liderada por Soro, ahora mismo máximo goleador del Zaragoza en la pretemporada, que tan bien lo hizo la pasada campaña en el División de Honor Juvenil, siendo subcampeón de Liga y clasificándose para la Copa del Rey. La gran mayoría de estos jugadores formarán parte del Deportivo Aragón esta temporada, también de la mano de Javier Garcés, aunque algunos de ellos ya saben lo que es realizar la pretemporada con el primer equipo: el propio Soro, Enrique Clemente, que está dejando grandes sensaciones tanto de central, su posición natural, como de lateral, David Vicente, su hermano Carlos Vicente y Marcos Baselga.

Son los representantes de una generación que viene pegando fuerte y que ilusiona en el seno del Real Zaragoza de cara al futuro, tal y como reflejó Lalo Arantegui: "Debemos tener cierta paciencia con esta generación que viene, muy joven y que va a competir en Tercera. Les espera un cambio de todo lo que han conocido hasta ahora, pero no me cabe duda de que ese es el futuro del Real Zaragoza".

En esa misma línea se mostró también Imanol Idiákez hace un par de semanas: "Tengo los ojos muy abiertos, estoy deseando que tiren la puerta, pero debemos tener un poquito de paciencia. No me gustaría que corriéramos porque creo que tenemos una muy buena generación detrás, incluso me atrevería a decir que dos, y estamos esperanzados en que puedan ser el futuro del Real Zaragoza, pero no me gustaría precipitarme con ninguno de ellos y menos colgarme una medalla para que dentro de un tiempo sean cadáveres". El zaragocismo puede estar tranquilo. Hay cantera. Hay futuro.