ASTV

REAL MADRID

El agitado verano del Madrid: Cristiano, Zidane... y ahora Modric

El equipo blanco ha vivido un traumático cambio de entrenador, la marcha de su gran estrella y, ahora, los coqueteos de Modric con el Inter.

Los coqueteos de Luka Modric con el Inter de Milán de los que se hacen eco en Italia son, momentáneamente, el último capítulo del verano más movido del Real Madrid en los últimos tiempos. Tras varios años de estabilidad y anodinia en el período estival en lo que a estrellas se refiere, este sí ha sido un verano de movimientos.

La Decimotercera conquistada en Kiev fue la culminación de un trienio glorioso para el Real Madrid pero también fue el pistoletazo de salida al verano más movido del equipo blanco en los últimos años. Las declaraciones de Cristiano Ronaldo y Gareth Bale abriéndose a sí mismos las puertas del club empañaron la celebración de la tercera Copa de Europa consecutiva. Apenas cinco días más tarde, Zinedine Zidane dejaba en estado de shock al madridismo con la sacudida del anuncio de su renuncia a continuar siendo el capitán de la nave blanca.

La búsqueda del nuevo inquilino para el banquillo del Bernabéu mantuvo en vilo a la afición durante doce días. El desenlace fue un culebrón en sí mismo. 50 horas de vértigo en las que se anunció el fichaje de Lopetegui, este fue destituido como seleccionador de España y finalmente, acabado el partido inaugural del Mundial de Rusia y a 24 horas del que debería de haber sido su debut mundialista con La Roja, presentado como nuevo técnico del Real Madrid.

El inicio del Mundial trajo unos días de calma. Hasta que desde Italia llegaron los primeros vientos de la marcha de Cristiano Ronaldo a la Juventus. Nueve años después de la mayor presentación jamás vivida en el Bernabéu, la gran estrella del club, el máximo goleador de su historia, dejaba la Casa Blanca.

El mercado, sin ser agitado, ha vivido en estado de marejadilla. El oficialmente desmentido interés en Neymar y Mbappé, los rumores por Hazard... sin olvidar la cuestión tanto tiempo latente de la portería, con Courtois en el foco a falta de una semana para que el Chelsea se quede sin maniobra para cubrir una hipotética baja del belga rumbo a Madrid.

El capítulo de altas ha estado vivo con el fichaje de Odriozola, el de Lunin y la llegada de Vinicius, todos ellos con sus correspondientes presentaciones. Sin embargo, la estrella que ocupe el vacío de Cristiano aún no ha llegado y las grandes ilusiones de la afición han sido desactivadas por el propio club. Y en ese mar de inquietud con la pretemporada ya en marcha, Modric, una de las sensaciones del Mundial y firme candidato al Balón de Oro, se deja querer por el Inter (sus agentes han conversado con los italianos), pero el Madrid ni se plantea la salida del croata, que tiene contrato hasta 2020. Los representantes del jugador quieren firmar el último gran contrato (Modric tiene 32 años) y si no es en el Madrid (el club tiene pensado mejorarle la ficha aunque prefieren esperar) no se cierran ninguna vía. Pero en el club blanco lo tienen claro: "Modric no irá del Madrid por menos de los 750 millones de su cláusula".

0 Comentarios

Normas Mostrar